Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C V I E R N E S 18 DE A B R I L DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 58. PREMIO LUCA DE TENA 1968 PROCESO CONTRA LA LIBERTAD Cuando el intelectual alza su voz frente al régimen autoritario y éste le responde con la característica manifestación de fuerea, el hecho, objetivamente analizado desde Tin país donde por fortuna el Estado nada tengu qus temer de la utilización de las libertades por parte de sus ciudadanos, presenta un doble aspecto: negativo, pues por desgracia permite comprobar una vez más la efectiva existencia de un aparato opresivo dispuesto a actuar en contra de quienes se atreven a mantener opinión distinta y opuesta a la verdad oficial positivo, poique es muestra de que todavía hay quien, a pesar de tener conciencia de su manifiesta inferioridad en un combate desigual, no por ello se resigna a dejar de expresar- -en virtud de una imperiosa necesidad ética, eme casi nos atreveríamos a calificar de biológica- -lo que, según su criterio, cree es de justicia formular públicamente. Acabar con quienes se atreven a esgrimir opiniones disolventes es tarea fácil para un régimen que en verdad sea dictatorial; en cambio, cuando ésta pretende simularse más o menos liberal y democrático, le resaita embarazoso, por cuanto el público proceso que se ve obligado a organiaar, con el fin de justificar la justa y necesaria condena del intelectual perturbador, pone en evidencia la absoluta subordinación del poder judicial al pode? político. La pretendida justicia se trocó, pues, en advertida parodia. El juicio que acaba de celebrarse en Moscú contra Litvinof y la esposa de Daniel, entre otros, ha vuelto a colocar en primer plano de la actualidad la lucha que un cierto sector de los intelectuales soviéticos libra frente al Peder, cuando todavía permanece fresco el recuerdo de las severas penas dictadas contra Daniel, Siniavskl y Guinzburg, que en su día provocaron en todo el mundo la común protesta de cuantos defienden el derecho a la libertad de opinión. A raíz del célebre XX Congreso del Partido, se reconoció oficialmente que más de seiscientos escritores habían sido condesados injustamente a consumirse en cárceles y campos de concentración. Si centenares de intelectuales habían sufrido el opresiva dolor de an Estado policíaco, no mejor suerte les había concedido el dictador a obras de los maestros Destolevád, Sssenin, Uíaiakovski, A hamatova, Bunin, PUniak, Pasternak, las cuales fueron objeto de humillación en manos de censores cuyo servilismo superaba a su incultura. La denuncia publica y oficial Sel terror Impuesto por José Stalin pareció anunciar la posibilidad de que los ciudadanos de la Unión Soviética respirasen con mayor holgura y emprendiesen de una ves por todas el camino bacía, una ansiada, necesaria y justa Tiberalización. Fero cuando parecía que el artículo 125 Se la Constitución- -que garantiza las libertades de- palabra, Prensa y reunión- -iba a ser respetado y llevad a la práctica, nuevos procesos plagados de flagrantes irregnlaridades en el fonflo y en la forma han comjMvido de nuevo la opinión mundial. Eonkovski, en el transcurso del juicio a que fue sometido liase ya varios meses en la capital soviética, por liab r organizado manifestaciones en favor de Siniavski y Daniel, dijo a los magistrados: No necesitamos la libertad para quienes estáü a favor si no hay libertad para aquéllos que están en contra Mientras la libertad d be ser- -y de hecho lo es- -otorgada al ciudadano en los regímenes democráticos, las monocracias imponen como condición sine qua non que el país haya alcanzado una madurez y un nivel social y económico para que pueda ser usada por el individuo. De aquí, pues, que haya quien defienda estos procesos, en el sentido de que los intelectuales no pueden hacer uso de la libertad de expresión porque todavía no ha sido alcanzado el necesario desarrollo para que su aso no entrañe peligro alguno. ¿Habrán de aguardar otros cincuenta años? No lo sabemos. Por lo pronto, ahí están las nuevas condenas contra Litvinof y la esposa de Daniel; no tardarán en ser seguidas de cuantas consideren necesarias, con tal de que el stalinismo pweáa, así, permanecer en el Poder. Los excesos cometidos en nombre de la libertad pueden ccmrertírla en odiosa, pero no impiden que sea bella y necesaria escribió Tccqueville. Nacido en Barcelona hace veintinueve años, Ltiis Pennanyer pertenece a la nueva generación de universitarios incorporados al periodismo activo. Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, Permamyer es colaborador de Cataluña Express Serra D Or Destino y de El Correo Catalán Actualmente es redactor de La Vanguardia Española de Barcelona, en la sección de extranjero. Ha publicado dos guías turísticas: Salamanca y El país vasco y un librs de entrevistas en catalán, 43 Respostes Catalanes al Güestionari Proust prueba de su vocación literaria y periodística. Glosario amistoso alrededor de Luís Permanyer Barcelona 17. Difícil papeleta la mía. Difícil, comprometida y llena de temores. Pero también exclusivo privilegio el de s r primero por la carambola del compañerismo en el cotí diano trabajo, en glosar- -en lo qes buenamente me permita el natural nerviosismo fiel momento- -la figura. -humana y profesional del baresIones Lnis Permanyer. ganador del premio Luca de Tena 1968. La dificultad y el compromiso derivan de la ineludible obligación del amigo y compañero que desea testimoniar, de la forma más expre siva posible, su admiración y su sincera enhorabuena, y no encuentra a mano otra cosa que la máquina de escribir. Entonces ocurre que el personaje se resiste tajantemente a cualquier entrevista, a todo aquello que pudiera altera la normalidad de lo más profundo de su persona. Luis Permanyer, sí, ha conseguido el pare? mió Luca de Tena POTO considera que m obligación, como periodista y escritor, e precisamente ésa: escribir. Eso es todo. Opinión que merece no sólo el respeto, sino la admiración, dado el panorama en que nos movemos en nuestros días en semejante materia. Los temores surgen al pensar que vino no sea capaz de expresar exactamente aquello que dos años de diaria convivencia en el trabajo le han inspirado acerca de la persona qae hoy es noticia nacional. Para no profanan su idiosineraisia- -porque, entre otras cosas, yo no soy quién para traicionar sus deseos- -no diré más que esto: Luis Permamyer es hoy ejemplo de lo que debe ser un periodista moderno. Poseído de las no muy frecuentes facultades de recto raciocinio, frío examen de las cuestiones y capacidad de síntesis; dotado de una fina sensibilidad y un buen conocimiento de cnanto acontece en el vasto mundo; atento siempre al devenir diario, pee- i ocupado por el destino de cuantos sufren y padecen injusticia y oprobio en contra las más elementales libertades del hombre, cerca y lejos, Luis Permanyer es- -ahí es nada- -ran periodis ta, en compañero y un amigo. Basta. Pos- lo demás, y en lo que a mí concierne, sólo alegrías me ha deparado la noticia, la prs- i sentida noticia, qae ha irrumpido junto a mí de improviso, sin un atisbo anterior qae dejara entrever el desenlace. Y no sólo por habar cora- ottinrido el impoMainíe premio eii el conipañero. y amigo, sino por haberlo sido precisameate; por un editorial titulado Proceso contra la H- i besrtad Tema sobre la represión de los imte- j leetuales qae se alzan contra los regímenes autoritarios, tan permeable a mi persona y sobre el que no pocos ratos hemos echado Luis Permanyer y yo. Aquí la personalización esa i G MARTIN. 1 XENTA Máximas exenciones fiscales DE ESPECIAL UTILIZACIÓN PARA ENTRADA INDEPENDIENTE Sobrecarga EMPLAZAMIEN r ¿í? e p j Información en la misma edificación Locales comerciales y almacenes. Pagos aplazados. IBIZA, 41- MAIQUEZ, 46 INFORMES: URMACOSA V lázquez, 93. Tardes.