Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lículas entre las que se cuentan La becerrada La gran familia Vuelve San V a l e n t í n Con el viento solano Ninguna de ellas, ni siquiera esta última, con la que volvió a sonar su nombre en Cannes, ha proporcionado a María José otro papel de proyección ry éxito tan multitudinarios como el de la niña enlutada María José, que allí encarnaba un personaje plenamente español, con acento y dimensión tiernamente humanos, no ha tenido después suerte u oportunidad de tenerla. El teatro la ha acaparado casi por completo, compartiendo su tiempo con algunos programas de televisión. En 1967, tras haber cumplido sus deberes maternales; -Marta, su primera y, hasta ahora, única hija, tiene ya un año- María José, apartada de su profesión durante el tiempo necesario, volvió con una obra singular, Romeo y Jeannette de Jean Anouilh, otra adaptación del tema shakespeariano, enmarcada en un ambiente sórdido y poético a un tiempo, y obtuvo un auténtico triunfo, prolongado ahora con La casa de las chivas de Jaime Salom. Me gustaría interpretar el papel de Juana de Arco por su generosa rebeldía, por su entrega a los demás, por su entereza y sentido de la verdad y la justicia. Me crezco ante el drama, y el de la Doncella me parece completo y sugerente, Heno de matices. Nada interesa a María José Alfonso fuera de su profesión, y nada deja de interesarla. Menuda de cuerpo, nerviosa; no muy delgada, no como ella quisiera; morena teñida de casi pelirroja, pecosa, extraordinariamente fotogénica, M a r í a José Alfonso es un actriz con fibra de tal, un ejemplo típico de voluntad y afán de superación. En su carrera, sin sorpresas ni altibajos, se observa ese afán, esa voluntad de triunfo, esa entrega sin reservas que caracterizan una vocación. Ahora su nombre cuenta entre la media docena de actrices jóvenes de nuestro t e a t r o nuestro cine y nuestra Televisión. No quisiera, y esto creo que nos pasa a todos los actores, parecerme a nadie, pero admiro especialmente a Susan Hayward, y, también, a Jeanne Moreau. La Hayward es para mí un ejemplo de actriz, capaz de interpretar tanto un papel eminentemente dramático como un cómico, y de hacer con gran estilo, incluso, una comedia musical. Lajelicidad no se aprende Ul No ha encontrado, sin embargo, María José, esa obra, ese papel que encumbr; definitivamente a una actriz, que incluso la supera en popularidad. Fuera de La tíS El camino artístloo de María José Alfonso en sus diferentes Interpretaciones: en La casa de las Chivas de Salom, oon Franolaoo Valladares, en oartel ahora en el teatro Marqulna; en ¿Quiere usted Jugar oon mi... de Aohard, oon Venancio Muro (TVE) m Romeo y Jeannette de Anouilh, oon José Luis Pellloena (teatro) en la presentaolón de Con el viento solano en Cannes, aoompañada de Antonio Cades; Cuando tú no estás de Mario Camus (olne) y en un primer plano de su aotuaolón en el teatro Valle Inolán en la citada obra de Anouilh.