Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
N E S el Betis uno de los siete equipos que a lo largo de la historia del fútbol español ha conseguido el título de Campeón de Liga de Primera División. Si tenemos en cuenta que este torneo se ha jugado ya treinta y siete temporadas- -ahora se juega el 38 Campeonato- -y que en él han intervenido cuarenta y un equipos- -nos referimos sólo a la Primera División- hay que coincidir en que el Betis puede ser incluido entre los más importantes clubs de fútbol de España. No importa que ahora esté en la Segunda División, porque estos avatares los ha padecido ya el Club sevillano después de ser Campeón de Liga e incluso ha estado también en la Tercera División. Desde que se instauró el Campeonato Nacional de Liga en España, el Betis, que empezó jugando en Segunda División, ha estado quince temporadas en Primera, dieciséis en Segunda, contando la actual, y siete en Tercera. Es, pues, el Betis uno de los clubs españoles que mejor conocen esas aventuras de caer, levantarse, volver a caer y tener fuerzas para levantarse de nuevo. El Betis es, en la historia del fútbol español- -escribió hace diez años el gran psriodista sevillano, hoy desaparecido, Gil Gómez Bajuelo, que firmó crónicas deportivas con el seudónimo de Discóbolo y que fue en 1921 presidente del Betis- un caso singularísimo de popularidad y simpatía. Todos los clubs tienen su historia, más o menos brillante. El sevillano tiene, además, una profusa y pintoresca literatura. El Betis- -añadía- -es un tema rico en interpretaciones, motivo de ensayo y exaltación. Resulta obligado, aunque pueda parecer tópico, recordar la famosa frase que el dibujante Martínez de Laón puso en boca de su personaje Oselito Viva quedó constituida como tal en el año 1914 con el título de Real concedido por S. M. el Rey Don Alfonso XTTT, los orígenes son muy anteriores y se ha considerado que el Betis nació oficialmente en el año 1907. Existían en Sevilla, además del Seiñlla Club de Fútbol, el España Balompié, transformado poco después en Sevilla Balompié, FICHA. DEL REAL BETIS BALOMPIÉ y el Betis Club de Fútbol. Este último equipo lo habían formado los hermanos Fondado en 190? Castillo, Ochoa, Vicente Peris, WesolosDomicilio: Calle Alemanes, 11. Sewski, Cáscales, Moreno Calvo, Diego López, villa. Roberto Vicente y otros cuantos más. EsColores: Camisa con rayas Mancas y tudiantes en su gran mayoría formaron el verdes verticales y pantalón blanco. Club, pagando una cuota de veinticinco Terreno de juego: Estadio Villamarín, céntimos cada uno. Aunque a veces si; ha Avenida de la Victoria (HeUópolis) Diquerido identificar al Betis con el popular mensión, 107 x 66 metros. Cabida de barrio de Triana, la verdad es que este 13.060 espectadores de pie y 3.000 senclub ha tenido que ver muy poco con ello. tados. Desde el principio el Bstis nutrió su ¡fiBreve historial deportivo: Temporalas, en su mayor parte, con elementos, jódas en Primera División, 15; temporavenes de la Escuela Politécnica del Ejérras en Segunda División, 16; temporacito, y aunque no llegó a ser nunca, un da en Tercera División, 7. EL NACIMIENTO DEL BETIS club auténticamente militar, sí ha habido Campeón de Liga en Primera Divisiempre en su filas directivos militares y sión en la temporada 1934- 35. en sus primeros tiempos directivos y juCampeón del Trofeo- Carransa en 1964. Aunque la entidad propiamente dicha gadores que eran militares. Se ha recorReal Betis Balompié, de Sevilla, nació o dado entre éstos a los hermanos Hermosa, Añino, Fernández Zúñiga, Manolo Ramos, Cuesta, Henke, Alarcón ds la Lastra, etc. algunos de los cuales llegaron a alcanzar después el generalato. Posteriormente también ha habido en sus filas directivos militares, aunque el club ha sido siempre una sociedad civil en la que se han agrupado elementos de todas las procedencias. Los primeros partidos del Betis fueron con equipos de dotación de barcos que hacían escala en Sevilla, barcos que en su mayoría, como ocurrió en aquellos primeros años del fútbol español en Huelva, Bilbao y otras dudadas costeras, eran ingleses. Se consideraba el fútbol como un juejo o diversión de señoritos sportmen y por eso no es de extrañar que en algunos psriódicos las reseñas de los partidos se publicasen en la sección de Ecos de Sociedad bajo el epígrafe Foot- Ball Se ha contado que el periodista sevillano Fernando de Arévalo escribía de estos partidos asi: El señor Hermosa pasa el balón Los pilares bétícos del equipo de antes de la guerra fueron sin al señor Ramos duda, Aedo (defensa izquierdo) Urquiaga (guardameta) Areso (defensa derecho) Su extraordinaria valía queda demostrada con esta Los primeros lugares en donde se jugaban los partidos eran los campos de los cifra: en veintidós encuentros de Liga sólo encajaron 19 goles, en un Prados de Santa Justa y San Sebastián. tiempo de juego abierto y sin las técnicas de cerrojos defensivos. er Beti, manque pierda frase que encierra toda una filosofía de fidelidad, lealtad, resignación y cariño hacia una entidad aun en las circunstancias más adversas; frase que refleja, además, el calor popular que siempre ha tenido el Betis como club, como sociedad que reúne a personas en las que por encima de todo está el espíritu social, el símbolo de lo que para Sevilla significa el Betis y que los bétícos saben colocar por encima de triunfos y derrotas, por encima de títulos o descensos. Por eso también se ha oído decir en Sevilla, en épocas buenas y triunfales del Betis, una frase que parodia la de Oselito pero que expone también ese sentir de filiación al Club, más elevado que todas las circunstancias del propio fútbol como juego y competencia y que dice así: Nosotros somos der Beti, manque gane. 32