Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 8 DE A B R I L DE 1969. EDICIÓN DE IA MAÑANA. PAG. 18. ABC DIRECTOR: Torcuato LUCA de TENA DISECTOR ADJUNTO: Pedro de LORENZO SUBDIRECTOR: Jesús REVUELTA IMAZ REDACCIÓN, ADMINISTRACIÓN Y TALLERES: SERRANO, 6 1 MADRID. APARTADO NUM 43- TELEF 225 17 10 Editor: PRENSA ESPAÑOLA. S. A. SALUD, TRABAJO Y PRODUCTIVIDAD Se celebró ayer él Día Mundial de la Salud bajo el patrocinio e inspiración de la O. M. S. En esta ocasión los rectores del supremo organismo sanitario del mundo han elegido como lema el de Salud, trabajo y productividad al coincidir la anual celebración con el quincuagésimo aniversario de la creación, en Ginebra, de la O. I. T. la Organización Internacional del Trabajo. La amplia definición de la salud- estado de completo bienestar físico, mental y social -dada por la Organización mundial, engloba una serie de conceptos que van más allá de las consideraciones clásicas de tipo higiénico, profiláctico o farmacéutico. En la salud se encuentran incluidos, al referirse al hombre, su trabajo y el rendimiento del mismo, la paz exterior e interior y el orden social qae deben rodearle, porque la salud ha dejado de ser una figura abstracta, en líneas generales, ligada únicamente a la fisiología, y porque el con junio de facetas, perfectamente definidas, que integran el todo personal, revela cada vez más las hondas imbricaciones existentes entre ellas. El director general de la O. M. S. el doctor Candau, en su explicación del porqué de la dedicatoria del Día Mundial de la Salud, afirma que, entre los objetivos de los planes de desarrollo, figuran siempre la salud y la productividad. Se trata- -dice- en realidad, de dos objetivos complementarios: la productividad difícilmente podrá mejorar si no se apoya en la salud, y ésta, a su vez, cunde y prospera gracias a la productividad En una época en que la salud entra como un capítulo más de los presupuestos oficiales, en que cuenta como factor a considerar en las incidencias y proyectos de una empresa, cualquiera que sea su índole; en que el riesgo del accidente se traduce en el empleo de unos medios clínicos o quirúrgicos y en unas para establecimiento artículos regalo calle Serrano DEPENDIEMTA dieciocbo- veintidós años, dominando inglés. Buena presencia. Buen sueldo. Reserva colocadas. Escribir enviando fotografía y teléfono al Apartado 1.193- MADRID (5.459) ECESITÁSE INGENIERO INDUSTRIAL (Dr. 10 años experiencia proyectos, instalaciones dirección fábricas desearía cambiar situación actual por puesto dirección técnico- comercial Impórtame empresa relacionada industrias Siderometalúrgicas o Construcción. Apartada núrj. 14.671. Madrid. Por mi parte, muy pocas líneas para agradecer la carta arriba transcrita y congratularme de su contenido. Dice Fernández de la Mora que jamas ha escrito el dislate que yo le atribuía. Y, sin discutírselo, porque no deseo prolongar en A B C esta polémica, me permito únicamente reproducir el párrafo de su artículo publicado el 1 abril, que DEPURADOS eión de las respon- mío, de El mejor me dio pie para escribir el derecho i sabilidades penales Hemos padecido Monarquías y Repúblianteriores al 1 de abril de 1939 ha abierto cas formalmente legítimas la de Carlos IV a los afectados nuevas esperanzas para la y la de Salmerón, respectivamente) y, sin solución de su problema: el de la rehabili- embargo, muy malas. Hemos contado con tación de los funcionarios depurados por responsabilidades políticas derivadas de la absolutismos excelentes, como el de IsaI, y detestables, como el de Bonaparte. guerra. Motivo éste de otras breverías. en bel hemos tenido democracias pésimas, Y las que se ha llamado la atención sobre como la de Negrín, y llevaderas, como la la ya anómala situación de unos funcio- canovista. -Juan Ignacio LUCA DE narios que hasta ahora van quedando mar- TENA. ginados de una política de generosidad iniciada casi a raíz de aquellos dramáticos acontecimientos. Si treinta años han sido considerados suficientes para borrar las responsabilidades oena s más graves. parece que también han de considerarse bastantes para producir efecto en responsabilidades que, por ser administrativas o poPrecisa importante empresa editora líticas, tienen un viso de menor trascendencia No hace mucho se respondió oficialpara su archivo literario y gráfico mente al planteamiento del problema, aluSE REQUIERE: diendo a dificultades económicas; la co- 9 Título. yuntura actual, en lo económico, no será Amplio conocimiento de la actualidad favorable para la rehabilitación de esos nacional e internacional. funcionarios- -muchos de ellos a clases pasivas- -pero si. por lo deducible del re Edad máxima, cuarenta y cinco años. ciente decreto la coyuntura es favorable INTERESANTE RETRIBUCIÓN para contener, moral y jurídicamente, la resaca de una guerra atroz, parece eviden- Escribir enviando curriculum vJtae e historial profesional al núm. 730. te desear que también lo sea aara salvar Apartado núm. 6.1 0 de MADRID esas dificultades que. por económicas, siemMáxima reserva colocados. (5.387. pre serán de menor rango. prestaciones económicas y unas pérdidas calculadas, no puede resultar extraño que sajud, trabajo y productividad se amalgamen en una misma intención, constituyan un frente común. Por un lado, en España, se producen más, de un millón y medio de accidentes laborales, que vienen a representar una pérdida de cerca de cien millones de horas de trabajo y un gasto calculado en unos ochenta mil millones de pesetas, casi un 6 por 100 de la renta nacional. Solamente en el período 1962- 66 se registraron 10.828 accidentes mortales y 21.634 a los que siguió incapacidad de tipo permanente para sus protagonistas. Por otro, y junto a las tenaces y bienintencionadas campañas de prevención de accidentes, que deben continuar hasta que el país adquiera una auténtica conciencia respecto a la trascendencia de la seguridad laboral, ha comenzado a desarrollarse, tímidamente, bien es verdad, una conciencia de reciente creación: la ergonomía, que estudia las condiciones de adaptación recíproca del hombre al trabajo y del trabajo al hombre, buscando los módulos óptimos para la misma. Sobre ambas coordenadas cabe situar la llamada de atención de la Organización Mundial de la Salud para este año. El mundo necesita, en la individualidad relativa de cada nación, y en la generalidad de su conjunto, una productividad, un rendimiento y unos frutos, cada vez mayores, puesto que mayores son las necesidades de sus componentes. Pero esa eficiencia, esa productividad, no debe ser lograda a base del sacrificio del hombre, tal y como ocurre aún en determinados sectores, en determinados países, sino mediante el aumento de las inversiones y cuidados dedicados al mantenimiento y mejora de su salud. La ambición de la convocatoria de la O. M. S. cobra así todo su relieve y alcance, ya que afecta, en un sentido o en otro, a toda la Humanidad, porque todos somos en ella protagonistas. Madrid, 5 de abril de 1969 Excelentísimo señor don Juan Ignacio Luca de Tena. Serrano, lll. -Madrid. Querido Juan Ignacio: En tu artículo publicado en A B C el casado día 4 me atribuyes la tesis de aue el mejor derecho psede ser un signo de incapacidad es decir, que un poder legitime tiene especiales posibilidades de. ser un buen gobierno. Calificas esta idea de peregrina y te extiendes en su refutación. Creo que no era necesario, porque iamás he escrito el dislate que tú me atribuyes v, desde luego, no lo pienso. Precisamente en el articulo mío que dio pie al tuyo yo calificaba de eficaz al reinado del muy legítimo Carlos III. Mi opinión sobre la cuestión que tú planteas, y que vo no había tocado ni siquiera marginalmente, es que, como demuestra la Historia, la legitimidad de origen y el buen gobierno coinciden unas veces si y otras no. Ejemplo de lo primero, Carlos I ejemplo de lo segundo, Carlos IV. Y viceversa: la ilegitimidad de origen puede desembocar en un gobierno ya malo, va bueno. Eiemplo de lo primero, José Bonaparíe; ejemplo de lo segundo, Isabel I. Te abraza, tu buen amigo y admirador, Gonzalo FERNANDEZ DE LA MORA. BREVERIA