Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D O M I N G O 15 DE DICIEMBRE DE 1968. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 75. espurias deformaciones que menoscaban el mos de antemano los enormes handiprestigio de la televisión. caps que, cada semana, han de vencer E 1 los señores García de la Vega y De las 7 RZUELA c Q n La c a i ó n e l Casas, porque la cadencia del programa ¿uiu. uci. tt M i J á n triunfo de n cTVE d en es abrumadora; los días pasan vertigino- olvido y el resonante éxito a nivel posamente y él sábado llega cada vez más pular obtenido ahora en Buenos Aires con pronto. Puede que alguna pausa obliga- la obra de Romero- Fernández Shaw y el da por cualquier emisión extraordinaria sea maestro Serrano y el resto de las zarzueLa vida es dinamismo. reconsiderar fórmulas allí, nos releva de Actividad. Renovación de buena ocasión para que deba serlo para las proyectadascanción del olvido ser más y cambiar aauello explícitos: fue un las cosas y los hombres. La vida está llena evitar la repetición de escenario y ambien- espectáculo La cabal de música, de interprede novedades. La vida. incluso, es una tes, porque, formalmente, cada Galas tación, de encaje de voces, de ritmo, de novedad renovada cada día. Nuevas gen- parece continente; tes traen inquietudes formales e intelec- incluso la anterior respecto a excepciones, lujo enton- io, de sensibilidad rectora en el contenido es, salvo Juan de tuales al quehacer y al hacer diarios. Qui- modesto. También los presentadores de- Galiardo, Oruuña. María Cuadra, Juan Luis Rosana Yánni, Martelo, Luchy zá por esto TVE 2 alumbró su nuevo pro- ben cambiar su rumbo y la consabida le- Soto; todos actúan maravillosamente. Y grama titulado así, Nuevas gentes con trilla musicada que da pie a los núme- las voces de Josefina Cubeiro, Vicente Sarguión de Parejo, dirección- realización de ros Son ya monótonos... Incluso, el pro- dinero, Lili Bergman y Francisco Saura Domingo Navarro, fotografía de Francis- grama suele abrumarnos con el último dan a las particelas su verdadera dico Sánchez y presentación de Natalia Fi- disco en lugar de que quien canta lo mensión y su registro y lozanía precisos rueroa. De Nuevas gentes vimos el priquizá agomer programa; era como una síntesis de haga con- viejos éxitos ysuyos, menos inte- Comprendemos perfectamente el impacto tados en las con La espacios futuros, como un trailer como rés por esto, ediciones, que se supone que causado porMosteacanción del olvido en a la vez la exigente milanesa un boceto cuajado de esperanzas. La in- es novedad oigamos lo que acaba de ser España, y a su género lírico, que colocó a tención de Nuevas gentes es muy loa- grabado y cuyo triunfo puede ser dudoso, órbita triunfal de los mejoresen la gran logros cible porque nos acercará, cada semana, su lanzamiento nuevos valores en cualquier ram? de la pero no la fuerza depopular. Porque desde nematográfico- televisivos. un programa muy Ga- SHAW Juan Tebar resumió, apasionaactividad social, intelectual, laboral, artís- las del sábado lo es; indudablemente. Al da y apasionantemente, los rastica. Estas nuevas gentes nos contarán sus menos por ahora. El peligro está en que gos maestros de Bernard Shaw. Y su vida. Inquietudes, su visión en algo fundamental descienda por falta de renovación inteLos momentos estelares del autor de Pig 0 adjetivo; nos comunicarán sus deseos, rior; de esquema, de guión... malión -incluso su encuentro con la fio sus esperanzas, convirtiendo así a Nuevas E 1 cepillo de dientes rista a la puerta del teatro- -estaban corentes en un mensaje de esperanza y de IMPHRTANTF eficacia. A Ideas. El ritmo del espacio es perfecto; ímrUIUANlb es un oSra muy impor- ordinados con acierto, con carácter de tiempo. al menos lo fue en su iniciación. El guión tante. El cepillo de dientes muestra el Bernard La complejidad del Shaw, sus genialidades, su insoes homogéneo, entrañado a la esencia y divorcio de los seres que deben estar más bornable espíritu crítico, su extraordinaria existencia vitales de la televisión, y Nata- unidos- -el matrimonio- -porque sobre ellos independencia e incluso su ternura, apalia Figueroa, con muchas horas ya de cá- actúan, implacablemente, los medios que recieron en el guión de Tebar, sobre el que mara, ha cuajado en una presentadora hemos llamado de comunicación social otra de sus cuya personalidad se ha robustecido lo- convertidos en vertederos de slogan pu- Narciso Ibáñez Serrador alzó el programa pequeñas obras grando ese dificilísimo equilibrio de saber blicitarios, políticos... Jorge Díaz, autor de El premio quemaestras en un modelo de nos parece ser y estar de forma que se consubstancia esta obra cuyo encaje en el teatro del construcción, de expresión televisiva, de con la idea del guión a cuyo servicio está, absurdo sería discutible porque nos pareautoridad y elocuencia rectora y de reaImpartiendo a la vez carácter al espacio ce muy lógica, incluso en el juego escélización. Narciso Ibáñez Menta consiguió q u e cualifica, indudablemente. Nuevas nico, expresa el desnivel emocional enotra de sus caracterizaciones geniales, hasgentes nos parece un programa importan- tre dos personajes en un mundo domita Serrador no dudó te cuya vigencia en televisión se afirmará nado por el tecnicismo y la publicidad. n el punto de que Ibáñez foto de Bernard sobrehñpresionar cada semana con resonantes impactos a Para ellos la comunicación es imposible Shaw sobre el rostro la intérprete para del nivel de selección en los hombres, en los por más que lo intentan desesperadamenasí la identidad lograda temas y en las Nuevas gentes que son te, desdoblándose incluso en ansiedad pa- demostrar y paciencia plausibles. Laa base valores y tienen, por tanto, cosas valiosas ranoica de encontrarse, desencontrándose de estudio fue, asimismo, elocuente interen el siempre. Siempre... Claudio Guerin, direc- pretación que decir, valientemente. señor Ibáñez Menta y en tor- realizador de El cepillo de dientes partieron el extenso repartocuantos comde El gran produjo, sin discusión, en TVE su obra BURLADOR cínico cuyo clima estuvo estudiado y maestra. Las múltiples claves emocionales compuesto hasta en los detalles más ni prueba del fuego en TVE. Del Ama- y existenciales de ésta fueron expresadas habitual en un directordeo de Ionesco, obra oscura que causó cabal, puntual, televisivamente con una mios, como esminucioso y exigente como Impacto indudable en la audiencia más resonancia sin precedente en TVE, dado realizador tan Serrador, quien, prácticaNarciso Ibáñez selecta de TVE 2, pasó en apenas ocho el difícil juego de escenas, mutaciones, días de intervalo a El burlador o El án- e incluso caracteres servidos con dos per- mente, angeliza cuanto hace en TVE. gel del demonio de Suzanne Lilar, tam- sonajes maravillosamente interpretados BENAVENTE Señora ama que vimos bién en Teatro de siempre En El bur- por Alaría José Alfonso y Carlos Mendy en en Estudio lador no hay acción externa; es, como una depurada demostración de realidades fundamental Benavente y l es comedia de dice su autora, un ensayo de poesía dra- y autoridad. De ignorar la procedencia pañol. Muy difícil de hacer, del teatro esde expresar, mática donde lo importante es ver lo escénica de El cepillo de dientes diría- porque Señora ama casi carece de inque pasa en el alma de los personajes; en mos que este guión de Jorge Díaz es cima triga pero es, en cambio, un estudio atenel alma de la duquesa Isabel, de Juan y bandera de las posibilidades expresivas to del ambiente- -Castilla la Nueva- -que Tenorio, de su padre, del rey de Ñapóles, del medio cuando habla a la inteligencia se refleja, incluso, en el sabor popular del de Jacinta, de Ana de Ulloa... El burla- y al sentimiento, confundiéndolos en un habla de los personajes, de tono auténtidor o el ángel del demonio se nos antoja todo gozoso que hace meditar, soñar y camente realista. Entre los personajes desintimismo sobre intimismo; es decir, inti- reaccionar. Reaccionar, sobre todo, contra taca Feliciano, don Juan lugareño sin camidad expresada a través del medio más el imperio vacío de espiritualidad de las rácter pendenciero que sorprende al fiintimista; a través de la televisión. AzpI- n u e v a s técnicas de comunicación, que nal- -dice Meregalli- -con ciertas considelicueta, cuya sensibilidad rectora es in- anulan o deforman al individuo, robándo- raciones sobre la vida y la muerte de las dudable, como su autoridad, llevó el em- le su individualidad. La adaptación televi- que no le hubiéramos creída capaz, no peño alto y lejos. Y nos lo acercó en te- sual de la obra, hecha por el propio Jorge es tan notable como la figura y realizalevisión confundiéndonos c o n la esencia- Díaz, Josefina Molina y Claudio Gnerín, ción psicológica de Dominica, su mujer anímica de los personajes de Suzanne Li- nos parece, asimismo, un compendio de arquetipo de Señora ama Alberto Gonlar en un friso de plásticas vivencias in- virtudes que denotan claramente el cono- zález Vergel, que ya dio muestras con La teriores que era, sin duda, lo que preten- cimiento que del medio tienen para ju- malquerida de conocer a fondo el teatro día. Todos los intérpretes- -Luisa Sala, Ragar con elementos auténticos, no con p los personajes de Benavente, llevó a la antena Señora ama con dominio absolufael A r c o s Sempsoñ, Dafauce, Loyola, to de la obra que tuvo, no obstante, meBlanca Sendino, Inma de Santi, Montsenos fuste y garra que La malquerida rrat Noé, Margarita García Ortega, Nuria porque carece, a nuestro juicio, de aqueCarresi, Marisa Paredes, Miguel Vico y llas irtudes. poseyendo, en cambio, otras. Moreno- -reverdecieron, a escala televisual, Ana María Vidal fue la heroína de la verel éxito que, no hace mucho, obtuvieron sión televisiva; sintió y comunicó su persobre el noble tablado del Teatro Español sonaje con evidencia, con autenticidad. durante el ciclo dedicado a Don Juan Autenticidad aue estuvo también en todos en la medida precisa de la colabora CUIDADO 1 Galas del sábado emción individual para lograr la estupenda 1 pieza a resultar monótono; temperatura total, hija de la suficiencia, es el tributo inexorable de las variedades en la dirección de actores del seño Goncuando se mantienen criterios y equipos. zález Vergel. Con Ana María Vidal triunPara colmo, desde su comienzo se ha manfaron Julio Núñez, María Luisa Arias, Lotenido el mismo escenario, idéntica faclita Losada, Manuel Tejada, Enrique Vivó, tura, iguales ritmo y esquema, y todo ello. Ana María Morales, Josefina Rabera, Manecesariamente, desemboca en la monotorisa Porcel, Blanca Sendino. Paloma Lonía porque sólo cambian los nombres de rena, José María Navarro. Eduardo Morelas estrellas que, como dijimos alguna no y José M. Gañís. Espléndidos los deTOS- ANGINAS vez, no son lo fundamental. Lo fundacorados, muy entonados de ambiente, y la mental es el ritmo y su sorpressr deniluminación. -Enrique DEL CORRAL. CONSULTE SU MEDICO tro del quehacer del realizador. Supone- ABC.