Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 8 DE A B R I L BE I9 9. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 69. LA ALCALDESA DE MONTASeñor director de ABC: En el número correspondiente al di 2 de abril del diario ABC aparece, en las páginas de huecograbado, un suplemento dedicado a los espectáculos, y en ellas un, corto artículo, firmado por L. L. S. bajo el título El pateo, endemia madrileña En la misma página se reproduce una fotografía del estreno de la comedia La alcaldesa de Hontanares original de don José Rincón y Lazcano. tío mío, y don Eduardo Montesinos La composición de la página podría inducir en el ánimo del lector la idea de que la obra fue rechazada por el público. No fue así. La comedia, galardonada por el Círculo de Bellas Artes y a la fue la Real Academia Española atribuyó el premio Piquer, mereció acogida favorable de público y crítica. Sean testigos las páginas de ABO del 23 de marzo de 1917. El señor Fernández Plórez escribía en su habitual sección El autor en el estreno Telón. Un clamoreo: los aplausos más en- í tusiastas y duraderos que oímos desde que nos consagramos al espionaje de los au- tores. Y de la crítica publicada en el propio diario copio este párrafo: El éxito fue grande y merecido; uno de los más resonantes de sste año, poco afortunado, eii verdad, para la producción dramática. 1 Las representaciones posteriores, según el ABC del 3 de abril siguiente, llenaron a diario el teatro Español. Esta aclaración, que, desde luego, confío a su reconocida caballerosidad, la hago en homenaje a la memoria de quien fue colaborador de Blanco y Negro e historiador de los monumentos de Madrid. -José Antonio RINCÓN AGOSTA. Los tientos de la castellana Lili de Montparnasse el muy logrado Ballet San Sebastián y Flor de yambambera son ios números que destacan, así como el muy moderno de estilo y semivestido del ballet en la secuencia del tugurio. Nacor Blanco llevó la orquesta con brío y eficacia en una noche de nutridos aplausos para Marujita Díaz, gran ovación para Alicia de Aízaga y pleno éxito de Eas señoritas del ballet sin que todo ello permita hablar de estreno triunfal, a pesar de que el espectáculo tiene mejor estilo y visualidad de lo que es habitual en el teatrito de Santa Brígida. -Lorenzo LÓPEZ SANCHO. Después de asistir al estreno de lo que los programas califican de superespectáculo musical, ante el título Si Eva fuera española en el teatro Martín, se sale a la calle altamente confortado: Gibraítar ya es nuestro. Es imposible que el Foreign Office no se rinda a la fuerza patriética del pasodotole, a la conmovedora visión del Peñón encarcelado, a la emoción con que Marujita Díaz canta lo de En tierra española que viene a ser, después del famosísimo pasacalle de Las corsarias el himno patriótico más exaltado que puede profiMcirse entre caballeretes bronceados y melenudos y señoritas descalcitas hasta poco más abajo del ombligo. La revista, como instrumento reivindicatorio, va a imponer la fuerza curvilínea de sus argumentos a todos los libros blancos que aburren a la diplomacia mundial. A la hora de exigirle cuentas al señor Jiménez por todos los libros de revista que ha perpetrado en su fecunda vida de autor, el mérito de esta acción reconquistadora le será tenido en cuenta. Pop lo demás, hubiera sido mucho mejor que Marujita Díaz hubiera prescindido de todo libro y, ahorrándose la molestia de aprender tanto verso malo y sin gracia, hubiera confiado al talento coreográfico de Ricardo Ferrante la creación de algunos números más que completaran el horario normal del espectáculo. Son, en efecto, los números coreográficos lo mejor del espectáculo, tanto por el atractivo y buen estilo de las muchachas del ballet como por la alegría y excelente gusto colorista de los figurines y el vestuario general. Alicia de Alzaga, en las pocas intervenciones coreográficas que se le han confiado, impone su figura y su estilo de vedette levantando notablemente en esos momentos en tono del número musical en que interviene. Marajiía Díaz, en general, muy bien vesticía, canta con gracia y desgarro los cuplés andaluces, que son los que mejor le van a su estilo, y un tango concebido y también interpretado con el acento que Marujita Díaz y Faquito de Osea pide el género y dice con sus habituales maneras el mucho texto que en el deshilvanado y un poco delirante libreto le corresponde. Se sirve Paquito de Osea de los típicGs modos del actor cómico de revista; modos que piden a gritos una renovación por lo visto imposible en los escenarios revisteriles. María Valenti, Emilio Ramos y algún bailarín del ballet de Ferrante, que duplica como actor, complementan eficazmente los cuadros de recitado, netamente inferiores a los musicales. El maestro Gregorio García Segura ha compuesto na serie de números alegres, movidos, de vario ritmo, muchos de los cuales están poblados de vagas reminiscencias que se disipan con el simple cambio de forillos. LA ESCENA, AL DÍA Hoy, día 8, se reúne a primera hora de la mañana el Jurado del premio Juan del Enzina, -que, entre las veinte finalistas, extraerá la comedia que esa misma mañana será elegida y galardonada con tan importante premio. La muerte de un enano lleva por título la obra básica del. gran espectáculo con que Elsa and Waldo se proponen reaparecer en septiembre en un gran teatro madrileño, espectáculo que será dirigido por Mario Antolin Paz. Se nos asegura que el teatro Madrid, dedicado desde hace algún tiempo al cine, volverá a cultivar el gran music- hall mezclado con atracciones circenses, revistas espectaculares y comedias musicales de gran estilo. O Pazo lleva por título una comedia gastronómica debida a la colaboración González Chas, Bernaldez y Estévez. Prometemos más concisa, clara y concreta información sobre esta curiosa novedad escénica. Emilio Romero está escribiendo otra comedia dramática en Benidorm, cuyo tema se basa en los mismos tipos o personajes de la que se mantiene en el cartel del Infanta Isabel. Peppino de Filippo ha estrenado su cincuenta y ocho texto con la comedia Come fini don Ferdinando Ruoppolo Una comedia que es la crítica de la sociedad actual, cabalgando entre farsa y drama. El autor, primer actor. En el Kammerspiele, de TS hiiuvh, se ha estrenado Todos al jardín la obra de Eáward Albee, que ha puesto en escena Hans Sehweikart. El discutido autor aborda el problema de la corrupción, tratado de forma un tanto abstracta, a pesar de sus visos de realismo. Hasta el 20 del presente mes permanecerá en el teatro Colón, de Bogotá, la compañía lírica de Faustino García, que está llevando a cabo en la capital de Colombia una temporada de grandes éxitos. Para el principio de temporada se prepara en el Alexis, de Barcelona, el estreno por Carmen de Lirio de Espectáculo Barcelona- Carmen de Lirio Se trata de una obra de vanguardia que cuenta la vida de la actriz catalana, escrita por Martín Recuerda. La entrada cuesta muy poco, ningún crítico está invitado, el público está compuesto en su mayoría por campesinos y obreros. La obra se titula Grande Pantomima con Bandiere e Pupaszi Piccoli e Medi y es un auténtico suceso teatral. En su actual gira, que comenzó el pasado octubre, ha actuado en 13 S diferentes ciudades y pueblos de la Italia Central y Meridional. El hombre que ha hecho posible este milagro es Varío Fo, actor y escritor. Concibió la pantomima como una especie de historieta política y moral sobre Italia desde la II Guerra Mundial hasta- la actualidad. A. U El autor ante el estreno Miguel Narros, que recibe en su rostro toda la luz de su pupitre directorial, está rodeado de un grupo de gentes. La penumbra reinante en la sala impide su identificación. Poco a poco se configuran hasta su total reconocimiento: Víctor María Cor- tezo, a quien se deben bocetos y figurines; su director adjunto, José María López, y su secretario, Ángel Luis, y Manuel Ángulo, el autor de la música ambiental de El sí de las niñas que esta noche, con rigores de estreno, cierra la temporada de la titular de nuestro primer coliseo nacional. Narros exhuma a Leandro Fernández de Moratín por entender- -y no entiende mal- -que el autor de El. barón es un autor importante. El l e n g u a j e la construcción teatral de Moratín, son absolutamente claros, actuales. El fue el primer escritor que tradujo y a d a p t ó al castellano a Shakespeare y a Moliere. Las obras de Moratín no precisan de refundiciones ni adaptadores. Están ahí, vivas, vigentes. Como está Miguel Narros vigente y viva esta delicia de obra que Mari Carmen Prendes, Ana Belén, Guillermo Marín, Luchy Soto, amén de Javier Loyola, van reconstruyenda durante esta parcela de ensayo en mi me-