Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Por Mañano MÉNDEZ V 1 GO De Madrid al cielo... Esto parece decir Juan Manuel Serrat, desde la terraza de uno de nuestros rascacielos, después de enterarse, sonriente, que ha sido designado por Televisión Española para que la represente en el próximo Festival de la Canción de Eurovisión. EUROFESTIVAL 1968 T Como el pasado martes anunciamos, Juan Manuel Serrat acudirá al Festival de Eurovisión 1968, según el siguiente comunicado que Televisión Española tuvo la gentileza de enviarnos Durante los últimos días Televisión Española ha estado procediendo a la selección de canción e intérprete para el Festival de la Canción de Eurovisión que tendrá lugar en Londres el próximo 5 de abril. Para ello se han tenido en cuenta los artistas más significados del momento actual, su calificación por la crítica y la aceptación por el público de sus interpretaciones. A la vista de lo anterior, Televisión Española ha designado como representante suyo en el citado festival a Juan Manuel Serrat, que interpretará la canción que de acuerdo con las bases del Festival de Eurovisión, Televisión Española anunciará el próximo día 2 de marzo. Hasta aquí la nota oficial de Televisión Española que consideramos acertada en su punto principal, es decir, en aquel que se refiere al intérprete elegido: Juan Manuel Serrat. Y estamos de acuerdo con esta designación por diversos motivos que a la hora de tomar esta decisión tiene 1 suficiente peso para que se incline la balanza a su favor. Serrat es un cantante joven, en la más avanzada línea interpretativa, con formación universitaria, magnífica presencia y creador de sus propias composiciones. Canciones de inspirada y elegante línea melódica, de estilo internacional, rabiosamente actual y con garra suficiente para llegar a los públicos de todas las latitudes. Juan Manuel Serrat es un muchacho sencillo, cordial, alegre y simpático. Sabe el terreno que pisa. Ño se desvaloriza de antemano, aunque haya declarado que se contentaría con clasificarse entre los seis primeros. Y esto lo dice porque conoce bien que lo importante no es el intérprete, sino la canción, y ésta todavía no ha sido designada, aunque lo nías probable es que se trate de alguna composición de su propia cosecha, que nunca ha sido vulgar. Con us veinticuatro años ligeros en sus espaldas, un fulgurante éxito en el mundo del disco y una sonrisa abierta a todas las esperanzas, Serrat se siente aturdido, por consciente y responsable, del gran paso que le corresponde dar. Ahora todo será trabajo: ensayos y más ensayos, sueños y vigilias, expresiones estudiadas convertidas en espontánea naturalidad- -una de sus mayores cualidades- -y ver, contemplar la actuación de los más famosos intérpretes internacionales. Por eso, mañana mismo, se desplazará a Carmes para observar atentamente las actuaciones de más de cuatrocientos artistas del máximo prestigio internacional, en las siete galas que presentará el M. I. D. E. M. -Mercado Internacional del Disco y de Ediciones Musicales- -durante la próxima semana y con el mismo afán de estudio se trasladará inmediatamente al Festival de San Remo, que tampoco es mala escuela. Así, sin absurdas algarabías exentas de fundamento, sin desorbitados optimismos ridículos, pero con conciencia, responsabilidad, naturalilidad, ensayos y trabajos, podremos alcanzar un puesto digno en el gran Festival de Eurovisión 1968. Y después, como dicen los taurinos: ¡Que Dios reparta suerte!