Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIEKCOtriS 22 DE MAYO DE 1968. E D I C I Ó N DE LA MAÑANA. PAG. 101. LA COPA DEL GENERALÍSIMO GUIPÚZCOA ENEL RUGBY Cuando en la mañana del domingo el Club Atlético de San Sebastián se proclamaba campeón de España de rugby en la Ciudad Universitaria madrileña se producía una importante novedad en la historia española de este deporte. Novedad no sólo porque este equipo guipuscoano ha escalado la más alta cumbre de este deporte en el ámbito nacional, después de quedar campeón de segunda categoría el pasado año, sino porque por primera vez desde que el campeonato español empesó a celebrarse, allá en el año 1928, alcanzaba el título un equipo no catalcin ni castellano. Creo yo que es éste el principal síntoma de que la expansión de este deporte entre nosotros empieza a ser auténtica realidad. Ya no queda el rugby reducido a la pugna en la cumbre de los equipos de Cataluña y de Madrid como hasta ahora había ocurrido, pese a los intentos en otras provincias y a las incorporaciones de equipos de Sevilla, León y Valencia, que nunca pudieron, pese a sus deseos y esfuerzos, con esa supremacía de catalanes y castellanos. Hay ya un equipo fuerte en Guipúzcoa, región que por su cercanía con el Sur de Francia, en donde se practica buen rugby, tiene amplias posibilidades de intercambios aleccionadores; región que produce jóvenes fuertes y corpulentos a los que sólo falta el perfeccionamiento técnico para alcanzar buenos niveles. (Por cierto que en mi comentario sobre el rugby de hace unos días yo dije porque no todos los jóvenes pueden disponer de esa fuerza corporal y en lugar de jóvenes salió la palabra pobres que dejaba incoherente el concepto. El ejemplo del Club Atlético de San Sebastián bien reflejado en el rugby, corno en baloncesto y atletismo, creando cantera debe constituir lección para muchos clubs norteños. El rugby ha cuajado ya en Guipúzcoa, pero no todo debe quedar reducido a ganar un título. Las posibilidades son grandes y el camino marcado por el club guipuscoano debería ser seguido por vizcaínos, navarros y montañeses vara aumentar Tos efectivos del rugby y crear a la vez motivos de estímulo y aliciente vara los equipos ya veteranos como Barcelona y Samboyana, que son los clásicos, y los equipos universitarios madrileños, que hasta ahora han alternado con exclusividad en la primera línea del rugby español. Si desde 1926 el C. F. Barcelona, finalista el domingo, había ganado catorce campeonatos; la Unión Deportiva Samboyana, nueve; el S. E. U. de Madrid, tres; él Club Natación Barcelona y Canoe de Madrid, dos; y el Real Madrid, Real Sociedad Gimnástica Española, Atlético de Madrid v Colegio Mayor Cisneros, uno, la incorporación a esta lista del Club Atlético de San Sebastián no debería resultar anecdótica y circunstancial y convertirse en flor de un día o episodio de una temporada. El hecho debe constituir el principio de una nueva etapa en el rugby español que obliga a directivos, clubs y jugadores a muchos esfuerzos y dedicaciones para que este importante escalón logrado tenga pieria y fructífera continuidad en las próximas temporadas. -AROSTEGUI. EL BETIS ELIMINA AL BADALONA EN LA PRORROGA DEL DESEMPATE (3- 1) Tuvo mayor fondo y se mostró más peligroso en el área contraria EL EQUIPO CATALÁN GUSTO POR SU HOMOGENEIDAD Y TÉCNICA DE BALÓN Alineaciones. -BADALONA: Casañs; Franch, Matamala, Romea; Ortí, Gasull; Luis, Taulet, Ilundain, Castaños y Martí. REAL BETIS: Villanova; Ezequiel, Telechía, Grau; Aparicio, Antón; Azcárate, Quino, Landa, González y Rogelio. Entrada. -Unos 15.000 espectadores, por lo menos, que se situaron en las gradas de preferencia y lateral. Terreno de juego. -En buenas condiciones. Temperatura y otros factores. -Doce grados, con ligero viento. Luz eléctrica. Arbitraje. -A cargo del arbitro castellano señor Camacho, que realizó una labor perfecta en un partido difícil de juzgar y de constantes variaciones en el juego, con prórroga, por lo que fue menester unas facultades físicas poco comunes en los arbitros. Imparcial, autoritario, con visión de las faltas y buen criterio. Si tuvo algún error fue como excepción de un notable arbitraje. Goles. -A los dieciocho minutos, Antón centra desde la banda izquierda y González remata bien de cabeza y marca el primer gol del Betis. A los doce minutos del segundo tiempo, a la salida de un córner contra la meta bética lanzado por Luis, el delantero centro del Badalona, Ilundain, falla en su entrada para rematar, pero la pelota se queda cerca y le da tiempo a rectificar y tirar a gol, marcando el empate. A los catorce minutos de la prórroga, Quino remata de cabeza un centro de Rogelio desde el lado izquierdo y marca el segundo gol bético, y a los siete minutos de la segunda parte de la prórroga, el arbitro castiga con indirecto una falta dentro del área del Badalona; se colocan los jugadores catalanes en la línea de gol, saca la falta Aparicio sobre Rogelio en corto y el tiro de éste, por alto, es el tercero del Betis. Resultado del primer tiempo. -Betis, 1; Badalona, 0. Resultado del segundo tiempo. -Betis, 1; Badalona, 1 Resultado al acabar la prórroga. -BETIS, 3; BADALONA, 1. Madrid tiene una historia larga como escenario de desempates en eliminatoria de Copa, pues su situación geográfica le hace estar equidistante de las ciudades de los equipos en lucha. Al público le han gustado siempre los desempates, pues suelen ser luchas ardorosas, sin desmayo, en las que los dos equipos trabajan a fondo los noventa minutos, como mínimo, y con frecuencia, los treinta inmediatos de la prórroga, como sucedió en este animado Betis- Badalona, que ha necesitado la ampliación del tiempo reglamentario para que pudiera resolverse el pleito. En esta prórroga fue mejor netamente el Betis; en los noventa minutos anteriores, el juego estuvo nivelado, con reparto de iniciativa al 50 por 100, con la consiguiente atracción para los espectadores neutrales, apenas salpicados con pequeños grupos de partidarios béticos y badalonenses. Para el pública de Madrid, habitual en partidos de Primera División, el Badalona era novedad; para el sector popular que asiste a los partidos de Segunda y ve todo lo que juega el Rayo, el Badalona era menos novedad. Sin embargo, incluso a los que conocían al Badalona, por haberle visto jugar en Vallecas, les pareció que el equipo barcelonés había mejorado mucho, porque su acción uniforme, la técnica de balón de todos sus hombres, el engarce con la pelota a ras de suelo, la rapidez, movilidad 7 conservación de distancias entre sus líneas fueron de tal regularidad que obligaron al Betis al empleo máximo para salvar la eliminatoria. No había altibajos ni figuras en el Badalona; era un conjunto. El Betis, con algunas piezas de valor individual, era más irregular; hacía mejores y peores cosas como equipo. Se adelantó en el marcador con un buen gol de González, que fue con Quino lo mejor del ataque blanquiverde, aunque al final se cansara González y errara en el tiro. El Badalona continuó a ritmo acelerado la búsqueda del empate y lo encontró. Con la moral crecida de los catalanes hubo una AUTOMOVILISTAS no salgari por carretera s! n CINTURONES F A C de seguridad 3 7 5 Pta s. Homologados Rf. C- 8 y C- 11 da venta en establecimientos del ramo y W Viríato, 31- Teí. 2246584 Servicio de instalación grafúlfo