Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 20 DE AGO TO DS 1968. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 32 ABC EN ROMA pan eucarístico, sino ante una Asamblea en la que la clave está en las responsabilidades de fraternidad que implica ese comer en mismo pan y vivir una misma fe. Y esta vertiente social no surge, como es lógico, de un grupo más o menos izquierdista de curas u obispos latinoamericanos, sino de la misma orientación dada a sus palabras ayer por el Papa y por el cardenal legado. Palabras que eran escuchadas con especial atención, pues son sin duda un preludio de los grandes mensajes que dentro de unos días dirigirá el Pontífice al Continente. En su breve, Pablo 1 insistía en la necesidad de que en América Latina opere la paz de Cristo, que florezcan los sentimientos de fraternidad, que se tenga probidad, que abunde en la justicia E inmediatamente matizaba con la segunda de Bus preocupaciones. Todo esto debe llegar no por los medios violentos que a mentido engendran males mayores, sino a través de leyes solidarias en favor primordialmente de las clases menos favorecidas LA HOMILÍA DEL CARDENAL LEGADO Estas ideas quedaban aún más subrayadas en la amplia y excepcional homilía pronunciada por el cardenal legado. Partiendo de la idea de su misión de precursor, aplicaba al mundo contemporáneo las llamadas de atención del Bautista, pidiendo que se distribuyan equitativamente el techo que no sea madriguera, el trabajo digno del hombre, las seguridades del mañana, el cuidado de la salud, el acceso a la cultura, la libertad, la participación en la Vida de la comunidad Esto lógicamente exigirá serias reformas. Y la palabra del cardenal Lercaro señalaba claramente los caminos: a los obispos se les exigirá que su palabra, virilmente humilde, pero realmente franca, y más aún, su vida evangélica, sean levadura fecunda A los gobernantes, que lleven al cumplimiento la necesaria renovación de estructuras A todos, una veloz, casi fulgurante, toma de conciencia contra injusticias y desigualdades toleradas por siglos Si éste era el eje de la Asamblea en lo ideológico, en lo espectacular y masivo podríamos señalar como dato más típico el desconcierto de todos los comienzos. El pueblo que asistió a la jornada inicial era valorado por los cronistas entre las 125.000 y 200.000 personas, cifra enorme, pero que en un campo preparado para 750.000, daba impresión casi de vacío. Un orden militar, sin duda excesivo (algún periodista ha dicho que parecía más un campo de concentración que un campo eucarístico) dirigió la jornada demasiado rígidamente: los peregrinos acudían pacíficos, muchos a pie desde varios kilómetros, ya que el servicio de autobuses es bastante deficiente. Pero todo era paz y aquí no se ve por ningún sitio ese infierno que algunas publicaciones europeas están pintando (con cretamente hoy la Prensa bogotana reproduce con molestia y amargos comentarios para España los alarmistas e infundados titulares de un diario madrileño) Y así empezó el Congreso, contrariamente a lo previsible: mediocre en lo espectacular, prometedor en lo profundo. No es mal balance para un primer día. -P. José Luis MARTIN DESCALZO. PRELADOS ESPAÑOLES AL CONGRESO DE BOGOTÁ En avión de Iberia, vuelo Q 8 I salieron para Bogotá, a fin de asistir al Congreso Eucarístico Internacional, el arzobispo de Oviedo, doctor don Vicente Enrique y Ta rancón, y los obispos de Huelva y Gerona, doctores don José María García Lahiguera y don Narciso Jubany Arnau, respectivamente. En el mismo avión, y con igual finalidad, marcharon el padre general de los Salvadorianos y el provincial de los Claretianos, padre Jesús Gutierres. Este último, finalizado el Congreso, efectuará una visita a las casas que su Orden tiene establecidas en Colombia. -Cifra. LA LIGEREZA DE LA PRENSA ITALIANA PRESENTA UNA COLOMBIA FALSEADA Y CARICATURIZADA ANTE EL VIAJE DEL PAPA Pablo VI confía en que sus ejercicios de lengua castellana le sean útiles para las conversaciones y lectura de sus discursos Roma ig. (Crónica de nuestro corresponsal, por telex Hierven los preparativos en el Vaticano y en Castelgandolfo ante el ya casi inminente viaje del Papa al país que lleva el nombre de Colón y que será el primero de América que se expresa en castellano, que recibe la visita del Vicario de Cristo. Después de tierra Santa, de la India, de Estados Unidos, de Portugal y de Turquía, Colombia va a ser el país que en año de gracia de igó 8 alcanza el sacro y altísimo honor de ser visitado por Su Santidad Pablo VI. El acontecimiento por histórico es de los grandes y su trascendencia religiosa y social puede ser inmensa. A nadie se le oculta la enorme dificultad de la empresa y el momento en que se produce. Como nadie ignora, las especiales circunstancias de tipo político y económico que dominan en general a la mayor parte de las naciones iberoamericanas, donde pese a tantos particulares problemas, Colombia está realizando un programa de reformas sociales y culturales, económicas y agrícolas total- mente desconocidas para la evidente ligereza que caracteriza a una porción importante de kt Prensa italiana, que presenta a sus lectores ante el viaje del Papa una Colombia falseada y caricaturizada, sin recordarse de las propias íendopolis de los terremotados sicilianas y de visiones sardas, calabresas y napolitanas que pondrían los pelos de punta al más insensible de los espectadores. El hecho es que una ciudad como Bogotá, de dos millones de habitantes, está ya recibiendo en estas horas que preludian la presencia de Pablo VI, en torno a otros dos millones de peregrinas de treinta y tantos países de América y de Europa, con fuerte y lógico predominio de los primeros. Según las noticias vaticanas, los peregrinos más numerosos serán los norteamericanos seguidos por los ecuatorianos, los venezolanos, los panameños y los peruanos, mientras que de Europa parece que van en cabeza los alemanes, después los españoles y en tercer puesto los italianos. Desde luego en razón fundamentalmente a la presencia del Romano. Pontífice, el XXXIX Congreso Eucarístico Internacional batirá el récord de las mayores peregrinaciones mundiales. El viaje de Pablo VI a Colombia ha movilizado a mil doscientos periodistas, principalmente americanos y europeos, a los cuales se les ha reservado en total exclusiva uno de los más grandes y mejores hoteles de Bogotá- -el Continental- además de una espléndida residencia para aquellos enviados especiales que deben escribir en el acto y que tendrán a su disposición los más rápidos y mayores medios de transmisión de la técnica moderna. A su ves, para utilización por parte de los peregrinos, aparte de los II. QOO automóviles de servicio público, se ha solicitado la colaboración de coches privados, que en estos momentos superan las cincuenta mil unidades. Cuando el avión colombiano del Papa vuele, entre los nueve mil y los doce mil metros de altura, cubriendo entre once y doce horas ruta de Q. 50 Ó kilómetros de ida, una inmensa multitud comenzará a ocupar los alrededores del aeropuerto de El Dorado, para aclamarle con verdadera fe y entusiasmo. El Papa confía en que sus ejercicios de lengua española en estos dos últimos meses le sean muy útiles para las conversaciones normales y para que la pronunciación, al leer los discursos, no resulte muy defectuosa en el país en que se habla un castellano espléndido. En los comentarios en torno al viaje de Pablo VI se da una extraordinaria importancia a la concentración en el centro agrario que representa la ciudad de Mosquera de un millón de cainpesinos que en torno al Papa escucharán su palabra puramente evangélica y categóricamente moderna. Pero, naturalmente, que nadie espere oir de los labios del Vicario de Cristo excitaciones o justificaciones de la guerra civil, de la guerrilla, del hmnicidio y, en resumen, del odio. Las anomalías del camilismo y de cierto clero, aun adelantándose entonces a muchos acontecimientos, ya fueron denunciadas por el propio Pablo VI el 25 de noviembre de 1965 ante los obispos iberoamericanos. Entre las fuerzas que tratan de desintegrar la unidad religiosa y moral prevalece en el sector económico- social, como la más dañosa y más cargada de falso atractivo, el marxismo, ateo que con su mesianismo social hace del progreso humano un mito, fundando sobre los bienes económicos y temporales todas las esperanzas, determinando un ateísmo doctrinal y práctico, propugnando y preparando la revolución violenta como único medio para la solución de los problemas, y poniendo como ejemplo a los pmses donde han conseguido afirmar sus ideologías y sus sistemas... Pablo VI será en Bogotá, en Mosquera claro y categórico, como siempre. Como lo fue con la Poputoruni Progressio y lo acaba de ser con la Humanae Vitae Con él no habrá jamás engaño. Finalmente, como anécdota que puede complacer mucho a quienes sienten profundamente el valor moral y entrañable de la ascendencia española de los pueblos iberoamericanos, el Osservatore Romano ponía de relieve el sábado la polémica que ha tenido lugar entre periódicos y varias otras publicaciones de Colombia en orden a si se debía de decir Pablo VI en español o Paulo VI Después de la batalla sobre si la primera o la segunda era la forma más correcta de expresar el nombre del Papa, la versión a la postre aceptada por todos- -añade el Osservatore -ha sido la primera. Ha vencido porque es la más española- -finaliza el periódico de la Cuidad del Vaticano- y tal ha sido la opinión general para la asignación de la victoria -Julián CORTES- CAVAN ILLAS. en CAMBIAS 15 dias en avión especial incluyendo hotel y servicios 5,950 RtaS salidas Agosto 26 y 30 Información e inscripciones EN CUALQUIER AGENCIA DE VIAJES ORGANIZACIÓN AGENCIAS CBUPO A TÍTULOS 3- 4- 5- 8- 63- 68- m