Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
y poesía, cada d Son ignoradas las techas fundamentales de su vida, si bien su muerte suele situarse en torno a 1424. Era el poeta oficial de Enrique IV y parece que debió tener un aran prestigio en su época: es el poeta más abundantemente recogido en el Cancionero de Baena. Su vida nos le muestra como un ser cínico, dos veces casado desastrosamente, concluyó en la miseria mendigando limosna con sus versos. CANTIGAS Generosa, muy fermosa syn mansilla Virgen santa virtuosa, poderosa, de quien Lucifer se espanta tanta fue la tu grand oniildat, que toda la Trenidat en ty se encierra, se canta. Plaséntero fue el primer? goso, Señora, que oviste; quando el vero mensajero te saluó, tú respondisteTroxiste en tu seno vyrginal al Padre celestial, al qual sin dolor pariste Quien sabrya nin dyría quánta fue su olmidanga, o Marya, puerta e vya de salud e de folganga. Fyanga tengo en ty, muy dulce flor, que por ser tu servidor avré de Dios perdonanc. a. Noble rrosa, fija e esposa de Dios, e su Madre dyna, amorosa es la tu prosa Ave, estela matutyna. Enelyna tus orejas de dulcor oyendo a mí pecador, Ad juvandum me festyna. Quien te apela maristelq flor del ángel saludada, syn cabtela non rrecela la tenebrosa morada. Cryada fuste limpia, syn error, por quel alto Emperador te nos dyo por abogada. Que parryas al Mexías dixeron gentes discretas, Geremías e Yssaías, Daniel e otros profetas. Poetas te loan e loarán, e los santos cantarán por ti en gloria changonetas. 1 O beata ynmaculata, syn error desde ahenicio, bven barata quien te cata mansamente sya l Servicio fase a Dyos, nuestro Señor, quien te syi e por amor, non dando a sus carnes vigío. II Desfecha desta cantiga de Santa Virgen digna de alabanga, en ty es mi esperanoa. ¡Santa, o clemens, o pya, o dulcís vyrgo Marya! Tú me guarda noche e dya de mal e de tribulanca. Ave Dei, tnater alma, llena byen como la palsoaa, torna mi fortuna en cabna mansa, con muelia bonanga. InvyolMta permansiste quando Agnus Dei pariste: fasme que non byva trysté, mas ledo syn toda erranga. Tú fueste e serás e eres bendita entre las mugeres, tus EOSOS fueron plaseres en el mundo syn dubdajica. Rosa en Jericó plantada, de ángeles glorificada, Tú seas mi abogada, pues en ty tenso fyanca. Tálamo de Dios e templo, quando tu vyda contem. plo, por leyes nin por enxenplo non fallo tu egualanga. Graciosa vytae dulcedo por quien se compusso el Credo, tórname de tryste, ledo con tus dones de amistanza. Contrario de Eva, ave de los cielos puerta e llave, rruega al tu Fijo suave que me oya mi rroganga.