Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ALEXANCO DE LA CÁMARA- BERNAT YILA BRINKMANN MARÍA C. MARTIN Luis de la Cámara: Composición (Galería Da Vinoi) BERNAT YLLA, nacido en Vich en 1916 y discípulo de André Lhote, es un pintor de riquísimo colorido y un orden de composición que, posiblemente, pueden evocar al maestro de Bordeaux, aunque en Lhote no había emociones capaces de sensibilizar la lógica del cuadro, y en Ylla sí las hay, aunque su rigor, cézannesco a veces, quiere impedir que salgan, poéticas, a la superficie. (Quixote. BREVÍSIMO IDEARIO El espejo de la sociedad siniestra no es la pintura, sino la arquitectura suburbial. Vemos edificios tan literalmente desangelados, tan funcionalmente miserables, que nos hacen imaginar el horror de vivir como no es capaz de- hacérnoslo ningún cuadro. Hoy es mayor el abismo que separa los barrios opulentos de los barrios pobres. En el siglo XIX, contra lo que se cree, la diferencia era. más que intrínseca o de calidad arquitectónica, de emplazamiento ciudadano. Los años y las necesidades fueron condicionando un tipo de vivienda, urbana y rural, cjue respondía a su circunstanciación geosocial. Pero de pronto se ha sustituido esa vivienda por otra que hasta ahora, no responde a nuevas exigencias climáticas ni económicas. una casa no sólo ha de ser un espacio para vivir físicamente. Una casa, hoy más que nunca, debe ser una isla capaz de proporcionarnos un clima de libertad espiritual. A. M. C. Brinkmann: E! coloso (Galería Seiquer) BRINKMANN, malagueño de 1938, pone al servicio de una imaginación teratológica ¿lo entronca su apellido con el Renacimiento rubio de las danzas macabras? unas condiciones excepcionales de dibujante, cuyo pacientisimo pormenor parecería chino si no fuera germánico. La plumilla llega aquí a virtuosismos fantásticos, que son, cabalmente, los que exige su poético monstruario, cuyo destino debe ser. sobre tcdo, el libro. (Galería Seiquer. MARÍA CECILIA MARTIN, salmantina, hace coincidir en su pintura muy diversos valores, entre los que yo me complazco en señalar los del color, refinado y tibio en estos paisajes con figuras en los Que la materia es tan delicada. (Sala del Prado. Ateneo. María Cecilia Martin: Anciana (Sala del Prado)