Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M I É R C O L E S- 9 BE ABRIL DE 1969. EDICIÓN BE LA MAÑANA. PAG. 53. MADRIB al DÍA TEMPEiíAXKKAS ¡Vi DE LA CAPITAL Madrid- Barajas Max. 12,6 Mira. 4.8 A. nueva O rdenansa municipal Madrid. (De nuestra Redacción. Mienpara la lucha contras qae duramíe la pasada Semana Santa los a con t l contammatra la automóviles con matrícula de Madrid y rammación atmosférica, los toques de alardicados en nnastra capital llenaban las cama que la han precedido, las manifestaciorreteras nacionaleis, principalmente las que nes de quienes tienen autoridad en el tellevara aíl Sur y a Levante; mientras que los ma concretando el peligroso grado a que vehículos con matrícula de Madrid y raque ha llegado el enrarecimiento del aire que dicados en nuestra capital estacionaban en todos los huecos ddsp- esiiMes en las ciudades respiramos, no han caído en saco roto. La costeras y bajo los sombrajos existentes en primera consecuencia ha sido la creación las playas de nuestra litoral; mientras que de una conciencia ciudadana consciente del las calles, plazas y estacionamientos de Mapeligro en que se halla inmersa la pobladrid ofrecían numerosos huecos en la hafoición. La segunda, que los madrileños centualmente supersatitrada eárciilacicn, y no tren sus miradas en los lugares donde el endigamos en los apaircamieníos, por las calles, venenamiento de la atmósfera registra los ás bajos. Esto es, en los hipotétiplazas y estacionamientos de la capital de índices más bajos. Esto es, en los hipotéticos diez metros cuadrad España se visron en Semana Santa crecido z metros cuadrados, aproximadamenpi te, de zona verde a los que, según las macontingentes de automóviles con matrículas temáticas, tiene derecho, no menos hipotéde Barcelona y de Zaragoza. ticamente, cada habitante de la capital. ¿Constituye cada una de estas ajardinadas No se ha cumplido, pues, totalmente en y arboladas parcelas un balón de oxígeno cuanto a Zaragoza aquello de que, mientras a disposición de su usufructuario? La salud de los habitantes de una gran ciudad depende, sin duda alguna, de la existencia de zonas verdes. Pero también del ancho suficiente de las calles y de la altura no exagerada de sus edificaciones. Y, por ende, de que los espacios verdes estén al alcance de los pulmones. Porque lo que interesa a cada madrileño es que la pureza del aire que respira se encuentre en las capas bajas, casi a ras del suelo. Para el logro de tal Pureza se requieren amplios y abundantes espacios con vegetación. Si bien es verdad que las zonas verdes de que disponemos suponen el ochenta y d po suponen el h t pmos dos to de la total superficie del término cipal de Madrid- -cifrado en seiscientos siete kilómetros cuadrados- no es menos Te! s. 2317527 cierto que de las dos mil ochocientas seten 2319088 ta y tres hectáreas de parques y jardines existentes, dos mil cincuenta y tres hectáTamayo y Baus, 8 reas corresponden a parques de capitalidad: la Casa de Campo, el Club de Catnpo, la Bárbara de Braganza, 10 Dehesa, de la Villa y Puerta de Hierro. Se sobreentiende, pues, que entesas dos mil cincuenta y tres hectáreas están incluidas las extensiones verdes periféricas que casi delimitan el término municipal. Quiere esto decir que el hipotético disfrute por cada madrileño de los diez metros lo cuadrados de espacio verde que le corres- OFICIAL PRIMERA, dominando todo (taponden exigiría de concentraciones huma- concerniente al Seguro de Incendios solirificación, siniestros, reaseguro, etc. nas en determinados y alejados parajes. cita importante Compañía de Seguros para Concentraciones que, de tener viabilidad, subjefatura o jefatura del ramo. convertirían en irrespirable una atmósfera bien oxigenada. Tal sohtción no es satisfac- Escriban a mano. Indicando experiencia y datos personales, al toria. Lo que importa es la distribución: que Apartado 59.854- MADRID (5.111) se eviten las zonas extensas de conglomerado de edificios y que se simultaneen los bloques con espacios ajardinados. Aquellos planes de hace casi veinte años según los cuales se iba a construir a base de patios de manzanas constituidos en jardines de barrio, con los retoques v disensioU m nes de los organismos urbanísticos, quedao dependiente de primera de sastrería, ron en pura iludan. Los mansos duros, de para colaborar en importante Empresa edificaciones altas, se impusieron en detrimento de la salud. Gran parte de las nuevas exportadora. Es imprescindible que doconstrucción del barrio de Salamanca Permine el idioma inglés. Magnífica opordieron baio aquel urbanismo desorientado, tunidad para persona joven con deseos toda su esperanza. J Logrará corremr el de desempeñar cargo de gran porvenir, j mal el acuerdo- del Pleno mnniciM rtel baEscribid con amplias referencias perso- sado enero sobre la manzana, compróla ¡nales y profesionales al Apartado nú- i em. tr Veh amies, Juan Bravo. Nunez de nalmero 4.050. (5.655. ¡boa v Padilla? -MARLASCA. Barcelona y Zaragoza las ds el mayor conüngenle, séplacas de poblaciones extranjeras ü JLL Ei Príncipe Don Juan Carlo s llegó ayer tarde a Madrid, en. avión de iberia, procedente Je Ginebra. Le acompañaban sus Hijas María Eísna y María Cristina. También llegaran en el mismo avión dugae fie Alba, 1 con dos de sus hSjos, y el dogue de Badajoz, con su Jiija, según informa, la agencia Cifra. los de tierra adentro nos perecemos por asomarnos a la mar, los que habitualmente viven de cara a ella se entusiasman con la idea de adentrarse en el interior. Los bar celoneses, al asomarse a nuestro interior, así lo han demostrado, como también ío manifestaron los madrileños al escapar hacia él litoral. Pero los zaragozanos, pese a su condición de hombres de tierra adentro, han preferido la quietud y el silencio de un Madrid que durante los días de la Semana de Pasión fue una. ciudad casi recoleta, a sumarse a las caravanas motorizadas que poco a poco fueron invadiendo las playas para luego regresar en masa a sus puntos de procedencia. No fueron los automóviles de matrícula B y Z los únicos llegados a la capital. Les acompañaron abundantemente vehículos con matrículas extranjeras, cuyos ocupantes, como nuestros compatriotas, pudieron gustar tranquila y sosegadamente de las bellezas de la capital y de las obras de arte que encierran sus pinacotecas y d e m á s museos. Más coches matriculados que nacimientos, en febrero Más coches se matricularon en Madrid en el pasado mes de febrero que niños nacieron durante dicho mes en la capital de España, según datos que se desprenden de cifras facilitadas por la Sección de Estadística del Ayuntamiento y por la Jefatura Central de Tráfico. La primera fuente informa que en febrero último la población de Madrid ascendía a 3.042.668 personas, y que en dicho mes el número de nacimientos en la capital fue de 5.751. Por su parte, la Jefatura Central de Tráfico ha señalado a un redactor de Cifra que, si bien exactamente no se puede dar el número de vehículos que se matricularon en febrero, la cifra puede establecerse alrededor de los siete mil En Madrid, por tanto, creció en el mes de febrero más rápidamente el parque automovilístico que la población. Nuevo supermercado Un nuevo supermercado, dotado de los más modernos elementos precisos para ofrecer al consumo productos congelados y refrigerados, en las mejores condiciones y con las máximas garantías, fue inaugurado ayer por la mañana en el tramo final de la avenida del Doctor Esquerdo por el comisario general de Abastecimientos, don Enrique Fontana Codina. El nuevo establecimiento- -informa Ci- t