Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M A R T E S 8 DE A B R I L PE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 71. nal de cada uno de los actos, teniendo que saludar repetidas veces al finalizar la representación. -A. LL. REUNIÓN DE FIGURAS DEL TEATRO EN RA 3 MO BAÍtCELONA Como ya es tradicional, en la noche del Domingo de Resurrección Radio Barcelona reunió en sus estudios a todas las primeras figuras teatrales para brindar por el éxito de la nueva temporada de primavera, que en tan señalada fecha se inicia en todos los escenarios barceloneses. A partir de la una y media de la madrugada, hora en que finalizaron las diferentes funciones en los teatros, desfilaron ante los micrófonos de la emisora decana, entre otros, los siguientes artistas, autores y cantantes: Carmen de Lirio, Alicia Tomás, Ángel de Andrés, Mary Francia, Carlos Lemos, maestro Moreno Torroba, Luis Prendes, Nuria Espert. Julieta Serrano, Ethel Rojo, Arturo Milagros Pérez de León. Elena María Tejeíro, Fernando Sancho y el empresario don Matías Colsada, quien hizo la presentación de Luis Mariano, que dentro ds dos meses debutará en el teatro Apolo con el estreno en España de la milenaria opereta, El cantor de Méjico Asimismo asistieron los críticos teatrales de los diversos medios de información barceloneses. La simpática y animada reunión finalizó pasadas las cuatro de la madrugada. El próximo jueves, día 10, serán dadoa a conocer los premios de teatro y cine Domingo de Resurrección, que anualmente convoca Radio Barcelona, de cuyo Jurado forman parte todos los críticos de los medios de difusión de la ciudad. -A. LL. LA ZAPATERA PRODIGIOSA EN LA TELEVISIÓN FRANCESA París 6. La segunda cadena de la te levisión francesa programó ayer, sábado, la pieza de Federico García Lorca La zapatera prodigiosa en realización de Retó Lucot. Interpretaban los principales papelea Luce Feral (la zapatera) Paul Crauchet (el zapatero) Eric Demain (el niño) Pierre Mirat (el alcalde) Georges Audoubert (el autor) Arlette Gilbert (la vecina) Joseph Falcucci (el íoven) Annick Korrigan (la Joven vecina) -Efe. El realizador, al í In. libra H todos de la angustia, haciendo que tino tíe I03 dos soldados, precisamente ei t; us llova un bsaso en cabestrillo, arregle la cuestión, aunque resulte víctima da los bandoleros. La pesadilla ha pasado. El incidente está realizada con exactitud, una obra casi matemática. De qué manera se presenta a los personajes, concentrándolos en el vagón, cómo han sido elegidos los tipos, el tren que si ue su ruta en la noche, ajeno al drama (la policía o el revisor van en el vagón de enmedio, según se deja decir) todo es como un mecanismo de relojería. dispuesto con admirable pericia por el director Larry Peerce. Baca ya tiempo que la literatura americana, la de Faulkner y Dos Passos enseñó estas cosas al cine, Incluso su manera de hacer. El autor de Manhattan Transfer tenía esta técnica, antíaz. vig- orosa. de darnos retazos despiadados de la vida de Nueva York. Todo ello describe el desamoaro ds la gran ciudad y la falta de asistencia a los ciudadanos, a pesar de la F. S. I. Los dos gamberros armados que humillan en lo más honcío e íntimo a cada uno de los viajeros realizan una interpretación que no puede superarse, íejos del matonismo y de la agresividad tópicos. Parecen dirigidos por un psiquíatra. Nada falla o está indeciso en ste film difícil, atormentador y conseguido. -Antonio DE OBREGON. París vu par... Producción francesa. Título español: París visto por... Directores: Eric Rohmer, Jean Luc Godard, Jean Douchet, Claude Chabrol, Jean- Daniel Pollet, Jean Roueh. Eastmancolor. 70 mra. Sala de estreno: Gayarre (de Arte y Ensayo) Es una especialidad muy francesa la de estas películas cortas con temas diversos de la ciudad y que son como un muestrario de estilos y de técnicas diferentes. Seis episodios, con- el nombre de un barrio o de un lugar parisiense por título, cada uno de ellos encomendado a un director: Gare du Nord (Jean Rouch) Place de l Etoile (Eric Rohmer) Rué St. Denis UeanDaniel Pollet) Montpam- asse i- Jean- Luo Godard) St. Germain- des- Pres Jean Douchet) y La Muette (Claude Ckafrrol) No hay una gran novedad ni vanguardismo en los relatos, que guardan la línea tradicional del cine francés: Renoir Carné... aunque con modo de hacer actual v en color, con muy originales vistas y ambientes de París. El episodio de Rouch, acaso el mejor, ofrece para los iniciados la curiosidad de estar rodado en veinte minutos, el mismo tíem, po de la acción real. Es una historia trágica de la que es protagonista un matrimonio modesto y un desconocido, con un paisaje urbano y dramático al fondo. La segunda, afronta el tema de canto la ciudad, el urbanismo, lelos de proteger al ciudadano ne convierten en enemigos: autom- ovüistas y peatones, tienen covio eje 1- a plata de la Estrella, con sus doce avenidas radiales. La tercera es como un cuento de Maupassant entre una muier de la xnda y un joven inexperto que para nosotros ocupa el segundo lugar por la calidad de. la idea y el guión. La cuarta, es una historia extraña en la que se demuestra one se pusde trabajar en las carrocerías de automóviles con el mismo estilo y los viismos útiles de un escultor modernista. La quinta revela cómo es de día la gente aue vemos de noche en St Germain- des- Pres, y la última, La Muette es la más sórdida y áspera, en un hosar acomodado donde la esposa es frivola y caswuimna. el piando se entiende con la doncella y el niño es el proñuí tf) de ese sitado de eosfts. Charral, el realizador, nos dice aquí uva cosa interesante está muy bien vista: que la? e bitrouesía- -sometida hoy a tantos dicterios justos e injustas- -es, más que una clase, un estado de ánimo que reiste a íoaEos los regímenes sociales. Seiún esta teoría- -ciertisiwia- -Ja clase acomodada o funcionaré rusa es ya T- urguciia, aunque la revolución comunista intentó abn ria la isleo sugiere muchas cosas. La Muerte tiene enroa explosiva suficiente para película laroa. Estas son las seis películas de, poco másr The inciden? Producción norteamericana. Título original: El incidente Director: Larry Peerce. Fotografía: Cerald h irschfeld. Argumento y guión: Nicholas E. Baerth. intérpretes principales: Tony Musante, Martin Sheen. Beau Bridges, Robert Bannard, Robert Fields, Víctor Amolé, Donna Mills. Sala de estreno: Palace (de Arte y Ensayo) Humillados y ofendidos- -como en el título de Dostoyevssrf- -los catorce ocupantes de un vagón del Metro pasan por toda clase de vejaciones, víctimas de dos gamberros, mejor dicho, de dos delincuentes peligrosos. Una nueva lEodalitSad del temor. La pelícaia es espantosa, raalesta, lograda. Vamos, primero, cea la orsgiEaütíad del tema: el drama de la insoSídariáad y de la cobardía colectiva y, después, trataremos de la realización. Se dice Que es n trallazo aplicado a la dormida conciencia colectiva y se alude a 1 osadía de ios jóvenes y a la pasividad de los mayores que quieran vivir tranquilos a cualquier precio Los protagonistas pertenecen a ana juventud que actúa en la ciudad como si estuviera en la seiva y se fustiga a esas pobres gentes, como el matrimonio con una nanita y varias parejas de diferentes edaáes, que tienen derecho al descanso y vuelves a su faenar sin ha, 5 er pretendido nunca ssr héroes. No sa debe especular con el incidente viéndole como ana lacha entra greserariones (Tu fui! Esos visajeros prssa cSsl pánico tienen derecho a ser deíenásdos por Jas leyes y Sa segwidaá ñe su país, por eso son contribuyentes al esíabíeeimieJito de esa segp- idad eme disfruta la urbe, por el contrario de la jungla. C? aro que se trata de un incidente excepcional y que sin tal invención no habría película, pero el Que tal hecho pue- áa jjr f Kcsrse aún en pequeña eseala es gravísima, y si al? ún malintencionado lo achaca a los inconvenientes de la vida de la crssJarii o dijera: así es la sociedad biM- íTiess, o capitelSsta habría nue salir al paso imRediaía. oíente y contestar pie itn país jinete waveriirse en ese mismo vagón de! Metra, si sosa pasto de propagantías pacifistas y confusüotsíst s otte van por otros objetivos y Í K 8 dejan Snasro inerme a la conciencia colectiva. Fara. mí! a ejejapiarinjafi áe la peiíí; nia es esta: que el espectador responsable sale aKtjssear o, pero con la firme ci Kv 3 ce! ón? 5 e PTC hay ne riefejj 3 -s 3, K- prewaffíósi que pit! a Ja roj apam? 5 a qtie to si todos los itiaítccs del asíanto, senos éste. Están las tintas cargadas adrede, bus- cando el sensacionalismo y el suspense plenamente conseguidos. Si bien en el vagón hay catorce personas sin capacidad de reaccionar, hay dos uniformes militares que pasan también mucho tiempo por la, gran vejación. En una dictadura, la película no saldría del país de origen. Como se trata, de una democracia y de un país libre, la película sale al mundo y la vemos. De profesión: soltero proporciona a Martínez Soria situaciones donde pued dar medida de sus tnayoíabies recursos expresivos. La función futí acogida con sanas y ebundantos risas de! -auditorio. La verdad es que está mío ían estragado de dramas tremendss as y ele farsas craales que cuando encentremos uiia comedia como ésta sumamos nuestro aplauso al ce los espectadores que se ríen y conmueven con las cosas de siempre, y pensamos: i Más vale esto que lo otrol A. MARQUER 1 E, en Pueblo OPINIONES DEL ESTRENO lesa Luis 5 áe. t ¿de i- eratíia: Creo c ue Martine Soria es im actor fuera de serie. Perico Chicofc: Yo soy hincha del Real MscWrf y do Paco Martínez Sorrs.