Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 22 DE M A R Z O DE 1989. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 49. TEMPERATURAS DE LA CAPITAL d- Barajas Max. 15.6 9.4 17.0 7.0 DURANTE EL PASADO MES DE FEBlffiRO, EL SERVICIO DE INSPECCIÓN DE ABASTOS IMPUSO 2.569 SANCIONES Redactadas en 1930, las Ordenanzas en vigor resultan inoperantes, por lo que se hace necesaria su revisión EN LAS G LERIAS DE ALIMENTACIÓN, LAS AMAS DE CASA PROMOCIONAN Y SUPERVISAN TRES PUESTOS DE CARNE CONGELADA Madrid. (De nuestra Redacción. A lo largo del año pasado, los Servicios de Inspección de Abastos del Ayuntamiento madrileño levantaron 33.777 actas de irregularidades observadas en los servicios de abastecimientos a la capital. 1.641 de ellas se quedaron en apercibimiento y 32.136 se convirtieron en multas, que han tenido que sufragar los comerciantes que por una u otra razón olvidaron sus obligaciones en servicio del consumidor. La cuantía de las sanciones pecuniarias se elevó a 10.279325 pesetas, lo que da un promedio de 320 pesetas por sanción. Mín. y he aquí que la A dministración munici pal se ha puesto en simpática comunicación con sus administrados. No es que fuera ogro o dragón de siete cabezas capaz de empavorecer crematísticamente al más recalcitrante infractor de sus Ordenanzas. Entre otras causas, porque la cuantía de las multas máximas no rebasaba- -caso de las infracciones en materia de abastos- -las quinielas pesetas. Aunque ahora, para bajarnos los humos dispondrá de una Ordenanza (que entrará en vigor el 14 de abril próximo) cuya tabla de sanciones conoce de la unidad seguida de cuatro ceros. Antes, hace ya muchos años, cualquier sonrisa de un administrado se estrellaba, apenas esbozada, en la seriedad de las pólizas y los sellos, en la sequedad del documento formulista, en la rigidez de muchos seres encastillados tras la ventanilla. Vino luego la renuncia de la Casa de la Villa al ventanuco y dio a sus dependencias la cara amplia y limpia del mostrador sin cristales discriminatorios entre funcionarios y público. Pero hacía falta más. No bastaba con sonreír; había que hacer reír y provocar la comprensión y la amistad de las gentes. Y he aquí que una Delegación municipal- -la de Abastos y Mercados- -ha empuñado la antorcha de esa nueva ciencia llamada Relaciones Públicas y la lia plantado en la meta de la simpatía, utilizando en su comunicación pública el sentido del humor a través de una técnica moderna, plástica, ingeniosa e, incluso, periodística. Así, en él Palacio de Exposiciones de la Cámara Oficial de Comercio, y con motivo de la I Convención- Exposición del Autoservicio, abierta en él, ha instalado un stand que, realizado por el arquitecto don Joaquín Roldan, constituye, según el juicio de muchos visitantes, uno de los más atractivos del certamen. La Delegación municipal de Abastos y Mercados explica con su presencia en el certamen, y de una manera óptica, esa modalidad del comercio minorista de Madrid que el Ayuntamiento ha reglamentado bajo el título de galerías de alimentación. Tres factores, revolucionario, comercialmente hablando; social y estético, caracterizan esta creación. El primero, al dar una nueva ordenación al comercio minorista, ha permitido ponerse en el buen camino que conducirá a la desaparición del minifundio comercial en los mercados; el segundo, el social, encuentra su máximo exponente en la galería de alimentación instalada en el Gran San Blas, donde se ofrecen al público, además de los productos perecederos, bienes de uso y consumo con las mismas comodidades y atrac. tivos de los grandes almacenes del centro de la capital; el tercero, el estético, tiene su más genuino exponente en la galería de alimentación de la calle de Toledo, que, con el nombre de La Paloma, ha sido considerada como la nueva y bonita cara de los mercados de Madrid galería que, en maqueta, está presente en el stand? que comento, y cuya instalación permite valorar la actitud moderna y simpática adoptada par el Ayuntamiento en su comunicación con ti vecindario. -MARLASCA. A simple vista se ve que estas multas, relativamente bajas para penar una infracción grave en materia de alimentación, no son suficientemente convincentes para evitar la reincidencia del infractor. Y parece que los reincidentes existen, aunque poeos, porque la picaresca está presente en todas las actividades. Supongamos, a título de ejemplo, el caso de un vendedor de jamón que despacha ochenta gramos del mismo en lugar de los cien que ha pedido el cliente y- que éste paga como tales. Supongamos que es sorprendido por los Servicios de Inspección y que paga la sanción que se le impone. Pero como es probable que la Inspección tarde un mes en volver a visitarle, en muy pocos días se resarcirá con creces de la penalidad económica a que fue sometido, siguiendo en la misma práctica. -Esta es la principal. dificultad con jae nos encontramos- -nos dicen en los servicios municipales- La Ordenanza que regula estas sanciones es del año 1930 y establecía una pena económica máxima de 500 pesetas. En aquella fecha suponía cierta importancia, pero hoy se ha quedado en una cifra ridicula. Se impone una revisión de la Ordenanza para actualizarla a los tiempos actuales. VIGILA CALIDAD Y EXACTITUD La misión de los Servicios de Abastos es velar por la calidad de los productos que se expenden al público y exigir fidelidad en el peso de las mercancías. Se vigila también la limpieza de los establecimientos, la salubridad, el orden público y que en todo momento se cumpla el reglamento que hay establecido para los comercios del ramo de la alimentación. Se exceptúan de su campo las lecherías, que dependen del Gobierno Civil, y la vigilancia de precios, que corres ponde a la Disciplina de Mercados. Creado en el año 1963, su labor se ramifica en tres campos: la ronda de inspección de Abastos, la Policía Municipal y los Laboratorios del Ayuntamiento. Los inspectores municipales entran inesperadamente en cualquier establecimiento y toman muestras de los productos que se sirven al público. En algunos casos son advertidos por las amas de casa, conscientes de la importancia que tiene su colaboración con- las autoridades con finalidad comunitaria. En él último mes de febrero, los inspectores realizaron 5.634 visitas, de las que encontraron irregularidades es 1.695. Estas denuncias se convirtieron en 78 apercibimientos y 1.617 multas, por un total de 636.200 Desetas, lo que hace un promedio de 390 pesetas por sanción. La infracción más generalizada corresponde al fraude en el peso, con 414 a o tas; le siguen desniveles en las básculas, con 313 denuncias, y la ausencia de precios en los escaparates, con 226. PRIMERA INFRACCIÓN: EMBUTIDOS EN MAL ESTADO La Policía Municipal realiza su actuación principalmente en los mercados. Durante el citado mes de febrero efectuaron 810 denuncias, de las que cuatro se quedaron ea apercibimiento y 806 en sanciones. MANTENIMIENTO CENTROS DS CALOR LE OFRECE: Información sobre instalación de tubo de toma de muestras de humos y gases en chimeneas, exigido por el artículo 11 de la primera Ordenanza Municipal. Adiestramiento del personal encargado de su calefacción, inscribiéndose en él I Curso de Operadores de Calderas industriales y domésticas, que comenzará en el próximo mes de abril. Bruselas, 56 Teléfono 256 7195 MADRID- 2 CHALETS Empresa especializada estudia prestípuestos y proyectos desinteresadamente. Dirigirse: Teléfono 228 03 18 Madrid PISOS 4 TAMAÑOS TERMINADOS- GARAJE PROPIO Andrés Mellado. S O