Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PAGINA DE DIVULGACIÓN AGRÍCOLA FERTISALUS A B O N O- INSECTICIDA PARA COMBATIR LOS INSECTOS BEL SUELO, SIMULTÁNEAMENTE CON LA FERTILIZACIÓN DEL MISMO f OS insectos subterráneos son enemigos solapados de los cultivos, a los que los agricultores, en la mayoría de los casos, no prestan la debida atención, quizá por ignorar su presencia, atribuyendo los daños que ocasionan a la mala calidad de la semilla, a las deficiencias del terreno y, en años de sequía, a ésta, cuando, en realidad, el desastre se debe al ataque de esos insectos subterráneos a las raíces de las plantas. Esta destrucción radicular lleva aparejada una reducción del crecimiento de las plantas, desperdicio de abonos (al no poder ser captados con normalidad) disminución de la resistencia a la sequía, puesto que, por la misma razón, un sistema radicular dañado no puede suministrar agua eficazmente a la planta; reducción del vigor, al tener que dedicar al cultivo gran parte de su energía para reparar daños; empeoramiento de la calidad, sobre todo en aquellos cultivos como las patatas, la remolacha y, en general, en los que se aprovechan los órganos subterráneos, y, en fin, un aumento de la propensión a adquirir enfermedades debido al debilitamiento continuo que sufre la planta. Todo ello, como es lógico, se traduce al final en un serio quebranto económico para el agricultor. Fertisatas combate y resuelve tales problemas. Su aplicación no supone molestia alguna ni labor especial, puesto que se realiza simultáneamente con las faenas normales del abonado. Y así, con Fertisatas se combaten eficazmente las Típulas de tos prados; el Gusano blanco; el Gusano del alambre; el Alacrán cebollero, Cadell o Tallarrós, Gryllotalpa, Grillotópo, Calluezo o Grillo real, pues por todos estes nombres es conocido en nuestro país, según la región en que se desarrolla. La lucha contra estos insectos es difícil, y ello ha sido una de las causas de que hasta ahora no se hayan combatido con el mismo cuidado e intensidad que otras plagas que atacan los órganos aéreos. La capa de tierra que los separa de la superficie les hace invisibles, al mismo tiempo que les procura una exdel célente protección contra las vaalambre, naciones c 1 i m a t ológicas, que con frecuencia e x t e r m i n a n otras plagas, y contra los tratamientos superficiales que eventualmente se realicen. Y si bien es cierto que alguno de los modernos insecticidas de síntesis son apropiados para aplicarlos a esta clase de lucha, como acurre con H. C. H. y Lindane y algunos otros, su aplicación rés u l t a molesta y cara, puesto que hay que emplear un número elevado de kilos de producto por h e c t á r e a y dedicar un tiempo y un trabajo que Gusano blanco. no encaja con las labores normales. Por estos motivos su empleo no se ha generalizado, siendo, pues, Fertisalus el nuevo producto ideal que ha venido a resolver tales problemas. Eebido a que el insecticida Aldrín que entra en la composición de Fertisalus es tóxico, es imprescindible guardar las debidas precauciones, tanto en lo que se refiere a su manipulación como a los j residuos que puedan quedar en el terreno, debiéndose evitar el contacto directo con la piel, utilizando para ello guantes de i gema y mascarilla de caucho poroso, así Á como lavarse cuidadosamente con agua y í MODO DE EMPLEO jabón después del manejo y antes de co- Para facilitar la dosificación de la can- mer o fumar. tidad de insecticida que sea necesaria reSi se produjeren derramamientos del partir por hectárea, según los insectos y producto, despojarse inmediatamente de el grado de infestación que se padezca, las ropas y enjuagar con agua abundante Fertisalus se p r e las partes de piel afectadas o los ojos. Si para al 16 por 100 equivocadamente se ingiriera, debe provode P. O. Anhídrido carse inmediatamente el vómito, utilizánfosfórico) soluble al dose, en ambos casos, el servicio del méa g u a y al citrato dico. amónico, y 1 por 100 No debe aplicarse en terrenos que se desde Aldrín tinen a la siembra de judías ni de zanahorias; los sacos que han contenido el En general, la canproducto deben quemarse, y la ropa emtidad de Aldrín pleada por los obreros en el trabajo ha que d e b e repartirse de lavarse después con abundancia de agua p o r hectárea p a r a y jabón. obtener b u e n o s resultados, es de unos Gusano cortador. SECCIÓN DE CONSULTAS d o s kilogramos, 1 o que supone de 200 a 300 kilos de FertisaLa Sociedad Anónima de Abonos Melus por hectárea. Pero, para conseguir dem creadora de Fertisalns (producto la eliminación efectiva de los insectos del registrado en la Dirección General de Agrisuelo, Fertisalns ha de ser íntimamen- cultura con el número 1 64) tiene estate mezclado con la tierra hasta una pro- blecido un Servicio Técnico de Consultas, fundidad de 15 cm. cuando se trate de totalmente combatir el Gusano blanco; hasta 10 cen- agricultores gratuito, a disposición de los y del público en tímetros, si sólo ha de combatirse el Gu- general. Para utilizar d i c h o sano del alambre, y hasta cinco centíme- Servicio deberá dirigirse la cotros solamente si se trata de combatir ios rrespondencia a: S o c i e d a d Gusanos cortadores. Su eficacia será ma- Anónima yor cuanto mejor se mezcle el insecticida OTíonnell, de Abonos Medran 7, Madrid (Aparcon el terreno. tado de Correos SSS) o a cualquiera de sus Agencias y Delegaciones en las diferentes provincias españolas. Mariano Maurizio, ingeniero agrónomo Por ba transcrvpcióv. FERTISALUS COMO FERTILIZANTE Se trata de un nuevo producto, como hemos dicho, a base de superfosfato de cal, como fertilizante soporte, al que se le ha incorporado Aldrín poderoso insecticida especialmente estudiado para combatir los insectos del suelo, a los que extermina, dejando el terreno libre de estos peligrosos enemigos, lo que repercute en un insospechado aumento de las cosechas, pues es el suelo el medio en el que muchos de ellos desarrollan una parte de su vida, y otros la totalidad de ella, alimentándose a expensas de las raíces de los cultivos en que prosperan. Su empleo es compatible con el de todos aquellos abonos con los que normalmente puede mezclarse el superfosfato de cal. Su acción insecticida se prolonga durante más de un año, lo que permite no sólo librar el terreno de los insectos subterráneos que existan en el momento de la aplicación, sino mantenerlo exento de reinvasiones durante todo ese tiempo. Cuando se trate de eliminar Grillos u otros insectos que se encuentran en las capas poco profundas del terreno, no es necesario más que una labor superficial de enterramiento del producto, pero de la que no debe prescindirse, pues, en otro caso, o si se deja Fertisalus al exterior, pueden producirse pérdidas de Aldrín por volatización, disminuyendo la efectividad del tratamiento, y, por esta razón, la incornoración de Fertisalus al terreno, para mezclarlo íntimamente con la tierra hasta las profundidades indicadas, no debe retrasarse más de las cuarenta y ocho horas después de haberse efectuado su reparto. PRECAUCIONES Alacrán cebollera, Cadell o Grillotalpa. Faustino DE ÁNGEL (Fotos Sanz Bermejo.