Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABO. D O M I N G O 25 DE MAYO DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 53. HOJAS DE ALCABALA LUIS CORONEL DE PALMA, PREMIO DAN HAMMARSKJOLD 1969 El Premio Dan Hammarskjold al Mérito Industrial ha sido concedido el presente año a don Luis Coronel de Palma, marqués de Tejada, director general de la ConComisionados y ponentes federación Española de Cajas de Ahorros. En el año 1957 se regula en nuestra pa- dos tratan con la Administración. Sus tria un procedimiento de determinación de conocimientos de las características del Esta preciada distinción de carácter interlas bases tributarias que, con el nombre negocio de tos agrupados, evaluados o con- nacional que otorga la Organismtion Mongenérico de convenios con agrupaciones de venidos (denominación más expresiva y dialé de la Presse Diplomatique ha sido contribuyentes, tiene como manifestacio- adecuada que la- de contribuyentes) los otorgada en contadas ocasiones a españoles nes concretas las evaluaciones globales y hará valer ante u ¡n funcionario que, teóri- y con ella se premian los méritos en activi- los simples convenios. No vamos a afrontar camente, al tener que conocer la produc- dades filantrópicas y sociales y también en el tema directa, técnica o prácticamente, tividad o el volumen de negocios tan dis- tareas al servicio de la pas. El premio conpues, tenemos que reconocerlo, siempre paras como las ventas ai por mayor del cedido al señor. Coronel de Palma es concrehubo en nosotros adversos prejuicios teóri- carbón, la fabricación de plásticos, la tacos sobre este procedimiento que no son picería, la carpintería metálica, los frutos tamente el de Gran Collar con Medalla de los más adecuados para enjuiciar una secos, la fabricación de juguetes, etc. tie- Oro al Mérito Industrial. realidad. Vamos a considerar los aspectos ne que admitir los razonamientos lógicos personales de los convenios, pero expo- que sobre la productividad o volumen le niéndolos, o tratando de hacerlo, en sus den. ¡Y qué decir de la crisis económica, vas. M cúmulo de grupos y reuniones Jusdimensiones humanas e individuales, pues siempre presente y agravada aún más en tifica cierta desconsideración social que su estimación como fenómeno social o el sector de que se hable, de las subidas acrecienta la importancia de su papel. Las sociológico resultaría demasiado preten- de la mano de obra, del cambio de coyun- discusiones no son posibles y normalmente ciosa, aunque aceptáramos que nuestra tura, de la trascendencia en el grupo de con el oficio que da la experiencia eseducación tributaria está bien servida por la exclusión de cualquier empresa, de las trangula cualquier intento de resistencia él y escribamos burla burlando quejas habidas sobre la valoración del o de complicación. Téngase en cuenta gue ejercicio anterior! Los pobres comisioha permiLa Ley General Tributaria no supo dar nados utilizan todas las formas de expre- la mecánica de las evaluaciones contables o a un contenido convincente a la colabora- sión, sobre todo lamentaciones y, desde tido al llevado ya ciertos juegosmiedo a su estar realizados el ción, social en la gestión tributaria Su togo, no faltan, desde el principio, las que análisis presiona única aportación fue esta rúbrica que, a afirmaciones jeremíacas de que normal- que los ampare. para llegar a un acuerdo fuerza de querer decir mucho, no acierta mente no será posible llegar a un nuevo De todas formas, el ponente llega a ser a decirnos nada. Sigue sin dar fundamento acuerdo. Pero de las concesiones de agrua este sistema que tampoco lo tuvo al im- pados de la Administración surge el con- normalmente aceptado y respetado por el plantarse. El sistema de convenios está y venio y la transacción. grupo, pues el conocimiento de sus comiestuvo huérfano de preocupaciones sustansionados, de algunos de los integrados en He oído decir a un buen y veterano el grupo, de ie al fin y al cabo es él el tivas. El anteproyecto de Ley General Tributaria no contenía este capítulo. Sin pro- abogado que éstas sólo son posibles cuan- definidor He la evaluación y convenio siponérnoslo explícitamente, estimamos que do los letrados empiezan a criticar a sus guiente, crea una serie de relaciones y afiera poco serio considerarlo en una Ley clientes. Los comisionados hacen algo pa- nidades invisibles y humanas que hacen General llamada a subsistir y a orientar, recido con cada una de las dos partes. que el cambio del ponente signifique prelógicamente, nuestro futuro ordenamiento Son los hombres buenos que defienden las ocupación y disgusto. Puede que, en el fontributario. El denominado ocaso de la pretensiones de la Administración ante el do, por aquello de que más vale lo malo llamada colaboración social de los contri- coro innominado de los contribuyentes, y conocido que... buyentes es prueba de estas afirmaciones ante aquélla presentan a éstos como desAlrededor de este personaje pluripersoy de otras que la dimensión espacial de vaidos y a punto de tirar la esponja ante nal y del ponente, personaje unipersonal, que disponemos nos impide resaltar, pero la terrible presión fiscal. se organizado el sistema. Quedan más o que tiene hasta la manifestación legislativa El ponente es el elemento personal más del decreto- ley de 3 de octubre de 1366 y impártante en las evaluaciones. Esto sí que menos presente el presidente y el secretade las órdenes de 3 y 19 de noviembre de obra por sí solo y con un encantador pa- rio de la Junta, los suplentes, el resto de 1966 y de 25 de noviembre de 1967... De ternalismo autoritario, producto del caldo la Ponencia, el asesor de la colectividad, todas formas es un ocaso sin orto... donde se cultiva. Sus consideraciones son cuando existe. Estos personajes nutren la bastante dogmáticas. Tiene la segura trin- lista sin mayores pretensiones. Al fondo, Pero volvamos a nuestra intención pri- chera del resultado del ejercicio anterior. como sombras más o menos impresionanmera de exponer el sistema a través de los No se deja llevar al terreno de considera- tes, el terrible Jurado tributario y el papersonajes que en él intervienen y que han ciones que no sean meramente cuantitati- ciente grupo de contribuyentes. No obstanadquirido carta de naturaleza. Como en cualquier espectáculo, hay protagonistas o estrellas y también coro, ausente o presente; personajes activos o pasivos, de los que se recuerdan y de los que se han olvidado, o incluso ni siquiera se llegó a tener conciencia de su existir. En el plano en que situamos las evaluaciones globales no hay Buques y pasajeros procedentes de! extranjero órgano, hay individuos, o a lo sumo organillos pues los comisionados suelen actuar en conjunción, salvo que entre ellos se dé el trabajador, el oficioso, el listo, el PASAJEROS DESEMBARCADOS 210- 1 NUMERO DE BUQUES ENTRADOS lO.OOO- i diplomático, etc. que terminan por hacer (media mensual) olvidar al o a los otros comisionados. Más, Se todas formas, suelen actuar en trío 205 para que los gritos y las quejas- del coro ausente, pero después paciente, se repartan 9.000 con equidad. No se ha reconocido el mérito dé los comisionados por los contribuyentes. Ni por éstos ni por la Administración. Como todo 8.000i ntermediario, tiene mala Prensa, pues discute a ésta y amarga a aquéllos. Pero son necesarios. En una organización como la nuestra, los comisionados al reunirse con sus co 7.000 mitentes les exponen las terribles consecuencias que pueden originarse de una postura rígida, y conocedores de sus prácticas heterodoxas siembran en ellos el temor y la perplejidad. Consiguen, aun en 6.000lo s contribuyentes rectos, que admitían su cuota aunque esté incrementada por la prima de seguro, contra la curiosidad de la 1.000I nspección o las veleidades de la Administración. Deben tener conciencia de que evaluación gilobal o convenio significa libertad para hacer o deshacer sus cuentas o libros. Utilizan hasta argumento de 1 1964 1965 (966 (967 (963 la supuesta preparación o de la mala 1964 1965 J 966 1967 1968 intención del ponente. El libreto cambia cuando los comisiona- LAS EVALUACIONES Y SUS PERSONAJES GRÁFICOS DE LA SEMANA