Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Frank Borman recibe de manos de Ángel Terrón el ejemplar del suplemento dominical de ABC v (9- 11- 69) en el que nuestro colaborador interpretaba el vuelo del Apolo VIII en las pasadas Navidades. LA VOZ E LAS ESTRELLAS FIJAS 373717 CERHAH 354437 B 57 mioge. significa el H 0 11 B R S 57 alee. sición de las Estrellas Fijas y su influencia El interés de muchos por conocer la po- 446717 377464 El astronauta, presintiendo su responsabilidad humaría, dijo: No. No soy supersticioso. Mi fe me ayudará más que una pata de conejo o que cualquier otro amuleto para enfrentarme a los riesgos de la misión Apolo X (ABC, 18- 5- 69, pá 21. Este vaticinio tendría escasa fuerza espiritual si no hablásemos previamente al lector ds ese sueño secular de la Humanidad en el que todos nos hallamos inmersos: conocer un cielo nuevo y una nueva tierra. Los hombres de todas las creencias y en todos los tiempos concibieron ignotas regiones y místicas ciudades siderales que realmente existen en el pensamiento. Sus nombres son Nirvana, Paraíso o Celestial Jerusalén, según el credo religioso que inspire a la mente humana. Por ello, en el marco de íntimos anhelos y vuelos espaciales del espíritu, visitar esas místicas regiones- -la Celestial Jerusalén- -requiere la captación mental de los ultrasonidos que vemos reflejados en las propias letras; es decir, los que están escritos con microgramas, en la misma palabra impresa de la Revelación. Ellos dan testimonio metafísico del pensamiento puro, expresado con 175 micgcs. en la escala numérica de la Fono- Esfera. ¡Y esa es la pureza mental que se requiere para estar inscritos, espiritualmente, en el libro de la vida del Cordero! 552 I0 S 4 17 QV 72517 46617 72332552 ESCBI T 0 S 176 micgSo E ES TAB 776 664 46462676 En ella no entrará cosa impura ni quien cometa abominación y mentira, sino en el libro de la vida del Cordero. (Apoc. 21- 27. Nadie, pues, se extrañe del oráculo de la Falabra cósmica. La misión triunfal del hombre va a cumplirse, científicamente, en el vuelo del Apolo X Pero el triunfo misional del Hombre será profetizar con el testimonio de las Escrituras. El divino Maestro prometió a sus discípulos: Porgue yo os daré un lenguaje y una sabiduría a la que no podrán resistir ni contradecir todos vuestros adversarios (Lucas, 21- 15) radial sobre las luminarias, en el transcurso del vuelo Apolo X me obliga a mencionar los principales aspectos zodiacales. En el grabado puede apreciarse que el día 18 de mayo, fecha del disparó de la cápsula, el Sol transitaba por el signo de Tauro (29 52 La estrella Alcyone en conjunción con el Astro Rey, emitía estos destellos mentalízadores: Protección celeste y revelación mística u oculta. Ayuda de seres astrales muy elevados. Predestinación espiritual. En esa misma fecha la Luna, conjunta a la estrella La Ballesta signo de Gáminis (21 17 lanzaba esta influencia determinante para acometer la aventura espacial: Fijeza mental que triunfa. Actitud decisiva triunfante. Tres días después, 22 de mayo, fecha trascendente por la aproximación de la nave a 15 kilómetros de la superficie lunar, el Sol, en Géminis (1 12 transmitía los solemnes destellos de la estrella El Trono Elevación jerárquica por nombramiento o tradición papular. Mando real, dirección magna. Y la Luna, desde el signo de Leo (8o 49 emitiría el influjo de la estrella Pata izquierda de la gran Osa que produce Inquietudes por lo desconocido: Temor a lo nuevo o moderno. Vacilación. He ahí las antorchas celestes que guiarán el rumbo de la nave espacial, se ún los cómputos del filósofo astrónomo Anaxásoras de Clazomene. Antiguas y modernas teorías: Cómputos estelares y Abecedarios fono- espaciales En suma, tangencias celestes del pensamiento humano investigando el misterio del Cosmos reflejado en el ser: ¡La Palabra y el Tiempo rigen el Universo! Y la voz de las Escrituras sigue ordenando a los discípulos del Señor: Escribe, pues, lo que vieres, tanto lo presente como lo que ha de ser después de esto (Apoc, 1- 19) José María TERRÓN