Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 30 DE NOVIEMBRE DE 1968. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 59. EL HUMO DE LAS REBOTICAS S MFERATURAS DE LA CAPITAL Max. 8.6 Mía. 4.2 JCW reitera das ocasiones nos hemos ocupado en estas páginas del Calderón de la Barca, uno de los más importantes y completos coliseos de España, con solera artística y rango de primera magnitud en la historia del teatro español desde hace más de un siglo. En la actualidad, el inmueble, cedido en arrendamiento por los propietarios a la empresa Arango, necesita una restauración. Las gestiones que en este sentido se realizaron en los últimos años quedaron en punto Muerto. El rumor de que el Ayuntamiento adquiriría el local para municipalisarlo no pasó tampoco de rumor. A los buenos aficionados al teatro seguía preocupando el futuro de nuestro primer coliseo, futuro que, de continuar así las cosas, ofrecía escasas perspectivas optimistas. ¿Podía, sin embargo, abandonarse a la inercia la pervivencia de un teatro como el Calderón de la Barca, sin desdoro de la ciudad y sus regidores? Nunca lo creímos. Reconozcamos que la envergadura de la empresa- -restaurar y asegurar la continuidad artística que por derecho propio exige el Calderón- -no es baladí. Había q- ue aunar entusiasmo e intereses legítimos de cuantos en serio estuvieran dispuestos a acometerla. Los propietarios del local, como la empresa arrendataria, alegaban rosones y derechos; volvió a olvidarse el proyecto de adquisición por la Corporación- municipal. Y, mientras tanto, el teatro Calderón, con ciento y pico de años a sus espaldas, seguía envejeciendo. Los más pesimistas llegaron a pensar en la posible demolición para dedicar el solar a otros fines. ¡Inadmisible! protestamos airados y hasta nos atrevimos a decir que el Calderón de la Barca debía considerarse como un monumento nacional. ¿Pues qué, un teatro de tal categoría no vale tanto como un palacio... Loado sea el acuerdo, si al fin lo hay, pues, según noticias que nos llegan de buenas fuentes, el Ayuntamiento y la Caja de Ahorros, de la Diputación Provincial están decididos a comprar el inmueble y cederlo, en arrendamiento, a la misma empresa que hoy lo explota, previas las condiciones establecidas por ambas partes en cuanto a restauración y finalidad que el teatro ha de cumplir en el futuro. Esta podía ser, si seguimos el hilo de los rumores, una fórmula aceptable al comprometerse la empresa Arango a hacer compatibles con las proyecciones cinematográficas, que habitualmenie vienen desarrollando, la organización, cada temporada, de cierto número de espectáculos teatrales de calidad artística. ¿Insuficiente? No nos forjemos ilusiones. En tanto el complejo teatral en provincias no supere la crisis que, pese a esporádicas campañas (las- nacionales iniciadas ahora bajo el patrocinio del Ministerio de Información y Turismo) sigue siendo evidente, resultaría desproporcionado exigir que un teatro como el Calderón de la Barca, con un aforo de más de mil setecientas localidades, se mantenga exclusivamente dedicado a su fin primordial a expensas de una empresa privada por grandes que sean su entusiasmo y su afición- -y la empresa Arango ha demostrado tenerlos- -al teatro y sus altos fines. Yo estoy seguro que, de ser ciertas las gestiones que están culminando estos días para llegar a un acuerdo definitivo, el resultado satisfará a todos, incluido este modesto Con la revolución de septiembre de 1868 puede decirse que en Yalladolid, como en toda España un poco, las tertulias de las reboticas quedaron constituidas en algo así como juntas Cívicas de Defensa de la Revolución. A ellas, durante los años anteriores, acudía, cada noche, a veces de tapadillo y otras con la tácita complicidad de la Policía de Narváez o del señor González Bravo, la burguesía media del país, enardecida por su fe progresista. Esta fe consistía en un nebuloso concepto de libertad, en un no menos oscuro sentimiento de anticlericalismo y en sueños, igualmente confusos, de renovación de la sociedad española que, a los ojos de muchos, iba a realizarse automáticamente cuando los Borbones abandonaran el Trono. Ni que decir tiene que la propiedad era, sin embargo, para casi todos estos hombres, un principio sagrado y que solamente una minoría pausaba que el pueblo menudo tenía sus derechos y podía contar en la cosa pública. La luz difusa del gas y del quinqué que alumbraba aquellas reboticas no permitía tampoco ideas demasiado claras en otro orden de cosas a que eran muy aficionadas las gentes allí reunidias: problemas filosóficos y adelantos de la ciencia. Todo ello guisado por una innegable comezón de miedo, ya que estaban cercanas las últimas sublevaciones campesinas, que habían traído algunos días de lato a Valladolid; y los experimentos económicos que se habían hecho unos años atrás con Bancos y grandes casas comerciales habían acabado en la ruina. Esto ponía un dejo de amargura en aquellos rostros de soñadores y románticos, más que de conspiradores de la revolución, que acudían a la rebotica de Bellogin o de Guzmán. Pero desde esas reuniones nocturnas y románticas, con olor a alcanfor y sobresalto, iba a enviar Valladolid a las Constituyentes de 1869 un diputado valioso, sin duda, y espécimen extraño para la época: don Sabino Herrero Olea, que era un especialista en cuestiones económicas. Este don Sabino Herrero Olea había nacido en Villarramiel, de Campos en 1831, y su padre, que poseía una considerable fortuna territorial, había sido ya diputado en las Cortes de 1843. Se había licenciado en Jurisprudencia en la Universidad Pinciana, en 1852, pero había optado por los negocios, fundando, diez años después, la Asociación del Crécronista, conocido en el mundillo de Talla como loco enamorado del teatro Bueno, loco, pero, como cada quisque con sus momentos de lucidez para percatarse de que si la realidad es una ilusión venida a menos, como dijo no recuerdo quién, aceptarla es lo más prudente y razonable. -Francisco ALVARO. dito Mutuo, qué se vino abajo en la crisis económica de aquellos años. En 1 S 56 había fundado El Correo de Castilla que refundido con El Avisador fue luego sustituido por El Norte de Castilla que se convirtió, a su vez, en el órgano de expresión de esta burguesía esparterista. Más tarde fundó también El Eco de los Campos que él mismo dirigió entre 1863. y 1864. No será preciso insistir en que sus ideas económicas eran un puro reflejo de la ortodoxia librecambista, pero sus opiniones sobre la circulación fiduciaria y el papel de Banca le acreditaron en seguida como hombre de modernidad europea. Y ello le llevó a ocupar altos cargos en el país. Sus ideas políticas estaban constituidas por la mística de la revolución de septiembre, con la que estuvo tan comprometido. Hablaba, naturalmente, de la libertad y de que, frente a la tiranía, había que crear la autoridad de la razón pero, en este orden de cosas, el racionalizar un orden político, es en el que, luego, todos estos hombres de la revolución se revelaban como románticos y místicos, incapaces de concretar y esquematizar una teoría de la convivencia. Hablaban del absolutismo como de una entidad biológica, como de algún dragón espantoso y de carné y hueso, que había que exorcizar con declamaciones. En la oscuridad de las tumbas reina el silencio y la tranquilidad- -escribía don Sabino Herrero- pero también hay en ellas unos focos de putrefacción ue con sus emanaciones infestan y corrompen el aire. O antes la libertad era un partido; ahora es un sentimiento nacional; ayer había muchos que se vanagloriaban de llamarse serviles; hoy no hay un sola persona a quien ese nombre no haga salir al rostro los colores de la vergüenza y la indignación Y aquí es donde se delata su pasado de contertulio de Bellogin, el humo de la rebotica, aquel reducto de libertad al que acudían, a pesar de los insultos de quienes les llamaban negros y herejotes, y fuera del cual todo los parecía que eran miasmas y podredumbre. Aunque en esto no se ha avanzado luego mucho, porque todo e e hablar en narábolas y en metáforas, medio biológicas, medio místicas, sigue siendo afición hispánica para tratar asuntos que, sin embargo, ya era hora- -ya lo era en 1869- -de tratar racionalmente, no con esperanzas mesiánicas ni retóricas. -José JIMÉNEZ LOZANO. EL PROYECTADO EMBALSE DE T 0 RRE 5 AD 10 PODRA REGAR CUATRO MIL HECTÁREAS Cesión de terrenos para centros de enseñanza media, entre ellos uno mixto que se denominará Reyes Católicos Valladolid 2 j, (De nuestro corresponsal. Durante este mes han venido celebrándose diversas sesiones en la Casa Sindical, relacionadas con el proyecto de transformación del valle de Esgueva, proyecto que pretende poner en riego cuatro mil hectáreas por medio de la construcción de un embalse en Torresandino (Burgos) Estas reuniones culminaron en la celebrada bajo la presidencia del gobernador civil, señor Pérez Bustamante, con el delegado del Gobierno en la Confederación Hidrográfica del Duero, delegado provincial de Sindicatos y alcaldes del valle citado. Es obvio que la realización de este proyecto colmaría el viejo sueño del Zona Madrid y provincia Importante empresa Química americana con 45 años de experiencia en investigación científica, brinda excelente porvenir con ganancias elevadas a profesionales en ventas. Imprescindible coche. Enviar urgente curriculum vitae al número 11.261. Apartado 40. Madrid. PERDIDO RELOJ de oro, Omega. Taxi trayecto Aeropuerto día 29. Gratificarán PEPE S BAR. Paseo Castellana, 72. 2,6138 6