Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D O M I N G O 17 E MARZO DE 1968. EDICIÓN Dff vistas ya en TVE. Ahora le ha tocado el turno a La librería del Sol adaptada por José María Rincón, y dirigida y realizada por Pedro Amalio López. Quedó mal. Quedó lenta, perdida de ritmo, enfática. Discursiva. Morosa. Y desvanecida de tesis. Anselmo esencia de La librería del Sol parecía mas un ser sermoneante y vacío que un vaso de inquietudes. En realidad, EL TRASPLANTE todos los intérpretes- -menos José urjas- -típico de inquisidor formal y sembrador de hablaban y actuaban pedantescamente, sin inquietudes. El trasplante es, como guión, tono de conversación, sin realismo. Sin que una obra importante; como televisión, un apenas dejaran traslucir su verdadero esproducto trascendente que resume y ulti- píritu. De ahí que la obra quedara roma ma otros trabajos suyos en TVE. N. N. de intención, que la tiene y muy clara. Es 23 fue una denuncia contra el bombar- el miedo de Anselmo a la projimidad y su deo del individuo por los medios masivos compromiso, para concluir aceptando la de comunicación; El asfalto un grito necesidad del compromiso en la precisión contra la desasistencia del hombre en la de asumir la vida, y la projimidad, entramacrópolis. El trasplante un aviso de lo ñablemente, y aún a costa de perderse en que espera a la humanidad. Ni siquiera la ella o espantarse, después que la librería paz del sepulcro; esa paz última, como des- -que representa a la sociedad- -se ha dicanso para aquel individuo machacado suelto progresivamente. La realización fue, por los medios masivos de telecomunica- asimismo, tópica. Se abusó de los planos ción en N. N. 23 o del otro engullido por frontales que fatigan y son muy teatrales, el asfalto ante la indiferencia, o la burla, además, y, por tanto, nada convincentes en de sus conciudadanos. El transplante es, televisión. como tema, la suma de aquellas dos angustias, el resumen de un fin sin fin del PROCESO L i m p i a importante, exhombre prácticamente despedazado, destraordinaria versión aparecido, atomizado en múltiples tras- va de Proceso por la sombra detelevisiun buplantes; en el total trasplante que lo deja en nada. Por eso al sepulcro baja el no ser nada de quien ya no existía, físicamente, porque el hombre fue vendido en parcelas, deshecho en retazos, fraccionado hasta el infinito de su finitud física. U n tema d e Desarrollo tanta amargura sólo podía ser desarrollado como lo vimos. Con humor. En N. N 23 cabía lo lírico, lo poético; en El asfalto lo trágico. En El trasplante no. En El trasplante sólo podía haber expresión humorística que aliviara esa tesis acerca del futuro del hombre, como mercancía. El gran sentido del ritmo y de las posibilidades de la televisión como portadora de textos que tiene el señor Ibanez Serrador, le hizo escribir sensu stricto del alcance masivo del medio, dando a las imágenes y a las situaciones, toda la fuerza que tienen. Y dejó en segundo plano el diálogo, porque la televisión es, primero, visual, y después, auditiva; no es, como creen algunos, un factor sonoro al que se le añade el óptico, sino al revés. Por eso en El transplante tienen tanta fuerza las imágenes y la interpretación, en la que destacaron todos, y entre todos, José María Prada, Lolita Herrera yMiguel Aguado en los personajes más humanos ABC. LA MAÑANA- PAG. M 7. rro en Teatro de siempre (TVE. 2) Interpretada por el Teatro Estudio de Madrid. La adaptación, de María López Góimez y Miguel Narros, llegó muy bien a la televisión; y la dirección de José Carlos Plaza atuvo a las leyes concretas del e medio, no a las más ampulosas del esce nario clasico. García Toledano logró, a nuestro juicio, una de sus grandes realizaciones: coherente, idónea, subrayante. Subrayante, incluso, en el uso de las sobreimpresiones filmadas para robustecer la idea de Dürrenmant; este Dürrenmant que es tierra de sedimentación cuyos materiales aglutina la farsa. Una sed implacable recorre toda la obra de Dürrenmat, de la que Proceso es clave. La interpretación fue, asimismo, un cúmulo de aciertos parciales que dieron en la diana del total acierto. Carmen A. Buylla, Trinidad Augero, Joaquín Pueyo, Francisco Vidal, Alberto Blasco, José Luis Alonso, José Luis Renovalles, Fernando Baeza, José Carlos Plaza, Gonzalo Tegel, José Ramón Pardo, Francisco Ramos, lograron sendos triunfos memorables al que debemos añadir el de supervisión, de Miguel Narros; el decorado sintético y desnudo de Fernando Sáenz; iluminado por Ricardo Torres, y el quehacer del regidor Fernando de Anguita. Teatro de siempre fue, otra vez- -ésta por mérito del Teatro Estudio de Madrid- -una flecha disparada muy arriba por TVE 2. HUMOR Entre la seria y adusta programación d e s t a c a La tortuga presurosa Son quince minutos de humor de ley, de auténtico humor televisivo, incomprensible, por tanto, fuera de la televisión, a cuyos específicos se contrae con indudable vigencia. Hubo ya otros intentos de este mismo humor- -el más c a- l racterístico, La tortuga perezosa pero le faltaba, a nuestro juicio, mucho de lo que tiene el actual progTama. Era aquélla una gracia más descoyuntada, más de frase de diálogo; menos activo en fin, que este otro humor del nuevo programa que dirige y realiza Víctor Vadorrey. El viernes vimos una deliciosa parodia de otros programas importantes de la propia TVE: de Misterios al descubierto de JLa casa de los Martínez de Esta es su vida Todos tres tuvieron gracia, mucha gracia, y garra indudable. Sendos guiones- -originales, como los demás de La tortuga presurosa de Víctor Uve, Gonzalo Vivas y Pgarcía- -estaban en función de la televisión, no de la revista impresa, a los que prestaron especial importancia los interpretes, muy acoplados con su quehacer, y la realización eficacísima- -como la dirección- -de Vadorrey. La tortuga presurosa es una feliz pirueta de buen humor y humor del bueno en la programación de TVE. mantiene en vilo su pavés sobre el que alzó el miércoles a Juan Aparicio. Juan Aparicio es una de las figuras del periodismo español Esta es su vida tuvo en antena a Juan Aparicio, y la ancha audiencia de TVE vio y oyó cómo es el hombre, cómo es el pensamiento, cuál 0. es la obra del creador de la actual Escuela Oficial de Periodismo. Nombre i actos estuvieron en el programe, presentado por superables. De principio a fin las realizaFederico Gallo, discípulo de Juan Aparicio, y fielmente realizado por Eugenio Pena. ROSITA Creemos, m o d e stamente, que la gran tesis de Víctor Ruiz Iriarte en Rosita quedó soterrada. Desvanecida. El primer plano que, en la dirección de este guión de La pequeña comedia requería la joven espécimen ¿íe una generación que sabe reír, que sabe estudiar, que sabe divertirse bajo las apariencias de una frivolidad ye- yé quedó a trasmano. Porque el señor Ruiz Iriarte quería demostrarnos, y nos demostraba, que esa juventud sabe, sobre todo, sacrificarse con una sonrisa en los labios, aunque el alma y el corazón sufran. Pero Pedro Amalio López se dejó llevar más por la expresión facilona de los amores maduros que eran apenas esbozo como tema. El tema iba más dentro. Iba del brazo de Rosita, espléndida creación de María José Goyanes, v no del de Gabriel Llopart e Irene G. Caba, cuyo quehacer no nos gustó. Ni la realización, por tópica. -Enrique DEL CORRAL. MARÍA DE MOLINA esquina a Casteiló magnífico edificio por plañías de 377 m 2 THrerr- íÁn Un guión concebido y Uireccion desarrollado de esta fprV realización w tenia que ser dirigi 1 do con la autoridad y minucioso empeño habituales en el señor Ibáñez Serrador, en cuyas manos, siempre, los actores parecen distintos. Mejores. Insuperables. De principio a fin las realizaciones de Narciso Ibáñez Serrador tienen un cuño definido y definitorio que se advierte en seguida. Sus realizaciones son hondas. No hay planos gratuitos, no hay caprichos formales. Hay siempre un subrayado práctico de la idea principal que nunca se pierde, aunque a veces lo parezca, cuando, en realidad, lo que hace es descansar en una pirueta para volver a recobrar el hilo con más fuerza, con más énfasis. Y robustecer asi el tono y timbre narrativos, dentro, siempre, de la más pura ortodoxia de la imagen televisiva y su tempo y su angulación y su ritmo, y su importancia. Es imposible- -creemos- -superar lo logrado en El trasplante cuya secuencia final, desnuda de efectos y llena de angustia, resume en aquella carroza, en aquel cortejo y en el ciclorama, frío y gris, la gris frialdad de un futuro del hombre sin paz para sus huesos, sencillamente porque los huesos ya ni existen... FABBRI Diego Fabbri es el término de una requisitoria dialéctica que se inicia en Pirandello y sigue en Betti. Fabri considera lo dramático como inspección, proceso, reconstitución de hechos interiores. Inquisición es el eje de su órbita dramática. La librería del sol es muy anterior. Se estrenó en 1943, después de Orbite y Paludi y antes que Proceso a Jesús y Vela de armas las dos PARA OFICINAS DE GRAU LUJO Aire acondicionado Garaje y aparcamiento Ascensores SCHNEIDER con selector Máxima calidad de construcción Insonorizacio n ESTA ES SU VIDA Esta es su vida Todas las comodidades reunidas para hacer grato el ambiente de su negocio INFORMA: OSVIAG, S A Serrano, 23- 4. -Tel. 2763900 YO HE ROTO EL CERCO OE 40.000 NORVIETNAMiTAS