Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 25 DE M A T O DE 196 EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 45. otro accidente, cuatro kilómetros antes del lugar en el que perdieron la vida Gitanillo y su yerno, y media hora más tarde. El señor Morris, jefe de relaciones públicas de La Boite madrileña, sufre fractura de siete costillas, luxación de fémur y rotura de varios huesos de la cara. Su estado es considerado grave. Por su parte la señorita Yosent padece una fuerte conmoción cerebral y rotura de labio. HOMBRE SERIO Y DE POCAS PALABRAS Rafael, Vega de los. Rey es, hombre de pocas palabras y reacio a hablar de sí mismo, dijo en cierta ocasión: Yo he sido un torero de los que Hatnan de clase y he toreado siempre sintiendo mucho el toreo En esa frase resumió la seriedad que le caracterizó en los años que consagró a la fiesta brava. Nacido en Sevilla, en 1915, en la Cava de los Gitanos del barrio de Triana- -donde Cagancho y Chicuelo- pasó su infancia arropado en un clima taurino. Hijo de un herrero, que no era aficionado a los toros, se sintió inclinado a la. Fiesta por el ejemplo de su he rmano mayor, Francisco, que luego sería famoso como Curro Puya y el primero en usar el sobrenombre de Gitanillo de Triana Curro hizo cuanto pudo por apartar a Rafael de la Fiesta. Lo internó en el colegio de los Salesianos, en Utrera, y lo animó a Rafael Vega. estudiar. Pero Rafael estaba decidido, y en 1930 comenzó su peregrinación por los tentaderos. El nombre de su hermano le abrió muchas puertas. Actuando con él, en un festival, mató el primer: r becerro, en Tarancón, cuando apenas había cumplido los quince años. Poco después se iniciaba su etapa de novillero. En agosto de 1931, como consecuencia de una grave cornada recibida unos meses antes, fallecía su hermano Curro Puya. Lejos de acobardarse, sintió que se afianzaba su vocación por el toro. Un año después, habiendo despachado más de treinta novilladas sin caballos, hacía su debut en Madrid. Otras cuarenta y tres novilladas con caballos, y ei 18 de agosto de 1933, con sólo dieciocho años, confirmaba en Madrid la alternativa, que había tomado poco antes en Málaga. Torero irregular, que alternaba tardes grises y sosas con otras de triunfo arrollador, alcanzó la culminación de su fama con la aparición de Manolete Toreó con él en la tarde de su alternativa, y desde entonces vivieron unidos por una amistad entrañable. Manolete lo prefería siempre como compañero de cartel, y sus nombres aparecieron juntos muclias tardes. En la luctuosa jornada de Linares, Rafael, que actuaba también junto al gran torero cordobés, se desvivió por ayudarle y por salvar su vida. La muerte de Manolete marcó el comienzo de su alejamiento de los toros. Había hecha varias temporadas en América, alcanzando señalados éxitos en Caracas, en Colombia, en Méjico. Todo lo dejó para dedicarse a los negocios. Poseía un tablao flamenco en Madrid- El Duende que había hecho famoso. Últimamente montó otros establecimientos análogos en la Costa del Sol. Gitanillo de Triana estaba casado con una hija de la famosa bailaora Pastora Imperio, y tenía cuatro hijos. Nunca volvió a vestirse de luces, pero siempre confesó que sentía una profunda añoranza por sus tiempos de torero. MUEREN EN ACCIDENTE DE CARRETERA GITANILLO DE TRIANA Y SU YERNO, HÉCTOR ALVAREZ Su coche derrapó y fue arrollado por un camión en las cercanías de Belinchón (Cuenca) EEGRESABAN A MADRID. TRAS ASISTIR A UNA FIESTA EN VILLA PAZ OFRECIDA POR LUIS MIGUEL DOMINGUIN Madrid. (De n u e s t r a Redacción. A las seis de la mañana de ayer, y cuando regresaban a Madrid tras haber asistido a una fiesta que Luis Migfuel Bominguín había ofrecido en su finca Villa Paz en honor de un grupo de artistas extranjeros que actualmente se encuentran rodando una película en España, el ex matador de toros Rafael Vega de los Reyes, Gitanülo de Triana y su hijo político, el joven matador venezolano Héctor Alvarez, sufrieron un accidente dé carretera en el que ambos perecieron. Gitanillo de Triana iba al volante de su coche, un Dodge- Dart M- 620649, y como único pasajero le acompañaba su yerno. A la altura del kilómetro 71,800 de la carretera nacional de Madrid a Valencia, en las cercanías de la localidad de Belinchón (Cuenca) por circunstancias que se ignoran, el coche del ex torero frenó violentamente- -lo cual se apreciaba por las pequeña de las hijas, Sara, trataban, ahogando su propio dolor, de consolar a la viuda, doña Rosario Rojas, mientras la hila mayor, Carmen, volaba hacia- Madrid, procedente de Sevilla, donde está domiciliada. La otra hija, Pastora, que acababa de perder a la vez a su padre y a su joven esposo, aún no se había enterado de la tragedia, puesto que por estar esperando el segundo de sus hijos en es a ocasión no había acompañado a su marido, quedándose en Caracas, donde tenía fijado su domicilio el joven matrimonio. A las seis de la tarde, en un furgón de la funeraria de Cuenca, llegaron los restos de Rafael Vega y de su yerno. En otro coche los habían acompañado desde Belinchón Manolo Caracol, Luis Miguel Dominguín y Quique Herreros, El primero había salido de Madrid hacia el lugar del accidente minutos después de recibir la triste noticia, mientras que, tanto Luis Miguel como Quique Herreros habían permanecido junto a los cuerpos de sus amigos desde los instantes que siguieron a la tragedia. Los féretros fueron subidos al piso, donde se instaló la capilla ardiente, a hombros de los numerosos amigos que allí aguardaban, produciéndose las lógicas escenas de dolor, fácilmente imaginables. Aunque se pensó en un principio que el entierro se efectuaría en la misma tarde de ayer, dado lo avanzado de la hora no fue posible, y hasta el momento de redactar estas líneas nada se ha concretado sobre el momento en que se llevará a efecto el sepelio. Acompañaindo a la familia se encontrafoan, además de las personas ya citadas. Curro Romero y su esposa. Conchita Márquez Piquer, Concha Piquer, Carmen Sevilla, Lola llores, Luisa Ortega y Arturo Pavón, entre otros muchos. Durante todo el día el teléfono no ha cesado de llamar en el domicilio de la familia Vega, y las visitas y las firmas en los pliegos instalados al efecto son continuas. Todo ello es comprensible si se tiene en cuenta la enorme simpatía que en vida había derrochado él que fue gran maestro de los ruedos. Rafael Vega de los Reyes, Gitanillo de Triana OTROS DOS INVITADOS A LA FIESTA, GRAVEMENTE HERIDOS Desgraciadamente, el trágico epílogo de la fiesta celebrada en Villa Paz no se redulo a las muertes ya reseñadas. Otros invitados a la misma, el señor Morris y la señorita Rocío Yosent, que regresaban a Madrid en un Seat 600. conducido por el citado señor Morris, sufrieron asimismo Un quite de Gitanillo marcas dejadas en el asfalto- -y debido al mal estado del piso (había estado lloviendo, al parecer, gran parte de la noche) el vehículo derrapó y quedó atravesado en la carretera. Un camión que venía en sentido contrario en aquellos instantes no pudo evitar arrollarlo. Kl camión, un Pegaso matriculado en Madrid con el número 448275, era conducido por Salvador Mira Trullas. El fuerte encontronazo aplastó todo el lateral derecho del turismo, cuyo volante se incrustró violentamente en el cuello del famoso ex torero, produciéndole la muerte instantáneamente. Asimismo su yerno, Héctor Alvarez, pereció materialmente aplastado por la portezuela junto a la cual viajaba. A LAS SiEIS DE LA TARDE LLEGARON LOS RESTOS DE AMBOS- ARTISTAS Sobre las cinco de la tarde, un numeroso grupo de personas se congregaban frente al portal del número 18 de la calle de O Donnell, domicilio del desaparecido Gitanillo de Triana Entre ellas, varios amigos y todo el personal de las dos salas de las que era propietario: Gitanillo s y El Duende. En el octavo piso del edificio sus dos hijos, Curro y Rafael, y la más DE LEGANES Empresa privada vende parcela de 20.000 m 2 aproximadamente Totalmente rectangular, todos servicios. Excelente comunicación Teléfono 257 57 28