Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 laría José Alfonso ha Intervenido en dleoisieto poioulas. 8 u mejor éxito en él olne lo obtuvo en La ñifla de luto e Manuel Summers- -a la Izquierda- ouya interpretaron mereoló el elogio de Prlti Lang y Charles Boyar. Sobre tas Ifneas, una muestra de su arte Interpretativo y de su espléndida fotogenla en Oon el viento solano de Mario Oamus. PERTENECE María José Alfonso a esa promoción, surgida c a s i por ensalmo, hace ya una docena de ñ o s de los escenarios universitarios, 1 T. E. U. de Madrid, especialmente, na promoción que hoy domina parte del inorama del cine y del teatro español, íe ha dado actores, actrices y directores, que no lleva trazas de repetirse en igual intidad ni calidad. Maria José Alfonso, nacida hace veinpocos años en Madrid, de familia silada en una burguesía media, muy al íargen de cualquier actividad artística, omenzó recién cumplidos los once años frecuentar las aulas del Instituto Lope e Vega, de Madrid, en la calle de San ernardo, justamente al lado de la Bsuela de Arte Dramático. Y, con el paso e los años y la influencia de una prima lya, Rosa Alfonso, incipiente actriz rerada de los escenarios por el matrimoo, María José alternó las aulas del Instuto con las de la Escuela, aunque no guiera, propiamente, los cursos de arte ramátko. Creo que a todos nos gusta sentirnos i poco actores alguna vez en la vida, mi me gustaba recitar en el colegio, y ego, cuando por acompañar a mi prima osa asistí a algunas clases en la Escuela Arte Dramático, comencé a intuir que la era mi verdadera vocación y no la de édico, con la que comencé los últimos irsos del Bachillerato. Alternando con las clases de Biología, ¡encías y Filosofía, con el título de Baíiller en la punta de los dedos, María osé Alfonso comienza a intentar, tímidaíente, el acceso a los estudios de doblaje, i radio. Y luego, sin llegar a ingresar i la Universidad, comienza a formar arte de los repartos del Teatro Español fniversitario. Juan José Alonso Millán irige Los cuernos de don Friolera de Valle, y María José interpreta uno de los principales papeles. Aún es una aficionada, pero ya está decidida. Será actriz. Tiene diecisiete años y la comprensión de sus padrea. Y una ambición incontenible que la lleva al teatro al aire libre de la Plaza de París, en Madrid, un verano, y a la compañía de Fernando Fernán Gómez como meritoria. Creo que los edificios hay que construirlos partiendo de los cimientos, por abajo. Aun recuerdo con emoción las frasecitas que decía en el Beatriz en La fierecilla domada Sabía que podía llegar. algunos programas grabados y me quedé asombrada al ver el impacto que había causado en la gente, que sólo entonces, pese a que yo habia hecho bastante televisión, se fijó en mi cara y mi nombre. María José Alfonso comenzó su trabajo en Televisión Española como extra en el programa La Zarzuela Poco a poco sus papeles fueron engrosando en importancia y calidad. Y comenzó a alternarlos con interpretaciones teatrales de importancia. En los años 62 a 65 Maria José trabaja sin un desmayo, sin solución de continuidad. Temporadas en el Español, en la Comedia, en el Club. Éxito con Empate a dos de Michel íFernand, junto a Carlos Larrafiaga, y con Raices de Arnold Wesker. Y el cine llama también a su puerta. Manuel Summers busca protagonista para una historia de las suyas, una historia de humor negro amalgamado con una buena dosis de realismo social y con su parte de sátira costumbrista y golpes de ingenio. Es la historia de dos novios eternos separados por una serie de muertes familiares. Y María José es elegida para ser La niña de luto Mariona Rebull y su marido, el señor Ríus, quedan a un lado. María José se convierte en una andaluza de negro riguroso. ¿No le da vergüenza ser así? Es el verano de 1962. María José Alfonso, que realiüa un viaje por carretera, se detiene en un pueblo manchego. Hace calor y con ánimo de tomar un refresco penetra en un bar junto a la salida del pueblo. La dueña del establecimiento le sirve con un extraño gesto dibujado en la cara. No admite la tímida sonrisa ni el comentario sobre el rigor estival. Y, finalmente, salta: ¿Pero es que no le da vergüenza ser asi? Con lo bueno que es el señor Rhwl En un extremo del local, sobre una alta repisa de madera, un televisor exhibía su cara de luna apagada. Mi primer éxito multitudinario fue, sin duda, mi interpretación de Mariona Rebull en Televisión Española. Como la novela duró varias semanas yo dejé La niña de luto en Cannes El éxito de la película de Summers está a punto de convertirse en un hecho trascendental en la vida de María José j Alfonso. La niña de luto representa f a España en el Festival de Cannes y es V 48