Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B O. S Á B A D O 15 DE M A R Z O DE 1989. EDICIÓN BE LA MAÑANA. PAG. 5 S. MENTIDERO DE LA VILLA Yo, en esta lucha epistolar, con apasionados hinchas sobre si se ha de escribir con b o con v el apellido del arquitecto e ingeniero romano del siglo primero de nuestra Era, que trabajó al servicio fie Vespasiano y de Julio César, Vitravio o Vitrubio Folión (que con las dos formas ortográficas aparece en diccionarios y callejeros) ni quito ni pongo be. Pero como lleva el citado nombre del romano una calle de Madrid, moderna y de mucho tránsito, entre las dos plazas ornamentadas con muy urbanas y decorativas fuentes: La de San Juan de la Cruz, en la Castellana, y la de la República Argentina, en el Viso, el nombre del arquitecto romano ha suscitado una tonta polémica sobre quíteme allá esa uve, que no se pueden ustedes imaginar. Recibo cartas en defensa de las dos formas (a mi juicio de muy difícil fijación autorizada) que he llegado a pensar que quizá lo mejor será dejar las cosas como están, es decir, como las decidió el Ayuntamiento. Sin duda, para no equivocarse, en la entrada por la Castellana pone Vitrubio con be, y en los rótulos blanquiazules del interior de la calle aparece con uve. Así no pueden quejarse los aficionados a las disquisiciones gramaticales. Por he de más o uve de menos no va a quedar. Recibo cartas de varios estudiantes que le agradecen al señor Briñis la iniciativa del nueva autobús 46, que entra en la Xlniversitaria por el final de la calle Séneca, después de bajar por la avenida de Valladolíd. Pero ellos desean que se haga un detenido estudio de su terminal. Donde ahora lo hace, principio de Juan de Herrera, no favorece a nadie y perjudica a todos, con lo que, además, resultará menos rentable. Según mis comunicantes, seria más lógico y más útil que el 46 llegase hasta la plaza de Bamon y Cajal. en el centro de la Universitaria. Espero rue se estudien los pros y los contras. También entre los farmacéuticos- -como en las demás profesiones- -se puede encontrar un garbanzo negro. El caso que le ocurrió a doña Elsa Fraiz resulta sintomático y no creo que muy frecuente. Ella se cayó en la calle y se produjo una herida sin mayor importancia en una rodilla. Necesitaba desinfectar la herida y cortar la hemorragia. Entró en la farmacia más próxima al lugar de la calda. Allí le dijeron que le vendían lo que necesitase, vero que nada de ayudarla a limpiar la herida v hacerse la cura. Siguió hasta otra farmacia y allí la señorita licenciada le hizo una cura completa. Tal proceder no es cuestión de la clase de centro, sino de la educación, personalidad y sensibilidad de las personas. ¡Dichosa callecita la de Francos Rodríguez! Muy mal debe andar la circulación por ella (eje de una enorme barriada periférica) cuando tantas y tantas quejas me llegan sobre las dificultades que tienen las personas mayores para cruzar. Un anciano, don Teodoro Carretero, me pide otro toqaecito a ver si los señores del Ayuntamiento se acuerdan de instalar algún semáforo que permita el paso, aunque sea de tarde en tarde. Yo supongo que las calles de esa categoría estarán en cartera para las nuevas instalaciones. Que así sea. CABEZAS. EN LOS CIELOS OH PASADO ¿Seres de otros mundos en las antiguas civilizaciones? Cíclope, publicación semanal especializada, exptora la incógnita del espacio: ¿Cómo lograron dominar la astronomía muchos pueblos de la antigüedad? ¿Qué explica. c ¡ón tiene la ciencia actual ante los mitos y leyendas referentes a dioses blancos llegados del cielo ¿Cómo pudieron los incas de Tiahuanaco- hace 12.000 años- grabar en piedra un perfecto calendario venusiano? Cor argumentos cada vez más sólidos, muchos investigadores sospechan que- ciertos misterios del pasado tienen origen extraterrestre. Desde. Sudamérica hasta el Sahara, desde Rusia hasta el Japón, el mundo entero conserva sorprendentes- vestigios de los dioses llegados del cielo ¿Logrará la moderna astronáutica trabar- contacto con la vida de otros astros? ¿Estaremos maduros para enfrentarnos con civilizaciones muy superiores a ia nuestra? Colaboran en Cíclope, la incógnita del espacio las personalidades mejor informadas sobre Astronomía. Astronáutica, Sociología, Objetos Voladores No Identificados, Economía, Biología, Parapsicología, etc. Cada semana un capítuto, a 25 pesetas. En sólo, ocho meses usted tfuede coleccionar una obra perfectamente documentada e ilustrada sobre ¡a vida en este y otros mundos. Aparece todos los jueves. ES RAZÓN DE PESO Carretillas Automotoras para todo tipo de carga la incógnita del espacio fsrts y imita e! c pin FENWICK YALE S. A. M. FENWICK Bruch, 96- Te! 221 30 33 Barcetona- 9 Gómez Ulla, 20- Te! 255 34 04 Madrid- 2 a Ciclope SAE. Binili ¡w. 77- Barcetaa- 8, en sobre abierto j con s: lio de O Deseo ae me remitan tos capítulos ifa Cfetopa, Ii fneognita d l upaclo, hasta eu total terminación. Nm r Í o be Dirección. Ciudad- -Forma da pago: contra reembolso.