Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NADIR AFONSO, CREADOR DE PINTURA ESPACILLIMITE D URANTE los muchos años en que trabajó como arquitecto, Nadir Aíonso tentó librarse de lo que consideraba apenas profesión: Me hice arquitecto por miedo... Recelaba en mí una sensibilidad anormal y me protegía de ella. El diploma era un amparo y la arquitectura una disciplina. Perdió el miedo hace dos años, dedicándose a la pintura; al final era lo que le pedía insistentemente su sensibilidad artística. Tiene cuarenta y ocho años y una vida bastante vivida. Al terminar la carrera de arquitectura, hace dos exposiciones de pintura, integrado en el Grupo de los Artistas Independientes pero el éxito no le quitó el miedo; así, se va a París (194 S) trabajando con el arquitecto Le Carbur- sier, mientras frecuenta la Escuela de Bellas Artes, perfeccionando lo que había aprendido de pintura en Portugal. Su colaboración con Le Carbursier íue difícil y la que tuvo más tarde con Niemeyer- -tres años en Brasil- -no lo fue menos. -Ambos son grandes, pero to que más me impresionó en ellos fue su afinidad egocéntrica. Debo añadir que, en este plan, vivo con la angustia de no haber conocido nunca un verdadero hombre. En 1954 regresa a París, entrando en el grupo de la Galería Benise Rene que se dedica a investigaciones de Arte Cinética. Es en esta altura que Nadir Aionso crea la pintura a la que da el nombre ae Espacillimité exponiendo obras de este género en tres salas entre 1956 y 1959. Espacillimité es una tentativa cinética. -Y Nadir Afonso nos dice- Contrariamente a otras tentativas, en la pintura Espacillimité el movimiento aparece, no de forma arbitraria, más si caracterizada por la sensibilidad: cada momento de una sucesión de imágenes se presenta en equilibrio geométrico. ¿Cómo le surgió esta innovación pictórica? -Naturalmente, como una etapa de la evolución de arte plástica. Es normal que una vez tentadas las formas estáticas puras surja la necesidad de animarlas con movimiento real. Nadir Afonso se encuentra ahora en la mejor etapa de su earrera. Premio Nacional en 1967, rompió su larga ausencia en las galerías, exponiendo en el S. N. I. treinta cuadros, pintados entre los años 1953 y 1967, sobresaliendo de este conjunto la unidad de obra, la sencillez y levedad de formas. ¿Cuáles fueron las evoluciones de su pintura? Espacillimité animado de movimiento (1955; Place Rouge (1957) -Mi pintura comenzó por representar los objetos. Yo pintaba figuras humanas y paisajes: árboles y casas. Después fui atraído por las leyes geométricas aue rigen los espacios y son, a mi- modo de ver, el fundamento real de toda armonía plástica. Asi, con el pasar de los años, la intuición sensible se desarrolló y mi trabajo alcanzó, a través de una evolución lenta, aquello a que llaman arte abstracto ¿Por qué regresó a Portugal en 1960? -Llegaba el momento de mi evolución, en que sentía que no podía aprender nada más en París y deseaba, sobre todo, pintar. Chaves, mi tierra natal, me aparecía como el tugar ideal para trabajar más desahogadamente y expresar una serie de conceptos estéticos, que la falta de tiempo no me permitía concretizar. ¿El arquitecto continúa presente en la sensibilidad del pintor? -Es natural que la práctica arquitec- tónica facilite la práctica pictórica; no obstante, pienso que las leyes que rigen estas disciplinas no son comunes. Se acentuó a través de los tiempos una divergencia de orientaciones y una distinción de objetivos. Hoy, la pintura visa la armonía (leyes geométricas) y la arquitectura visa la perfección (leyes biológicas, geológicas, sociales, etc. Acrecienta: -La arquitectura me dio los medios de subsistencia para poder dedicarme exclusivamente a la pintura. Finalmente, pintor, libre de la profesión de arquitecto, Nadir Afonso, indiferente a la edad, a la juventud que le rodea y entregado a la total realización de su inspiración, inició lana nueva y prometedora etapa artística, para la cual es demasiado pronto hacer cualquier juicio. José REÍS