Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 26 DE E N E R O DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 63. X. ESTADO CIVIL: HARTA DE ALONSO MILLÁN, EN EL TEATRO CLUB LAS NOVEDADES DE LA SEMANA Hoy, domingo, en el teatro hará, a las doce y media, habrá sesión de Alforjas para la poesía El martes, 28, lectura de escenas de obras de Thorton Wilder, a las siete y media, en la Casa Americana. El miércoles, día 29, estreno de la nueva versión de Medida por medida de Shakespeare, realizada por Enrique Llovet. Ese mismo día, en el Valle- Inclán, se celebrará la 300 representación de Un matrimonio muy, muy, muy feliz Y el día 30, en el Bellas Artes, la 200 representación de El inocente de Joaquín Calvo Sotelo. r srsr Ismael Merlo y Vicky Lagos, intérpretes de Estado civil: Marta Teatro Club. Título: Estado civil: Marta Autor: Juan José Alonso Millán. Primer actor y director: Ismael Merlo. Intérpretes: Vicky Lagos, Ramón Reparaz, José Goyanes. Decorado: Manuel Mampaso. 1. a falta de una radical originalidad no priva a Estado civil: Marta de ser un buen, un notable ejercicio de comediógrafo. En Trampa para un hombre solo de Thomas, estrenada ya en España, una mujer irrumpe en el chalet donde vive solo un hombre al que ha abandonado su esposa. Este es, exactamente, el arranque de la nueva comedia de Alonso Millán. En octubre pasado fue estrenada en París otra comedia, en cuyo comienzo una mujer desconocida entra en la casa de un hombre que vive solo. Estamos, pues, ante un tema conocido. Alonso Millán estudia, a partir de esa situación dada, un tipo psicopático. Hay que conceder al autor el principio que solicita: que un hombre culto y de talento no sea capaz de acudir a tiempo a un psicoanalista. Concedido ese principio, la lógica del autor es impecable. La astucia también. Juega sobre un personaje, pero la adivinanza fundamental está en el otro. Sospechamos del uno; el otro es el culpable. Nos encontramos, por tanto, ante la clásica perspectiva del género policíaco dentro del drama psicológico. Lo que acredita a Alonso Millán como comediógrafo de segura técnica es que su drama se desarrolla en un diálogo, en un enfrentamiento hombre- mujer. Sólo una escena, la del policía, se interpone y corta la tensión inicial para crear otra nueva al final del pñmer acto. Una tensión que renueva la fuerza del conflicto y que baraja todos los datos que el autor ha ofrecido a los espectadores durante el primer acto de la pieza. Los dos personajes van descubriéndose poco a poco; Marta, mediante un juego i agudo de ficciones. Miguel, con un juego! bien disimulado de mentiras. Sólo a partir! de la mitad del segundo acto, cuando el drama se aproxima a su climax, los papeles se desvelan y el espectador inteli; gente descubre al fin el verdadero tema del artificio teatral. Llegar a este resultado no era fácil. Necesitaba el escritor poner en pie dos seres humanos capaces de interesarnos, de hacer que nos concerniera en algún modo su aventura. Alonso Millán lo consigue hasta el punto de que en algunos momentos del segundo acto la tensión, la expectación se hacen insoportables, acuciantes. Del chiste ha pasado el comediógrafo a la agudeza, a la frase. Lo que en ese camino debe a la atenta lectura de Osear Wilde y el desmenuzamiento de las técnicas de paradoja, sorpresa y contradicción del autor de El abanico de Lady Windermere se ve bien en la arquitectura de su diálogo, menos libre, menos espontáneo, más maduro, más teatral, que el de El afana se serena su obra inmediatamente anterior, al menos en la cronología del estreno. Estado civil: Marta está hecha con in- TEATRO HOY, 4 y 7 tarde COMPAÑÍA TITULAR 310 y 311 representación de gradientes conocidos. Diríamos recocidos si cediéramos a la tentación de ser crueles. El tipo del protagonista lo hemos visto en cien películas, leído en mil novelas; el más artificial personaje que es la mujer pertenece a una abundante nómina teatral y cinematográfica. Pero aun así, aunque el pensamiento no tenga elevación, hay mucha habilidad, hay muy finas gradaciones; muy inteligentes mutaciones de situación en esos dos actos. Tanto como para redescubrir en Alonso Millán al autor que prometía en sus primeros tiempos; para declararle profesor en técnicas, dueño de su arte y puesto en plataforma de lanzamiento para más considerables aventuras. Ismael Merlo hace una creación de grande, de extraordinario actor. Desde la primera escena va componiendo el tipo, dándose claves sutilísimas, graduando la subida, la exaltación, precursora de la inevitable depresión de su personaje. Lo que hay de convencional es ineludible. Lo que tiene de naturalidad, de suavidad en el gesto, en la dicción, en el movimiento, en la expresión fácil, nadie lo mejoraría. Como Pulgarcito espolvoreaba de piedrecitas blancas su camino. Merlo va sembrando guijosclave que al final se nos hacen tremendamente reveladores. Gran labor de un actor maduro y dueño de los mejores recursos de su arte. Vicky Lagos ha logrado una muy difícil victoria sobre su excesiva expresividad. Tiene un difícil papel, lleno de tornasoles e insinuaciones. Lo sostiene con eficacia en la difícil tesitura que le impone la naturalidad escénica, la contención de Merlo. Y así se salva la difícil verosimilitud psicológica de una larga situación, propicia en todo momento a despeñarse. El decorado de Mampaso es un personaje más. Adensa el ambiente, crea un clima, encierra en sus paredes el drama que presentimos. Está pegado al conflicto como la piel al cuerpo, como el guante a la mano. Es parte inseparable del drama y de su justificado éxito. -Lorenzo LÓPEZ SANCHO. CON EL AMANTE COMP 1 ACIENTE REAPARECE CONCHITA MONTES Tras su reciente éxito en el teatro Eslava- -local que hubo de abandonar por razones de programación- -y su breve y espléndida temporada en el teatro Barcelona, de la Ciudad Condal, reapareció auteancclíe en el teatro Cómico Conchita Montes con la discutida comedia dramática de Oraham G- reene, según la versión de don José María Peinan, El amante complaciente Como el día, aún no lejano, de su estreno en Madrid, la obra interesó en grado sumo al público, que llenó totalmente el local, tanto por el atrevido problema escénico expuesto por autor católico 1 inglés, y expuesto magistralmente por su adaptador, como por su interpretación, en la que Conchita Montes lleva a cabo una labor admirable, acertadamente re- pilcada por Vicente Parra y Fernando Delgado Caro. HOMENAJE A TONY LEBLANC, EN CALDERÓN Con motivo de sus éxitos en cine y televisión se ha c a b r a d o en el teatro Cal- de MOLIERE Traducción: ENRIQUE LLOVET HOY ULTIMO DÍA Autorizada para todos los públicos. Director: MIGUEL NARROS Lunes y martes no hay función por ensayo de la compañía titular. Miércoles 29 estreno de MEDDDA POR MEDD 3 A Rigurosa puntualidad Ministerio de Infamación v Turismo