Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
culminaría con la edición del sexto y último tomo. Fue dedicada la obra a Felipe V, por la Academia en pleno, y sus miembros se regocijaron con las expresiones elogiosas que para empresa tan monumental tuvo el Monarca. 1738 Se redacta el primer Reglamento para la Biblioteca de la Academia, a la cual se le. asigna, para este propósito, 300 ducados anuales. 1739 De la Secretaría de la Academia se desgaja el cargo de tesorero, que desempeñó por vez primera Manuel Villegas Piñateli. 1741 Se edita la primera Ortogx afía académica. 1749 Para vigilar las etimologías se crea el cargo, por oposición, de revisor de correspondencia latina, cuyos primeros titulares son José C a s a n i y Juan de Iriarte. Abolido con los años dicho cargo y vuelto a establecer, se suprimió definitivamente en 1869. 1754 Fernando VI hospeda a la Academia en una habitación de la Real Casa del Tesoro, dependencia del nuevo palacio Real, después de haber tenido aquélla por sede los domicilios del fundador y familiares sucesores de éste, el del continuador Carvajal y Lancáster, y posteriormente el del duque de Alba, como mayordomo mayor del Rey. 1758 Se inicia su galería de retratos con los personajes más destacados de la institución. 1771 Tras treinta años de preparación, se publica en esta fecha su primer libro de Gramática 1777 mera vez el D i c c i o n a r i o usual en un solo tomo, impreso por Ibarra. 1793 Carlos IV, a través de su ministro Godoy, ofrece nueva sede a la Academia en el antiguo Estanco del Aguardiente, en la calle de Valverde, domicilio actual- -reconstruido- -de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. 1814 Con la edición de la Jornada de Carlos V en Túnez y la Aminta de Tasso, traducida por Jáuregui, la Academia introdujo en España el uso de la estereotipia, a la sazón gran novedad en las Artes Gráficas. 1817 Se forma el primer Catálogo de la Biblioteca de la Academia, que cuatro años más tarde poseería unos 4.200 títulos. 1847 S. M. el Rey Don Felipe V, por Real Cédula expedida el 3 de octubre de esta fecha, autoriza a la Academia para formar sus Estatutos, concediéndose varios privilegios a los académicos y a la Corporación. Por Real Cédula de este año la Real Academia nombró impresor oficial a Antonio Pérez de Soto, destacando entre los titulares académicos en este noble arte Joaquín Ibarra. Por vez primera la Academia instaura la costumbre de que el miembro que recibe la docta corporación exprese en su discurso de ingreso gratitud por haber sido elegido. El primer académico que se acogió a esta fórmula fue Manuel de Fuentes, quien, por curiosa paradoja, tiempo después fue expulsado de la Academia por falta de asistencias. 1715 Publícanse los primeros Estatutos de la Real Academia Española en los cuales se fijaba en 24 el número de los académicos numerarios y otros tantos posibles o supernumera- MÍA Por Real Orden de 1 de junio, el ministro Pastor Díaz, diez días después de nombrársele electo numerario de la Academia, dispone q u e en adelante, los miembros de la Corporación puedan usar uniforme para los actos solemnes, así como una medalla especial como distintivo de clase. La iniciativa de esta disposición corresponde al ministro precedente, y también academice, Roca de Togores, más tarde marqués de Molíns. Comienzan l a s recepciones públicas, inaugurándose e s t a costumbre con el ingreso colectivo de Olivan, Pastor Díaz y Hartzsnbusch, contestados en un solo discurso por Martínez de la Rosa. 1848 Sobre un reforma de los Estatutos, propuesta en el año 1847 por el marqués de Molíns, el ministro Bravo Murillo publica un Real Decreto aumentando hasta 36 las plazas efectivas, suprimiendo los Felipe V, que fundó oficialmente la Academia. rios o aspirantes, y honorarios. Entre sus tareas primordiales figuraba la formación de un Diccionario, una Gramática, una Poética y una Historia de la Lengua. Se adopta por divisa un crisol puesto al fuego, con la leyenda Limpia, fija y da esplendor que la Corporación usó desde esta fecha, a propuesta del conde de SaMueña y duque de Montellano. Los caballeros zaragozanos Juan Francisco Escuder y Antonio Agustín se ofrecen a la Academia para colaborar con voces peculiares de Aragón. Es el antecedente más remoto de los que con los años habrán de convertirse en miembros correspondientes españoles, con residencia fuera de la capital de España. 1726 Se publica el primer tomo del Diccionario de la Lengua Castellana llamado Diccionario de Autoridades por las voces y pasajes de grandes escritores que lo integran. Trece años después, es decir en 1739, La Real Academia. Española convoca el primer concurso literario académico, bajo el tema de Elogio de Felipe V obteniendo el primer premio Viera y Clavijo, y el accésit Conde y Oqüendo. 1778 En este año se inauguró el primer concurso poético de la Academia, obteniendo el primer premio el poeta José María Vaca de Guzmán, por su canto a Las naves de Cortés destruidas 1780 E d i c i ó n monumental del Quijote impresa por Ibarra y hoy codiciada pieza de bibliófilos. La docta institución, a lo largo de su historia, habrá de realizar trabajos, obras y acciones a la mayor gloria del Príncipe de los Ingenios Españoles. La Academia edita por pri-