Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 9 DE E N E R O DE 1969. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 47. NIEVA SUBIDA DE LOS TIPOS DE INTERÉS CAUSA SORPRESA EN ESTADOS UNIDOS Es posible que en el curso de los próximos meses vuelva a adoptarse otra elevación Nueva York 8. Diversos Bancos de esta capital, entre los que figuran el First National City Bank, 1 Chase Manhattan, el Manufacturéis Hanover, asi como el Philadelpia National y el First Fennsylvania Bank, de Filadelfia, han anunciado una subida de los tipos de interés aplicables a los créditos, desde el 6,75 por 100 actualmente vigente, al 7 por 100. La medida tiene efecto inmediato y se halla actualmente en estudio por parte de otras entidades bancarias del país. La primera reacción que se conoce es la de funcionarios del Tesoro, que se han manifestado satisfechos por tal decisión. Un alto funcionario del Departamento ha afirmado ue el Tesoro no se halla comprometido en planes inmediatos de financiación, y añadió que esta subida de los tipos de interés no determinará cambios importantes en los proyectos inmediatos relativos a la Deuda. Por el contrario, este aumento en la tasa de interés sobre los créditos bancaríos, que es la tercera medida de este tipo en el plazo de seis semanas, ha sido recibida con sorpresa en el mercado de capitales, según se informa en fuentes bancarias. Economistas y banqueros tienen ideas divergentes en cuanto a la oportunidad de un incremento en el tipo de descuento. Por ejemplo, en círculos económicos se expresa la opinión de que la ReservaFederal no tiene necesidad actualmente de elevar el descuento, sino que bastaría combatir la psicología inflacionista manteniendo el l í m i t e actual de certificados negociables. Sin embargo, se señala en los mismos círculos que una vez que los Bancos comiencen a modificar sus dispositivos dé crédito con sus clientes se producirá un efecto de desaceleración económica. Pierre Rinfret, consejero económico oficioso del presidente electo Nixpn durante la campaña presidencial, ha afirmado que es posible que el interés sobre los créditos llegue al 7,50 por 100 en este mismo año, y que, a su juicio, es perfectamente posible una subida del tipo de descuento para dentro de tres meses, lo que no significa, según él, que la Reserva Federal vaya a cerrar la espita del dinero sino, sencillamente, jue habrá que pagarlo mas caro. En términos generales, los puntos de vista coinciden en cnanto a un futuro inflacionista. Don Cohlan, economista del Chemical Bank Trust Company, de Nueva Tork, estima que hay síntomas evidentes de que la producción está quedando desfasada en relación con la demanda consumidora. Los banqueros opinan, por su parte, que es previsible que continúe aumentando la presión sobre los tipos de interés al crédito y que, mientras los índices económicos no señalen signos evidentes de desaceleración, son escasísimas las probabilidades de que se produzca un declive en tal movimiento. En cuanto a los efectos de tal medida en el extranjero, se señala en círculos financieros de Londres que, si bien ha constituido una sorpresa, ya se había especulado en esta dirección, teniendo en cuenta la marcha de los cambios del dó lar desde el pasado día 2. En fuentes re ¡lacíonadas con el mercado de divisas existe I la creencia que el próximo verano puede! ser muy duro, y es posible que, al fin y i al cabo, ello resulte ventajoso. -Comtelsa. el bloque- -o sobre un descenso- -de los precios para que todo ello pudiera ser reabsorbido por un aumento de la productividad. Asimismo, Holanda ha considerado que las propuestas son, en general, inexactas porque no permiten el lanzamiento de la política estructural prevista en el Plan Mansholt, v que son imprevisibles las consecuencias que se desprenderían del descenso de los precios de intervención para la mantequilla y del aumento de precio para la leche en polvo. Los directivos agrícolas holandeses se pronunciarían, según parece, por la liquidación de los excedentes de mantequilla mediante la reducción del precio al consumidor. -Efe. i MERCADO DE DIVISAS Cotizaciones del día 8 de enero de 1968 DIVISAS 1 dólar O. S. A. 1 dólar Canadá 1 franco francés 1 libra esterlina 1 franco suizo 100 francos beleas 1 marco alemán 100 liras Italianas 1 florín holandés 1 corona sueca 1 corona danesa 1 corona noruega i marco finlandés 100 chelines austria 1 100 escudos portug. 1 dirham marroa C AM BIOS Vendedor Comprad 69,629 64,897 14,076 166,044 16,132 138,730 17,406 11,156 19,256 13,469 9,277 9,748 16,661 269,488 243,716 13,725 69,839 65,092 14,118 166,545 16,180 139,148 17,458 11,189 19,314 13,509 9,305 9,777 16,711 270,301 244,452 13,767 La situación del paro en Alemania Nurenberg 8. El número de parados en Alemania occidental es actualmente de 266.400, con un aumento de 70.300 productores en paro durante el pasado diciembre. La cifra actual representa, aproximadamente, la mitad de la registrada a finales de diciembre de 1967 y que constituyó un récord. Según la Oficina Federal del Trabajo, el número de productores parados actualmente representa el 1,3 por 100 de la población laboral total, contra un 0,9 por 100 a finales f J. v INFLACIÓN Y REALISMO Iniciado ya 1969, cada vez se conocen más previsiones sobre la posible evolución económica de los distintos países. Los expertos de la O. C. D. E. pronostican un crecimiento del Producto Nacional Bruto del 9,50 por 100 en Japón, entre el 5 y él 6,5 en Francia, del 5 0 en Italia, del 5 en la República Federal Alemana, del 2,75 en el Reino Unido, y del 2,50 en los Estados Unidos, por ejemplo. Con respecto a España, dejemos la palabra a nuestro Plan de Desarrollo, otra vez en el ring de las Cortes. El año entrante puede bautizarse con muy diversos nombres, según las perspectivas que nos ofrece, pero sin duda, junto a las expectativas de la reforma monetaria internacional, persistirá a lo largo de sus doce meses esa permanente lucha contra la inflación, que es ya un tópico aburrido en todos los programas económicos. No hay un Gobierno que no se comprometa solemnemente a terminar con hs tensiones inflacionistas y, sin embargo, en más o en menos, los precios continúan subiendo en todos los países. Esto debía darnos que pensar. Hay quienes se declaran enemigos declarados y firmes de esa Inflación reptante, que oscila en torno al 2 por 100 anual, y consideran imprescindible reducir este ritmo a cero. Otros se muestran conformistas o prudentes, según se mire, y consU deran este suave crecimiento de los precios como algo consustancial con el desarrollo económico. Ahora, en Estados Unidos- -que en 1968 registró un alza de algo más del 4 por 109- se pretende rebajar este ritmo Inflacionista al 2 por 100 en 1969, ya que si el objetivo fuera la abolición completa de cualquier subida en el nivel de precios, el remedio sería peor que la enfermedad. En este sentido se manifestó Herbert Stein, preconizado como secretario de Estado de Nixon y designado luego secretario de Comercio. Y a mí me parece una postura muy prudente, ante los sacrificios y los esfuerzos estabilizadores que exige siempre a un país la supresión del último coletazo de los precios. Es una pena que la palabra inflación se aplique para todo movimiento alcista y tengamos que recurrir a determinados objetivos para expresar el ritmo de la tendencia. Si no fuera por la dificultad de conservar el alza en ese 2 por 100, que hemos dado en llamar inflación reptante, y evitar su aceleración, me declararía partidario de ese moderado dinamismo del nivel de precios, siempre mal menor que las ortopedias desalentadoras de tantas estabilU zaciones que en el mundo han sido faltas de tacto y de sentido político. Comprendo que nombrar la soga en casa del ahorcado no es oportuno, pero la economía debe ser aplicada por los políticos y conviene tener muy en cuenta que detrás de las palabras, bonitas o feas, acampan realidades a veces menos bellas y otras menos desgraciadas. -Nemeúo FERNANDEZ- CUESTA. Holanda rechaza las propuestas sobre precios agrícolas La Haya 8. Las autoridades agrícolas holandesas han rechazado hoy las proposiciones del ejecutivo del Mercado Común en materia de. precios para la futura política agrícola de la Comunidad. Según las autoridades holandesas, estas propuestas se apoyaban excesivamente sobre