Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M A D R I D MIÉRCOLES 22 DE ENERO PESETAS ABC EN WASHINGTON I DIRECTOR: TORCUA DE 1969- NUM. 19.607 TRES TO LUC A D E T EN A. DE POSI TO L E G A L M- 13- 1958- 108 PAGS. NIXON SE JUEGA EN V 1 ETNÁM Y ORIENTE MEDIO LA UNIDAD DEL PUEBLO AMERICANO La tarea que se le presenta con una urgencia mayor es la de reducir la hipoteca dejada por los demócratas SEGÚN UN PERIÓDICO SUECO 1 1 LAS TROPAS RUSAS VUEL- ¡VEN A ENTRAR EN PRAGA 1 f ü ü 3 s S Ü 3 Ü Ü Ü 3 3 3 s 3 Ü 3 Ü s s H 3 La radio oficial repite un mensaje calma al país Estocolmo 21. Las tropas soviéticas fueron trasladadas de nuevo a Praga el lunes y hoy están ocupando cuarteles de tropas checoslovacas cerca del palacio presidencial, según una información del periódico Aftonbladet de Estocolmo, en la que se dice: Soldados rusos, desplazandose a pie, en camiones y transpor íes blindados, han sido vistos en dirección a Praga. El corresponsal de Aftonbla et en Praga, Hermán Lindqvist, dice que la información procede de personas que viven en dos. zonas residenciales. Añade Lindqvist que la información ha sido confirmada en Embajadas occidentales Sin embargo, no se han visto tropas en las calies de la capital checa, ha dicho. Señala Aftonbladet que la emisara de radio oficial checoslovaca repite frecuentemente un discurso del presidente Svodoba pidiendo calma a la población. -Efe- Upi. 1 g 3 3 3 3. 3 s s j 3 3 j 3, s del presidente Svohoda pidiendo I BUSCARA, HASTA LOS LIMITES DEL DECORO, LAPAZ EN EL SUDESTE ASIÁTICO Su primera reunión oficial como presidente la celebró en la mañana de ayer con el Consejo Nacional de Seguridad Washington 21, (Crónica de nuestro corresponsal, por teles Los seis bailes, de gala en seis grandes salas de fiestas de seis lujosos hoteles washingtonianos, t r a dicionales del Iiiauguration Day la toma de posesión de los nuevos presidentes, terminaron muy tarde en la madrugada de hoy, martes. Quince mil parejas de todas las edades, de frac y- vestido de noche, pertenecientes a la América opulenta y republicana, bailaron hasta la extenuación y pasparon, además, altos precios- -un paleo, mil dólares- para comprar las entradas e invitar a sus amigos. Son cosas de un Washington que quisiera vivir como en los tiempos del presidente Madison y su esposa, Dolly. El nuevo presidente, Richard Níxon, y su familia- -el nieto de Eisenhower, David, es ahora el hijo político de Nisoni- fueron de uno a otro baile, y a la una y media se fueron a su nuevo domicilio de la avenida de Pennsylvania, la Casa Blanca. Me h a n dado una llave -dijo Nixon al despedirse de sus republicanos de firac- -y quiero comprobar ahora mismo si es la buena... Lo era. Hoy, terminado el sarao, hubo que bajar por primera vez al despacho oficial a las siete de la mañana, desperezarse y leer los primeros papeles, firmar los nombramientos y dialogar con los ministros del Gabinete y los asesores, y empezar a decidir el rumbo inmediato y los caminos del futuro. El mensaje de ayer ha dejado un excelente sabor de boca en el país. Los cronistas de todos los bandos lo aplauden. Hubiera podido escribirlo Ted Sorensen, dice uno de ellos, y podía haberlo pronunciado desde la tribuna cualquiera de los hermanos Kennedy o el mismo Eugeno McCarthy. Tiene razón el cronista. La diplomacia internacional y las capitales extranjeras, desde Manila a Madrid, parecen, asimismo, satisfechas. Paz fuera y reconciliación dentro fueron las urgentes prioridades establecidas por el nuevo presidente ayer. Fue una declaración sin slogans partidismos ni retórica heroica. El republicano Nixon no puso a su Administración ninguna etiqueta, ninguna marca divisionaria, ninguna frontera ideológica. No hubo cruzada frontera ni sociedad Hubo t a n sólo una invocación a la unidad interna y a la paz exterior. En el exterior, Nixon se enfrenta con dos conflictos inmediatos y graves, Vietnam y. el Oriente Medio. Si la tónica de ayer responde, como parece, a una convicción autentica y a un egoísmo político evidente- -Vietnam destruyó a su antecesor, Lyndon Johnson- -K el nuevo presidente buscará hasta los límites extremos compatibles con el honor nacional y la estrategia asiática una paz en Vietnam. Lo primero que ha hecho hoy h a sido reunir a su Consejo Nacional de Seguridad y conversar con el jefe de su Estado Mayor, general Wheeler, y su asesor internacional, Henry Kissinger. El embajador Alexis Johnson, enviado personal de Nixon a Vietnam, regresa hoy con mucho optimismo a Washington, después de una semana de conversaciones con las autoridades sudvietnamitas. El enviado de Nixon a París, embajador Henry Cabot Lodge, sucesor de Averell Harriman, se encuentra en la capital francesa y ha conseguido que el próximo sábado, salvados ios conflictos de las mesas y los procedimientos, se reanude la Conferencia de paz. Todo este activismo diplomático alrededor de Vietnam en el primer día de Nixon en la Casa Blanca no es una simple coincidencia de oportunidades. Responde al afán nixoniano de calmar los nervios del país, aplacar la protesta que se manifestó ayer con pierta violencia en el mismo desfile presidencial- -83 detenidos, 14 lesionados- -en busca de lo que L. B. J. no encontró: el consenso público. Después de todo, Nixon, el veterano de los combates políticos de la guerra fría en la década de los cincuenta, que propuso a su presidente, AGENCIA OFICIAL Princesa, 10 Goyo, 5 G. Carlos II! Solicite ef Catálogo Joyas OMEGA P ¿to es Joya Omega desde, 10.250 pls. Eisenhower- -1 S 54- el envío de tropas expedicionarias americanas a defender la Indochina francesa, tiene hoy las manos libres para hacer en Vietnam lo que quiera. Los compromisos de hoy no son suyos ni son republicanos. Son demócratas y pertenecen al kennedismo y al johnsonismo. La cuestión en París será encontrar la fórmula adecuada para una paz con garantías para Vietnam del Sur como Estado soberano, la evaluación gradual de los efectivos militares americanos y la eliminación de la terrible sangría humana y financiera en esta sociedad y en los presupuestos del Estado Federal. En este momento Richard Nixon parece verlo muy claro y t r a t a r á de actuar, en consecuencia, redimiendo cuanto antes, si puede, las hipotecas de los demócratas. ¿Podrá hacerlo en el Oriente Medio? Mis informes son que lo intentará ahora que los rusos y los franceses ofrecen, por lo menos, la oportunidad de probarlo. TelAviv, por boca de su ministro del Exterior, Abba Eban, parece estos días muy optimista en cuanto a la respuesta americana a la nota de Moscú del SO de diciembre y a la cauta demanda de clarificación enviada en los últimos días al Kremlin por la Administración Johnson. El ministro no parece tener en cuenta que fue una Administración republicana, la de Eisenhower, de la cual Nixon era vicepresidente, la que se movilizó contra el asalto anglo- francoisraelí de 1956 contra Suez y Port- Said. Históricamente, los republicanos están mucho más libres que los demócratas de (PASA A LA 1. E LA PAGINA 1