Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C J U E V E S 19 DE OCTUBRE DE 1067. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 10 L ción en el último drama de Huero Tallejo, El Tragaluz Alfonso Paso ha construido un primoroso primer acto. Los personajes, se definen por sus palabras, por sus hechos, y apenas si cgieüs. una sombra sobrp. dos de ellos, el padre y la madre, que el autor se encargará de iluminar con una vuelta a! pasado en el segundo acto, en e! que la obra da un giro de mucho grados eD la entonación. Entonces vemos lo que ya habíamos adivinado. Que la pieza está construida en paralelas y que las acciones de los hijos se han producido ya en el pasado de los padres. Sólo hay un detalle diferente. Los hijcs afrontan con la verdad el conflicto. Los padres han preferido el engaño. Hay qae deducir de esto que las consecuencias penosas para el matrimonio de la actitud paterna no se darán en el caso de los hijos. Todo ello es excelente desde el punto de vista temático y de la construcción teatral, aungue Paso precipite un poco gratuitamente, un poco bruscamente la reacción final del padre. Salvo ese pequeño defecto de construcción y las inevitables exageraciones que quitan vida, que arrebatan humanidad a sus personajes, el tratamiento teatral es notable. El literario es mejor. Hay un diálogo chispeante, de enorme comicidad interna y bien apoyado en los sujetos qae configuran las preocupaciones s o b r e la sexualidad y la moral, del tiempo nuestro. Hay que reprochar al autor cierta propensión despreocupada a repetirse. Gertrudis es el mismo personaje que era Lolita en Casi Lolita y la situación del segundo acto entre el padre y la madre es la misma, con los mismos trucos lógicos, de la que caracterizaba el tema de Dos sin tres Incluso, la madre tiene demasiado parecido personal a la casadita de esta anterior comedia. La interpretación tiene dos estrellas: Tina Sainz, formidable, encantadora, en un personaje ingeniosísimo, graciosísimo, y Elena Fernán- Gómez, Tina Sainz, Pastor Serrador y Encarna Paso, intérpretes, Encarna Paso, siempre justa, brillantísima en el segundo acto, moderna en el hacer y en el recuadro, Alfonso Paso, autor, de ¡Estos chicos de ahora! y el decir. El juego de Pastor Serrador se Teatro: Arruches. Título: iEs- bles. Basta que el personaje explicador ha ido cargando de tics de actor, y éso le tos chicos de ahora! Autor: Al- nos lo diga. La dificultad ha desaparecido. roba aplomo, naturalidad. No obstante, tiefonso Paso. Intérpretes: Pastor Algo así acontece con los personajes que ne momentos de expresividad magníficos. Serrador, Encarna Faso, Tina nos descubren, sitúan y comentan la ac- Excelente en su labor de personaje exphSainz, Elena Fernán- Gómez, Luis García Ortega y Francisco Marsó. Decorado: Olivares. Alfonso Paso, que no tiene doctrina fija, permanente, sobre el grave problema del conflicto generacional, como ahora se diee, gusta mucho de abordar este tema. Unas El primer autor contemporáneo que y originalidad, ambas salidas de la pluveces está en favor de los padres. Otra, estrenará en el nuevo teatro de las cer- ma del ilustre escritor José Camón de los hijos. Quizá haya que considerar canías de la plaza de Alonso Martínez Amar. Se trata de David e Hitler tan variable actitud como una forma de será Joaquín Calvo So telo, con una co- ¿Las veremos en algún teatro madrileño no hacer teatro de tesis, sino de conseguir un acercamiento fenomenolóiíico al media, aún sin título, que interpretará en el curso de la actual temporada? espinoso y difícil asunto. En esta comeBerta Riaza y dirigirá Ricardo Lucía. Conrado Blanco es uno de nuestros emdia, ¡Estos chicos de ahora! vuelve a Y el primer ballet flamenco español presarios más lleno de preocupación por plantearnos el problema, y podría decirse que actuará en aquella nueva sala será la poesía y el arte dramático, y buenas que por vez primera lo hace de una forel de Paco Ruiz. Por esta nueva sala pruebas de ello viene dando a través de Alforjas ma neutral, aunque la lección, la moral o moderno teatro de bolsillo desfilarán tación de para la poesía y de represenobras del mejor interés. que se desprende de la pieza venga a ser toda clase de espectáculos, cuya calidad que los chicos de ahora, a fuerza, de sinestará previamente reconocida. ceros, son más honestos, mejores, que los císicos que fueron sus padres. Pirrete Bruno, la actriz autora, venEn un estado más profundo de la cuesdrá a Madrid para Ya hemos sabido a qué se fue Tono presentación de suasistir a alguna retión lo que Paso nos dice es que ahora comedia Pepsi muy callandito, a Barcelona. ¿Quieren obra que ella, a estamos en una sociedad más libre, más vez, representa en el saberlo ustedes? ¡A leerle su nueva co- teatro Daaunou, sude París. La versión auténtica, y que los viejos tabús, los premedia a Arturo Serrano e Isabel Gar- española ha sido realizada por nuestro juicios morales de la burguesía, han caído cés! La lectura, nos consta, fue un gran humorista Tono También vencon estrépito y que está bien que hayan éxito. No se sabe la fecha del estreno, drá, caído. Hay más crítica social, que moral estreno de El cani el lugar, ni... ¿El título? Tono no balloya es seguro, alsu autora Prancois individual en la nueva comedia del autor desvanecido nos lo da porque así habrá un poco Sagan. de La corbata de suspense Paso no ha sabido resistirse a esa moda que trata de destsatralizar el teatro; que K pretende romper en el espectador la ilusión de qne está en presencia de un troEn esta sección lanzamos la noticia Enrique Quirant estrenará, no sabezo de vida, y recordarle que, muy lejos de de que la Peña Literaria Valentín ofre- mos en qué fecha, en Madrid o Barceloeso, está ante un espectáculo con cierto cerá un homenaje, prólogo al que más na, la comedia del autor mejicano Sercarácter docente. Por eso una acción que adelante se dará con carácter nacional, gio Golvars, titulada Comedia para podría muy bien dársenos como real se al ilustre escritor José María Pemán. El maridos nos da como contada, como explicada por homenaje se celebrará el día 17 de un personaje que no se integra a la acnoviembre, pero antes la Peña Chicote ción y que nos la comenta, extrae las deofrecerá otro agasajo al autor de CuanCon el título de Un millón de rosas 1 bidas consecuencias de lo que vemos disdo las Cortes de Cádiz el próximo sá- Joaquín Calvo Sotelo, al que, como uscurrir ante nosotros, sabiendo ya que el bado. tedes podrán apreciar, no se le va autor no quiere engañarnos con una iluuna prepara desde hace tiempo una sión de realidad. Bien. Aceptemos la formubiografía escénica musical de La bella la. Con ella, el autor goza de mayor Conrado Blanco ha leído en estos días Otero con destino a una popular figulibertad para manejar esa cosa sutilísima dos obras dramáticas de gran ambición ra de nuestro teatro. -A. L. que son los cambios temporales; el presente, el pasado y el futuro son maneja-