Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 6 DE A G O S T O DE 1968. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 39. ES VERANO EN ESPAÑA ES VERANO bles para la selección, y en este momento figura a la cabeza el duque de Arión, seguido de cerca por Casado y a continuación Rafael Iturrioz, que, al parecer, no podrá alcanzar a Arión dada la puntuación que éste tiene, v en Arenys de Mar, el clima muy parecido a Acapulco y con vientos muy semejantes al del mar donde se disputará la prueba olímpica, se clasificará definitivamente la embarcación que ha de representar a nuestro país. LA FIESTA DEL PIRATA En el Beach del Marbella Club se celebró, como en años anteriores, la Fiesta del Pirata, a la que asistieron numerosas personalidades del gran mundo que pasan sus vacaciones en estas playas. Entre los asistentes se encontraba Gina Lollobrigida, que continúa en el chalet La Herradura así como Jaime de Mora, todos con el disfraz propio del título que lleva la fiesta. SIETE PAJARITOS, SIETE GOLES, SUTE TELEGRAMAS... Cuando el honorable gentlemen mísier William Welling embarcó en el puerto de Southampton hacia el Setecientos ochenta y tantos, no sabía la infiuencia que el número 7 tendría en la vida de su no menos honorable descendiente Juan Huelin. Como otros tantos extranjeros, el honorable William Welling llegó a Málaga, organizó sns negocios, se casó con una estupenda malagueña y guardó en un armario sus siete pajaritos que desde Inglaterra le habían acompañado. Como hay que aclarar las cosas, diré que los siete pajaritos no estaban vivos, pero tampoco disecados. Formaban parte integrante, dibujados en oro sobre campo de gules, del blasón de Mr. Welling. Esto quiere decir que los siete pajaritos de su blasón le dieron derecho a ser incluido, automáticamente, en la clasificación de los de la Pelusa a la sazón más distinsruida y señorial, frente a los comerciantes de la Manteca que vinieron también de otros lugares, pero sin blasón de ninguna especie. Con el tiempo cambiaron algunas cosas, y entré ellas la morfología del apellido, que pasó a ser Huelin, y así sigue, sin que ello obligara a los siete pajaritos del escudo a sufrir variación alguna. Entre los numerosos Huelin ilustres de la Historia del novecientos en Málaga hubo varios que crearon riqueza, exportaron vinos, sostuvieron viñedos o fueron héroes, como uno que murió como un macho en la guerra de África, o el otro, que se sublevó el 18 de julio y se mantuvo con un puñado de soldados hecho el amo, hasta que las masónicas arias de Martínez Barrios convencieron a Paxot de que retirara las fuerzas porque él tenía ya organizada una especie de Jauja. sus contrarios, sacudirle al propietario del campo de calle Cristo de la Epidemia, una derrota parecida a la de las Navas de Tolos Siete a uno fueron los goles, y los siete se los marcó él solo. Gritaban los entusiastas, enfurecidos de júbilo, cada vez que su ídolo marcaba. Los del Malagueño se escondían, presurosos, para evitar las burlas de sus contrarios, y después de partir un largüero de un cañonazo alcantarino, Juan Huelin llegó en hombros de la multitud desde el campo de juego a la Cañada de los Ingleses. El entusiasmo fue tal que tuvieron que salir a los jardines de la finca a saludar, sus padres, hermanos y primos, y por poco tienen que sacar al mismísimo retrato de don Juan Clemens, el ilustre antepasado del héroe, fantasma oficial de la Málaga del XIX que, con su también compañero de correrías fantasmales, don Enrique más conocido por don Adrián tantas veces se pasearon por la Alameda de los Tristes. Sin embargo, nunca le dieron la medalla del Mérito Deportivo. Pero ahora, en cambio, la Medalla del Mérito turístico en su pecho ha compensado la injusticia. Porque los siete pajaritos que convirtió en goles, se le aparecieron volando, azules y cuadriculados, en forma de telegramas. Fueron siete telegramas de otros tantos ministros, personalidades y directores generales, felicitando a este precursor de los actuales Di Stéfanos. Pero, como hombre sencillísimo, no creyó que su generosidad con la Flota americana, ni. la hospitalidad de sil finca El Cajón fueran bastantes razones para que lo condecoraran. Y tomó la cosa a pura broma. Ni creyó en los telegramas, ni en el periódico que publicó la noticia, ni en el oficio donde se le comunicaba. Seguía creyendo que todo era una pura guasa de sus amigos. Pero éstos, para convencerle, se han reunido, y con un comité de siete, como los pajaritos, los goles y los telegramas, le van a dar una comilona de homenaje donde don Juan Huelin y García de Toledo, Muller y Clemens, hidalgo por los cuatro costados, recibirá el impacto gastronómico de siete platos típicos. A ver si se convence con eso, de que lo de la medalla es verdad. -Sebastián SOUVIRON. I ACTIVIDADES DE LOS AMIGOS DE LA UNIVERSIDAD La Asociación de los Amigos de la Universidad ha difundido una circular, acompañada del boletín de adhesión a la Asociación, en pro del establecimiento de la Universidad malagueña, siendo ya numerosos los boletines que, cumplimentados, han llegado a la sede de la Asociación, que viene recogiendo este justo anhelo de Málaga. NUEVO CÓNSUL GENERAL DE HONDURAS Ha tomado posesión del Consulado General de Honduras, después de obtener el correspondiente exequátur don Adolfo Martos Crooke. A pesar de que su padre fue gobernaPLACA DE ORO DEL TURISMO A dor cuando la dictadura, Juan Huelin SOTOGRANDE y García de Toledo no tenía basta ahora ni una sola condecoración que lleEl centro residencial v deportivo Sotovarse a la solapa. Pero en el momento grande ha sido distinguido con la placa de en que le dieron la medalla del Mérito Turístico. la gente relacionórsus mérioro al Mérito Turístico, concedida con motos, sus virtudes, su simpatía y otras tivo de la conmemoración del iS de Tulio. cualidades más. Resulta que Juan HueEste centro tiene 1.300 hectáreas, dispolin, por los años veinte, jugaba al fútbol en calidad de interior derecho amateur niendo de un campo de golf consilerado del Real Málaga Club de Fútbol. En la como el meior. de Europa, construido por el rivalidad local con el Malagueño, equifamoso arquitecto americano Robert Tren po de los Cubería y de los Casero, el Málaga consiguió al fin, en el terreno de Jones. Tiene, además, un club de polo y pistas hípica y de tenis, desde donde se divisa la costa africana, el Peñón de Gibraltar v la serranía de Ronda, habiendo contribuido decisivamente a la puesta en valor del Campo Candado lucían artística iluminación realde Gibraltar en su aspecto turístico, dentro zando su esplendor en una noche inigualable. Se vistieron de largo las señoritas María del Plan de Desarrollo, que con tanta celedel Carmen Alvarez Mossig, María Victoria ridad viene poniéndose en práctica. LOS REYES DE BULGARIA Veranea en Marbella el Rey Simeón de Bulgaria, acompañado de la Reina Margarita. También ha pasado una temporada en Guadalmina S. A. R. Don Ataúlfo de Orleáns. FIESTA DE LOS JAZMINES Extraordinario éxito alcanzó la tradicional fiesta de Los Tazmines celebrada a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer v en la Que han sido presentadas en sociedad varias señoritas malagueñas. El homenaje a las debutantes fue ofrecido DIRECCIÓN FACULTATIVA por el poeta Tose María Souvirón. premio Torre de Madrid, 8- 9. -Tei, 24144 75- Madrid nacional de Literatura, v los jardines de El Urdíales, Julia Ramírez Naranjo, Angelita y María Muñoz Bayo, Carmen Taillefer Souvirón, Ernestina Céspedes, Victoria Barrionuevo Bolín, Celine Maestroni, Carmen Naranjo Alvarez, Ana Rosa y María Tose Guille LlinaSj María Auxilio Díaz González, Nieves Fernández Gallego. Pilar Lafuente, María Asie go Verdugo, Margarita Jiménez Huelin, Georgina Torres Gross, María Loring Lasarte y Teresa Gutiérrez López. María Dolores Pradera tuvo una excelen te actuación y las orquestas Serenade s y Los Broncos animaron durante toda la noche el baile. Por último, habían ofrecido su colaboración el conjunto Los Gritos ganadores del último Festival de la Canción en Benidorm; Juan y Júnior y los famosos Manolo y Ramón. El cuadro flamenco estuvo a cargo de los artistas de la Taberna Gitana, también en colaboración desinteresada. L. B.