Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 16 DE M A R Z O DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 75. IOTTOMACIOMES TEATRALES Y CINEMATOGRÁFICAS SOLO DIOS PUEDE JUZGARME DE EMILIO ROMERO, EN EL INFANTA ISABEL LAS NOVEDADES DE LA SEMANA Una semana apacible la que comienza mañana con la celebración, en el Cómico, de las trescientas representaciones de El amante complaciente versión Fernán. Se prepara un gran homenaje en Price, que probablemente se celebrará la noche del viernes, en honor ote Charlie Rivel, considerado como el mejor payaso del mundo. Tan sólo una novedad escénica se anuncia precisamente para el viernes, es decir, para el día 21, en que por la noche María Luisa Merlo y Carlos Larrañaga, tras breve descanso, vuelven a la palestra del Cómico con un estreno, en torno al cual hay no poca expectación. Se trata de la comedia de Arien Chen, premio a la mejor obra dramática de TelAviv, titulada Representando a Karin y cuya versión castellana pertenece a Juan José Arteche. Aunque nada tiene que ver con el teatro propiamente dicho, sin embargo, interesa a todos los autores la celebración, a las cuatro y media de la tarde del martes, de la Junta general del Montepío de Autores, a la que será sometida la aprobación de la reforma de sus estatutos. María Luisa Ponte, Encarna Paso, Vicente Parra y Armando Calvo Teatro Infanta Isabel. Título: Sólo Dios puede juzgarme Autor: Emilio Romero. Dirección: Ricardo Lucia. Intérpretes: Vicente Parra, Encarna Paso, Armando Calvo, María Luisa Ponte, Luisa María Payan, Teresa Tomás, Raúl Sender, Fernando Albores, Mari Luz Oller, Juan Antonio Gálvez, Manuel Saura, AveUno Cánovas, Pastora Mejías Peña y Claudio Crespo. Decorado: Burman. Hay un doble problema en la nueva comedia de Emilio Romero: el general de la sociedad contemporánea con sus Ucencias y sus prejuicios, que es un problema de moralismo sociológico, habitual en las preocupaciones del autor, y el muy particular del incesto, que es un problema biológico cultural de mucha mayor trascendencia. ¿Dispara el escritor contra ambos en su comedia, o bien utiliza el segundo tan sólo como pretexto para abordar, desde un nuevo punto de vista, el primero? En esa duda reside la ineludible ambigüedad de Sólo Dios puede juzgarme Un título clave. Esa frase, pronunciada, en efecto, por Cholo Osorio, el desdichado protagonista del drama, difiere la resolución del problema sobre el incesto a la autoridad de Dios. Es decir, elude una decisión humana. Transfiere el problema a un orden religioso, después de haberlo abordado por sus amuras sociales y costumbristas. Sería imposible avanzar en el análisis de una comedia como ésta, sumamente compleja, sin plantear un rápido esbozo Se su asunto. Cholo Osorio, desesperado, confiesa a una chica alegre que lo recoge y lo lleva a su casa, los motivos de su gran desventura personal. Chon Altozano, su novia, es la hija adulterina de su propio padre, Jaime Osorio, importante hombre de negocios, con Carola Altozano, frivola dama de la alta sociedad. Cholo y Caon son, pues, hermanos. Sus padres se lo hacen saber. Cholo se rebela al mismo tiempo contra el pecado de adulterio de los padres, que recae sobre sus hijos y sobre una ley social, la prohibición del incesto, que juzga arbitraria y absurda ya que nada en el hombre, en el alma del hombre, advierte, contra la consanguinidad. La solución que Emilio Romero da al doble problema planteado es ambigua. No es, pues, realmente una solución. Cholo, rebelde, se suicida; su hermanastra, Chon, acepta un matrimonio de conveniencia. El padre, Jaime Osorio, tiene un sueño en que su conciencia admite las razones juveniles y condenatorias del hijo. Carola Plava de GANDÍA APARTAMENTOS ALQUILER Y VENTA SEMANA SANTA PRIMAVERA- VERANO 10 por TOO rentabilidad Facilidades cinco y diez años Sin gastos comunes INFORMACIÓN X RESERVA: Paseo de la Castellana, 92- MADRID Teléfonos 262 32 12 y 261 61 70 ESPAÑOL- ALEMÁN 0 FRANCÉS necesitamos para jornada completa Teléfonos 243 92 06- 07. De 10 a 1. (4.410. Altozano, la madre, proseguirá firme en sus ideas que le permiten aceptar el adulterio pero le vedan infringir otra regla socio- moral, la prohibición del incesto. Está claro que Emilio Romero fustiga el inmoralísino creciente de la generación, digamos en el poder, es decir de la generación regid- asa y definidora del orden social, y aprueba, con ciertas reservas, la rebeldía purificadora de la generación joven. Deja en el aire, sin embargo, el problema del incesto después de haberlo planteado. Y ése es el que se impone en su comedia. Ese es el que, tal y como lo siente y lo explica Cholo Osorio es un abordaje plenamente actual, a un punto básico del orden en que vivimos. Emilio Romero lo toca con absoluta sensibilización a la angustia del mundo presente. Es consecuencia directa de su finura periodística aguzada en el olfateo de los vientos temporales. En Dinamarca, la minoría socialista popular del Parlamento ha presentado, hace algunos meses- -cuándo la comedia se escribía- el proyecto de ley 35, sobre relaciones de estable convivencia y su regulación Hablando de ella a un periodista italiano su autor, el intelectual danés Jaul Dam, decía exactamente: E raro, ma puó capitare che fratello e sorella, che non si sonó mai conosciutti e non hanno mai visuto insieme, si incontrino a un certo momento della vita, si innamorino, e si sposino. In Syezia é successo. Una coppia, sposata con figli, ha scoperto di essere fratello e sorelia. La legge li ha divisí, causando una tragedia per essi e per i figli. Non e quindi oportuno proveciere casi del genere con una legge? Todo un imponente estudio, el titulado Les estructures elementaires de la párente dedica el gran pontífice del estructuralismo Claude Lévi- Strauss a examinar el significado de la prohibición del incesto en las sociedades humanas primitivas. Esa prohibición la entiende como el proceso por el cual la Naturaleza se sobrepasa a sí misma y crea una estructura de nuevo tipo, más compleja. Mediante ella, mediante esa regla, la organización sustituye al azar y puede admitirse que la sociedad humana, en tanto que es cultura, existe a partir del momento en que aparece la prohibición del incesto. Por tanto, la rebeldía de Cholo Osorio contra esta prohibición viene a ser una rebeldía contra la misma razón de ser, en tanto que cultura, de la sociedad. ¿Qué significa, pues, el suicidio de Cholo? Puede ser varias cosas: La voluntad