Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 8 DE A B R I L BE 1 89. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 53. LA XXVÜI JORNADA DE LIGA EL ELCHE EOMFIO LA IMBATIBILIDAO DEL REAL MADEIO Empales del Español en Zaragoza y del Córdoba en Pontevedra RESULTADOS Las Palmas, 3 frlálaga, 1. At. fie Biadrid, 2; SabaSeH, 2. Real Sociedad, 4; Valencia, 0 Zaragoza, 6; Español, 0. Pontevedra, 0; Córdoba, Elche, 1; Real Madrid, 0. Granada, 1; Corana, 0. Barcelona, 0; Atlétieo de Bilbao, 1. CLASIFICACIÓN 3. G. E. P. F. C. P. Keal Madrid 28 16 11 1 43 21 43 Las Palmas 28 15 8 5 45 32 88 Barcelona 28 13 8 7 39 17 34 Sabadell 28 10 10 8 33 S 4 30 At. de Madrid 28 9 10 9 38 35 28 Cornija 28 11 6 11 39 í l 28 Valencia 28 8 10 9 33 S 7 29 Atlético fie Bilbao. 28 10 1 11 40 43 27 Real Sociedad 28 9 9 10 35 32 2? Granada 28 18 6 12 24 37 26 EScha 28 S 14 8 22 22 2 S Pontevedra 28 7 11 10 18 21 25 Zaragoza 28 7 B 12 33 34 33 Español 28 8 7 13 SS 31 23 Málaga 28 8 1 13 33 40 23 Córdoba 28 5 14 28 54 19 La vigésimo octava jornada de Liga ha ofrecido una principal novedad, anecdótica y sin reflejos en la clasificación, como es la victoria del Elche sobre el Real Madrid en Aliabix, con la que se quiebra esa aireada imbatibilidad del equipo que ya antes de ese partido era campeen y que lo es con todos los merecimientos, porque ha sido mejor que cualquiera de los otros. En. realidad, la circunstancia era claramente favorable al equipo levantino que, no obstante, pese a jugar en su campo, sólo ha podido marcar un gol. Fuera de esto, lo más importante era el partido de La Romareda, en donde eos equipos complicados en el descenso se enfrentaban buscando la victoria para aliviar esa situación angustiosa en que se encuentran, pero ninguno de los dos ganó. El empate sin goles, reflejo de la inoperanda de uno y otro, perjudica, claro está, al Zaragoza y permite dar un respiro al Español, que tendrá que buscar en los próximos partidos al complemento para salvarse- pues todo parece indicar que uno de los dos acompañará al Málaga y al Córdoba, ya Que el equipo de La Rosaleda, nuevamente derrotado, aunque esta vez en el estadio Insular, feudo del segundo clasificado, parece que no va tener salvación, entre otras cosas porque anda bajo de juego y bajo de moral. Puede considerarse como un tropiezo el empale del Pontevedra en su propio campo, precisamente contra el Córdoba, ese cclista que ya no tiene salvación y que es ahora citando mejores partidos está haciendo. El punto que el Córdoba ha arrancado de El Pasarán puede complicar WALefu la, vida en las dos últimas semanas al Pontevedra, ya que tiene que ir a Bilbao, en donde el Atlético no pueda andar con ligerezas y recibirá después al Sabadell, equipo que suele sacar puntos fuera de su terreno, porque sabe jugar con fifme defensa y tiene habilidad para abrir desde atrás los contraataques peligrosos, como ocurrió en la noche del domingo en el Manzanares frente al Atlético de Madrid, E! Sdbadell, dominado siempre, mascó des goles en dos contraataques, manteniendo esta veníala hasta diez minutos cmles del final Alineaciones Sabadell: Martínez; Isidro, Pini, Arnal; Marañón, Muñoz; Ortufio, Montesinos, Vidal, Garzón, Pujol. -Atlético de Madrid: Zubiarraín; Paquito, Jayo, Calleja; Euse oio, Iglesias; Ufarte, Meló, Luis, Irureta, Hernández. Entrada. -Floja entrada, poroue debido a las vacaciones de la Semana Santa había mucha gente fuera de Madrid; porque el día estuvo inseguro y, naturalmente, porque la Televisión llevaba el partido a domicilio y resultaba más cómodo verlo en casa que en el estadio. Terreno de juego. -En buen estado, pues las lluvias de entre semana no han sido Intensas. Temperatura y oíros factores. -Unos diez grados, con cielo despejado a ratos. Luz natural durante los primeros cuarenta minutes de partido porque los días son largos ya, y luz artificial en el resto. Arbitraje. -Dirigió el partido el señor Sánchez Ríos, que tuvo una buena actuación, que se refleja en el hecho de que los jugadores no le protestasen sus decisiones, lo que tal y como están las cosas en el fútbol de hoy, es ya un éxito. Sin embargo, yo creo que debió de castigar con penalty la falta hecha a Luis a los treinta y siete minutos de la segunda parte en aquel acoso de los rojiblancos, lo que no quiere decir que apruebe la conducta de quienes lanzaron almohadillas al campo. Goles. -El primer gol del partido se marcó a los veintiocho minutos y medio de juego, en un contraataque del Sabadell con todos los jugadores atlétioos adelantados. Ortuño se internó por el centro, equivocó la salida de Zubiarrain con habilidad y envió el balón a la red. En la segunda parte, de nuevo Ortuño, a pase profundo de Vidal desde el terreno del Sabadell, se interno por el centro, aprovechó que Paquito no pudo cortar el avance y metió el balón en la portería del Atlético, pese al desesperado intento fie Zubiarrain, en franca desventaja. Ocurrió esto a los diecisiete minutos de la segunda parte y a los treinta y cinco, en un córner sacado por ufarte, Irureía, de cabeza, llevó el balón al fondo de la portería después da que diera en la parte baja del poste izquierdo. Sn el último minuto, en pleno y desesperado acoso del Atlético, otro córner de Ufarte, lo despejaron los del Sabadell, Paquito tiró sobre portería, y Capeja, de cabeza, remató sobre la marcha. RESULTADO BEL PRIMER TIEMPO: AT. DE MADRE) 0; SABADELL, 1. RESULTADO FINAL: AT. DE MADRID, 2; SABADELL, 2. Vaya por (telante la afirmación de que el Atléíico de Madrid empató en la noche del domingo un partido 5 e debería haber gaaaé? y que tensa perdido hasta el último minuto, que fue cuando Calleja mareó el segundo gol. Creo ue con este ca ezsso del defensa cojitranso colosaüo durante teda 5 a segunda parte, afosoj- fiamemte, de ÜBlaníero centra se remeüió en parte ais resaltado que, a jusírar como se habían provecido ios goSes del Sabadel! era lógico, pero tjsie no resultaba- absolutamente justo, tendeado en el desarrollo del partido, la verdad es jue el eguipo madrileño jugó lo mismo en el primer tiempo que en el segundo, más que su rival, aíaeé más, buscó COK mayor decisión, con mayores afanes el triunfo y, sin embargo, no lo consiguió. Lo a e le ocurrió al Aüétlco es un fie! reflejo de una sltaaeióu que envuelve a. 3 a mayor parte de les eoMSpos españoles. Es, senoiSíattseníe, que no saben jugar al alague abiertamente. Que frente a una defensa cerrada y poblada de IIGKSbres, se ven impotentes para decidir favorablemente las jugadas fie gol qae son capaces de crear. E! embarslíamiento de los delanteros cuando se ven frente a una defensa cerrada, la falta ñe decisiÓB para tirar a gol, la incapacidad para penetrar con rapades, la falta de ideas para romper sos erraros, la contumacia en las intentos da pcuetyar por el centro con pases cortas o con bslatses por alto en Jos íae toda Sa ventaja es de Sos que defienden, son hechos que s suceden ya c n demasiada frecuencia. Por eso hay muchos etjisipos que juegan mejor en campos ajenos míe en los propios. O, 5 r lo xasnes, Qaa consignan mejores re s soltados cuando juesran a defenderse que cuando se ven obligados a jugar a! ataque. Les dos goles de! Saí aí? e! 5, OOBSO tastos otros juc se ha producido en esta liga- fíieroa producto de d s contraataque rápidos, nacidos en despejes largos, en situaciones de asohio. Es Jónico qne! defera- CZJCHSS BE ESPASA, y toña tipo de fotografía Kegro y ESTüCIO- TALLEE relíana, 6, fcaí dereeiia. t ñ. (51 S 00 S 9