Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ALTA EXTREMADURA... Garrovitlas de Alconótar. Entrada a la calle de San Pedro. La Lea e Ilustre Villa de Hervás a su amor bien manifiesto ai campo. Veámoslo. pos ejemplo, en los siguientes poemas: EL EMBARGO Llevaiaolo todu. tndu menos esu: Que esas mantas tienin xoul de su cuerpo... iy me giielin, me ffüelin a ella ra r- a que las güelo! VARÓN ¡Me giedin los hombris que son medio jembras! EL DESAHUCIADO ¡a vel si de golpi o me pongo pironou u espeno... De la villa de Garrovillas de Alconétar mencionemos los términos clásicos y típicos cerno maninus y cutainus de marcado sabor local. Pedro Cába, escritor y ensayista caesreño de nota, autor de obras importantes de pensamiento y siempre en contacto con la región, en una interesante comunicación que presentó a la II Asamblea de Estudios Extremeños, Apunte para un retrato del alma del extremeño estudió la antropogeografía extremeña, la ternura y el pudor viril del extremeño y los rasgos fundamentales que hay que anotar a primera vista en el alma del extremeño. Al abordar SI diminutivo en el habla extremeña hace esta admirable síntesis: Creo ver una prueba de las suavidades y de la ternura soterrada del alma extremeña en el empleo de nuestro diminutivo. El diminutivo en illo del andaluz y del castellano, o en ico del aragonés y también de ciertas zonas de Castilla, o en uco del cántabro, son, claro es, mostrativos de disposición efectiva y familiar. Pero la desinencia diminutiva en ino derivación atenuada, dulcificada aún, del iño tan untuoso, del galaico- portugués, parece indicar que el alma extremeña quiere extremar así la expresión de su ternura recogida y caudalosa. Más aún: puesto a manifestar por las vías claras de la lengua ese rebose sentimental, usa no ya del superlativo aplicado a la desinencia diminutiva, sino hasta el archisuperlativo. Y así as la única región, con algunas zonas limítrofes andaluzas, donde se usa el requetediminutivo. No le basta decir chiquino y chiquinino sino que llegar a decir, archisupsrlativamente, chiquirritino y chíquirritinino Ello es invención de las hondas y delicadas mujsres extremeñas, pero es evidente que la ternura del varón sa ha sabido incorporar también esos sentimientos de ternura Los estudiosos e investigadores de Jas lenguas propias y dialectales recogen como un tesoro, celosamente, cuanto hemos tratado por el valor que encierra. Valeriano GUTIÉRREZ MACLAS