Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
J U E V E S 33 DE N O V I E M B R E BE 1967. EDICIÓN DE LA TARDE. PAG. 77. de 1860, disponemos ahora de una faja seLA RED ARTERIAL DE MADRID (I) parativa, de una casi circular zona de tránsito, que perfila claramente el límite del segundo cinturón. Ya es sabido que Castro cambió la muralla por el foso y que ésas ro das, en realidad, estaban destinadas a ser como el borde superior de profundo cauce que en parte de la zona de ensanché determinaba el Abroñigal. Los viejos derechos de portazgo, traducidos en arbitrios, ejercidos por los consumeros, exigieron, al establecer los nuevos límites, una frontera no fácil de cruzar con los pueblos limítrofes: Vicálvaro, Canillas, Hortaleza, FuenDos cinturones interiores, más uno periférico y otro exterior. -Las Rondas, carral... Así nacieron los viejos paseos de ofortunada reserva heredada del Plan Castro (1860) -Cuatro enlaces a distin- Ronda, interesante reserva hoy a lo largo de las avenidas o paseos de Doctor Esquerto nivel: avenida del Generalísimo, María de Molina, avenida Complutense do, Joaquín Costa, Raimundo Fernández Villaverde y Reina Victoria. y Ciudad de Barcelona- Méndez Alvaro En su subsuelo se está realizando la priEs evidente, hasta para el observador menos atento, que las intensidades de circu- mordial construcción de las galerías de serlación se agudizan en las inmediaciones de las grandes ciudades. Madrid no es una vicios. Luego vendrá el nuevo firme. Los excepción. Aquí radica más del 10 por 100 del parque nacional de automóviles y, se- cuarenta metros de anchura de estas vías gún los especialistas en la materia, los viajes que en Madrid se producen superan permitirán sustituir el bulevar por una el 50 por 100 del total de los producidos en el resto de España. Bastan esos dos datos franja ajardinada que, como en las rondas para que tomemos conciencia del cúmulo de dificultades que en la capital de España y sus accesos crea tal acumulación de tráfico. Fara resolver esas dificultades ha sido del Sur, servirán también para canalizar cuidadosamente estudiada la red arterial que a Madrid conviene. La redacción del la circulación que necesite girar a la izplan se debe a los servicios técnicos de la Dirección General de Carreteras y, por quierda. Se prevén seis carriles y zona de cuanto afecta al de Ordenación Urbana, ha sido revisado por la Comisión del Área Me- aparcamiento que, en algunos tramos, se tropolitana, de cuyos despachos ha salido recientemente con las sanciones de rigor. reservará para los vehículos que precisen desviar a la derecha. Una red arterial bien organizada ha de iniciar su propósito de oxigenación del tráLas rondas tienen su fin en el Pacífico o fico antes de llegar a las zonas habituales nan el campo de operaciones en el estudio avenida de la Ciudad de Barcelona. Para de congestión; y para que ésta ño se pro- de una red arterial para Madrid. cruzar el desnivel de la zona ferroviaria duzca ha de desviar ya, por caminos disde Atocha se ha previsto la coi- respondiente tintos, todo el volumen circulatorio que, EL PRIMER CINTURON estructura que ha de continuar por las para seguir su itinerario, no tenga necesiComprende las calles de Sagasta y Ge- calles de Ferrocarril y de Embajadores hasdad alguna de penetrar en la ciudad. Aún Primo debe hacer otra segregación: la del tráfico nova, paseos de Recoletos, PradoyyToledo, ta la glorieta del mismo nombre, con un de Rivera, rondas de Valencia que se dirige a lugares periféricos o semi- avenida de los Reyes Católicos y calles de perfil similar al de las rondas. periféricos de la ciudad alejados del pun- Bailen, Princesa y Alberto Aguilera o por Este cinturón coincide luego con el prito de ingreso. Quedarán así para resolver San Bernardo, con remodelación en este los problemas que el tráfico exterior pro- último tramo. mero en la ronda de Toledo, avenida de los Las vías límite de este primer culturen serán dotadas de nuevo firme con separador de circulaciones; los bulevares se eliminan; prohibición de giros a la izquierda. Donde la anchura de la vía lo permita como en las rondas de Valencia y Toledo, la mediana podrá ser ajardinada, simplemente como elemento estético, es decir, sin que el peatón tenga acceso a ella y más bien como complemento de un carril preparatorio de giro a la izquierda, allí donde se autorice. ABC. SU ESTUDIO EN 1964 POR LA DIRECCIÓN DE CARRETERAS HA SIDO APROBADO ESTE LA COMISIÓN DEL ÁREA METROPOLITANA EL SEGUNDO CINTURON Gracias al ingeniero don Carlos María de Castro y a su plan de Ensanche ps oe u REYtS CATOLI SEGUNDO CINTURON voca al convertirse en interior; siguiendo el símil, los problemas que la circulación arterial crea al hacerse venosa. Como es lógico, nuestros técnicos en material vial han tenido en cuenta estas premisas a la hora de trazar la red arterial de Madrid. Y han operado no sobre un campo teórico o ideal, sino sobre algo tan concreto como es la ciudad y sus condicionales, que, dicho sea de paso, son muchas y muy exigentes. CUATRO CINTURONES De la red arterial de Madrid, ahora aprobada, tras detenido estudio y pequeñas modificaciones, por la Comisión del Área Metropolitana, dio cuenta a los informadores el director general de Carreteras, en presencia del ministro de Obras Públicas y del alcalde de Madrid, tras la visita a los accesos realizada el pasado mes de mayo. Sobre una esquemática maqueta de grandes proporciones, el señor Areitio punteó los sectores comprendidos por los cuatro Rjnturones que la muralla, primero; la Ley de Ensanche, después; la Naturaleza- -arroyo Abroñigal y río Manzanares- -asociada con el convencionalismo, en la actualidad; y el buen criterio para el futuro determi- 3 ASTRAKAN importación directa CONDE DE ARANDA, E O RESTAURANTE SAN ALBERTO, 3 MADRID SU AMBIENTE UN CO SU COCINA NACIONAL 9 SU BODEGA ACREDITADA TELS. 231 00 35- 231 50 63 Reyes Católicos y calle. de Bailen y continúa por Princesa, para alcanzar la avenida universitaria de los Reyes Católicos y. por San Francisco de Sales y su continuación, de nuevo trazado, llegar a la avenida de la Reina Victoria. Hay enlaces a distinto nivel sobre la avenida del Generalísimo, en el cruce de María de Molina, en el de la avenida Complutense (Ciudad Universitaria) y en los de Ciudad de Barcelona y Méndez Alvaro, previéndose otro en la plaza del Conde de Casal. Conviene hacer una aclaración. La circunstancia de que estos dos cinturones se hallen plenamente inscritos en zona urbana les hace materia a tratar con suma delicadeza, tanto por afectar a edificaciones existentes como por lo que obligan a modificaciones de arterias de circulación importante. Quiere ello decir que cualquier variante supuesta por la Red dentro del casco urbano ha de ser objeto de minucioso estudio. -Miner OTAMENDI.