Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 13 DE MARZO DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 55. que una ciudad no será nunca un organismo perfecto si no se nivelan sus tres aspectos: REUNIÓN POÉTICA EN EL vegetativo, funcional y espiritual. EL MARQUES DE LOZOYA, EN LA BIBLIOTECA MONTELAR Para celebrar la llegada de la Se celebró en los salones de la Biblioteca primavera Disertación de don Fernando Chue- Cultural que promueve el Patronato de Mon otras actividades y ca Goitia sobre El Madrid barroco telar, que colabora conpromoción de la muOssa de Montiel (Ciudad Real) 12, centros dedicados a la Para celebrar la llegada de la prima- En los locales de la Sociedad de Estu- jer en todos los niveles de la sociedad, la vera y el reinado de la poesía, los poetas españoles reunirán junto dios y Publicaciones fue inaugurada ayer segunda conferencia de un ciclo dedicado a los maestros de la pintura española. a los muros del romántico castillo de un ciclo de conferencias, organizado por la El conferenciante, marqués de Lozoya, haRocafrida, situado en este término Sociedad de Amigos del Arte, con la disermunicipal y en la cordillera que cir- tación del académico don Fernando Chueca bló de Velázquez, explicando su vida y su cunda las lagunas de Ruidera. Aun- Goitia, que versó sobre el tema: Fisono- pintura. aún no se Su pintura es genial. Hombre muy po- queesta reunión sabe la fecha exacta I mía del Madrid barroco de poética, ya esta asepular en su época, inventa el paisaje del gurada la presencia de muchas per- Distinguió el orador dos capítulos componentes del Madrid barroco, que coinciden natural, en su concepción actual y moderna, sonalidades famosas en las lides ücon los Austrias en el XVII y los Barbo- no al estilo de Patinir. Con su muerte su ricas. Los poetas han elegido este belleza como por nes en el XVIII, pero apuntó por otra par- pintura cayó en cierto olvido para resurgir lugar, tanto por. su castillo del muntratarse 1 1 único te tres fisonomías: una austríaca, que sur- con enorme éxito después de la guerra de la do más conocido por los romances ge por el golpe de gracia de Felipe II; otra Independencia. carolingios que por su propia histoVelázquez pinta lo que ve. Por eso sus ria. Los romances que captó Oer- de transición, más castiza y netamente divantes para incluirlos en la aventuferenciada de la anterior, iniciada a la lle- tipos populares son insuperables, lo mismo ra de la cueva de Montesinos, dan gada de los Borbone- s, y una última borbó- que sus reyes, infantas, niños y animales. toda la fama a la fortaleza, de la que nica- centrada en la obra urbanística, de Ño sucede esto con su pintura religiosa. sabe los Para terminar se proyectaron unas dia- sólo secomo que la construyeron del Carlos III. árabes defensa de la línea Guadiana y que fue conquistada por En la primera se levantan los monumen- positivas, bellísimas procedentes de la Uneslos cristianos un par de veces al me- ¡tos sin ordenación urbana. La mayoría son co, de las obras de Velázquez menos cononos; la última al producirse la vieconventos, que no participan en el superior cidas, tales como los retratos del Museo de toria de Las Navas de Tolosa. -Fiel. engranaje de la ciudad. Al principio son Viena y un precioso retrato del conde- duque herrerianos y severos, luego más exube- que está en el Museo de Sao Paulo, en rantes, aunque sus galas estén escondidas Brasil. en los retablos interiores; la excepción es EXPOSICIÓN MARTÍNEZ MON- sina, que corresponde al último tercio del la capilla de San Isidro, única obra que une TAÑÉS Y SU ÉPOCA EN SEVILLA siglo XVI, cuando Montañés llega a Sevilla procedente de Granada, donde estudió en el un rico interior a una majestuosa silueta Sevilla 12. (Crónica de nuestro correspon taller de Rojas. Esculturas montañesinas y externa. Señaló los tres conjuntos urbanos principales de este tiempo: Plaza Mayor, sal. En el Museo Provincial de Bellas Ar- obras de discípulos y seguidores del maesfes ha quedado abierta una interesante expo- tro. En la primera sección figuran piezas Casas Consistoriales y Cárcel de Corte. ción, bajo el título Martínez Montañés y de Jerónimo Hernández, Andrés de OcamEn la segunda etapa, la de transición; el su época con ocasión del cuarto centenario po, Gaspar Núñez Delgado y Juan Bautista corregidor de Madrid, marqués de Vadillo, del célebre escultor. La Muestra constituye Vézques el Viejo En la segunda, obras que tuvo a su servicio al gran arquitecto una ocasión excepcional para ver reunidas de Montañés, entre ellas veinte esculturas Ribera, logró una sensible transformación cerca, de setenta obras impresionantes. Cons- traídas del monasterio Jerónimo de San Iside la capital. Una de las obras más impor- ta de tres secciones escultura premontañe- doro del Campo, en las cercanías de Sevilla, tantes de este tiempo es el puente de Toleasí como el San CristcbaV de la parroquia de El Salvador, tallado por encargo del do, obra maestra de ingeniería y arquitecgremio de los guanteros; San Ignacio de tura, y la ordenación, de los paseos de la Loyola y San Francisco de Borja y la Virgen del Puerto. El marqués de Vadillo, Inmaculada procedentes de la iglesia de la urbanista precursor, en el que se unía el vieja Universidad; el Cristo de los Desamsentido de la utilidad pública con el de la, parados de la iglesia del Santo Ángel, y la magnificencia, primero en comprender las Santa Ana del Buen Suceso. En la terceexigencias de la ciudad moderna, promovió ra sección aparecen obras de Juan de Mesa el alumbrado público y llevó a cabo el priy Alonso Cano, entre ellas la Virgen de la mer registro de coches de alquiler. Oliva de Lebrija, y la Purísima de la CoSe refirió. después al incendio que, en fradía Sacramental de la parroquia de San FUNDADORES, 9 fina! Goya) 1734, destruyó el antiguo Alcásar- palacio, Julián. LA SALA SELECTA DEL BABBIO SALAMANCA fisonomía de un pueblo elevado a capital, y Forman parte de la exposición también a la posterior sustitución de su pintoresquince macrofotús editadas por el Ministequismo medieval, por el palacio de estilo rio de Información y Turismo, que reproberniniano. ducen esculturas y retablos montañesinos. Analizó después la tercera fisonomía del La exposición, que estará abierta hasta desMadrid barroco, que coincide con una repués de Feria, comprenderá asimismo connovación del pensamiento, la Literatura y ferencias y explicaciones. Fue inaugurada en las Artes, pues los Borbones trajeron a Maun solemne acto presidido por el director drid una pléyade de artistas de renombre. general de Bellas Artes, señor Péres- EmCarlos III logró una obra monumental de bíd, y en el que el doctor Hernández Díaz transformación. Se preocupó por las entrapronunció una lección magistral sobre Montañés y su época. -A. C. das a Madrid y simbolisó, con el arco de Alcalá, su entrada triunfal como Rey en la LOPE DE VEGA, EN LA BIBLIOcapital. El conjunto más hermoso de esta GRAFÍA Y LA FILATELIA época es el trazado del paseo del Prado. que se planeó con avenidas y jardines, pero Patrocinada por el Ayuntamiento de la capital levantina, sé celebrará en Valencia, no se completó con los edificios en torno; del 22 de abril al primero de mayo próxiLa disposición, a, juicio del conferenciante, BARCELO, 11 (junto glorieta Bilbao) mos, una Exposición bibliográfica y filatérevela un cierto parentesco con la de la EL AMBIENTE SELECTO DE LA JUVENTUD lica de homenaje a Lope de Vega. romana plasa Navena. La Exposición prestará, en su aspecto bibliográfico, especial interés a la obra de Finalizó Chueca Goitia su exposición eimpresores, editores y libreros valencianos ñalando las muestras del barroco que, desvinculados al Fénix de los Ingenios. El día graciadamente, desaparecen; a este respecto 25 de abril se celebrará una sesión literaseñalé que sería, lamentable que el Gran ria, en la que se glosarán páginas escogidas de sus biógrafos y se recitarán fragHospital lo hiciese también, pues Madrid mentos de su obra poética. perdería uno de los monumentos mejores En sü vertiente filatélica se expondrán de este estilo, que puede completarse, fines ejemplares y colecciones relativas a Lópfc los planos pedidos desde París para ser code Vega. Los primeros sellos españoles 3 pid conservan allí. Añadió, por último, esta temática datan de 1935 y comnemo- VIDA CULTURAL CASTILLO DEROCAFRIDA I L