Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 27 DE J U L I O DE 1967. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG 75. TEATRO PROFESIONAL, FESTIVALES Y LEY DE TEATRO Hace algo menos de un mes pedia yo medidas de protección para un vigoroso teatro comercial que, al mismo tiempo de ser protegido, debería disfrutar de una amplia libertad. La t y del Teatro, decía poco más o menos, no resolverá la grave situación del teatro en las provincias españolas, ayudando a que unos aficionados representen en Valdeconejos El puf 1 del godo de Zorrilla, o El rey se muere de lonesco. Aquel artículo trajo a mi mesa un centén- r de cartas Cs entusiasta aprobación. Actores, actrices, directores, empresarios, le Madrid y de provincias, las firmaban. Trajo también una carta dtl comisario general de Festivales de España, don Enrique de la Hoz, quien, correctamente, at Memente, me reprochaba una frase que. por tomarla parcialmente, y no en su totalidad, estimo yo que interpretaba mal. La frase, completa, decía: Las capitales de provincia pasan la mayor parte del año sin espectáculos teatrales, por lo menos sin espectáculos de importancia, y cubren as apariencias con s compañías que hacen giras de verano y con los espectáculos de los Festivales de España, que basculan entre lo bueno y lo peor AI señor comisario general le parecía injusto y me pedía que dijera qué actos o espectáculos de Festivales son lo peor Me complazco en aclararle la frase, aunque entiendo qac era suíícientemsnte clara. En primer lugar, el adjetivo peor no se utilizaba como raí valor absoluto, sino con su más elemental uso de adjetivo comparativo. Se pretendía decir que hay cosas buenas y otras menos buenas o peores. Que no todas son igualmente buenas. Pero todavía hay más: la frase se refería al mismo tiempo a tos Festivales y a las compañías que hacen giras de verano. ¿Es que puede negarse que unas veces son buenas y otras peores? No había intención alguna de menospreciar el rigor artístico y cultural que la Comisaría declara, en esa carta, aplicar Y no tengo tampoco intención de complacer a mi amable comunicante dlciénrtole. como me pide, qué cosas, nombres y espectáculos son recusables como lo peor No tengo deseos de confundir la crítica, eme ejerzo modesta serenamente cuando llega la ocasión, con la denuncia. Si el señor comisario repasa con atención las páginas dedicadas actuaciones teatrales del lujoso folleto titulado La cultura popular los Festivales de España podrá convencerse ñor sí mismo de rae allí hay cosas mejores y peores, e incluso algunas cuva protección es difícil justificar dado su escasísimo interés artístico 7 cultural. Lo que es innegable es que los Festivales de España, con su abundante floración veraniega, contribuyen a agravar el problema que padece el teatro profesional. Las compañías modestas, faltas de suficientes ayudas del Estado, no pueden com petir con el lujoso montaje de los Festivales. En la práctica, éstos en vez de cubrir vacíos barren al teatro profesional y comercial. ¿Cómo podría la iniciativa privada, fragmentada, débil, basada en fomaciofnes ocasionales, comnetir con los Festivales de Esiwña. oue en 19 56 tuvieron un presupuesto de g a s t o s de más de 138 millones- le- esetas? La eme es barrera insalvable para los actores profesionales, el gasto de viaje y transportes de material y decorados no lo es para un nrsranismo que gastando más de 138 millones sólo recobra ñoco iní ¡de 26 ñor venta de entradas. Asf nuede llegar a entenderse oue si Festiv 3.1? s de Esnafia rinde un servicio a la cultera nodular, otro a la atracción de turistas y otro Í? 1 nrestMo di Esnafia en tal materia. estaMeee una competencia funes ra el teatro profesional. Y. como me es. -WV PI eT- rtn bíl oínn cnv s af comercial la supervivencia del teatro de IáT r! P l ba en mi artículo atiterínr. sf? í -Tl- ste un auténtico teatro ll maflo LOS PIES MAS GRANDES DE ITALIA Un joven- de diecisiete años calza el número 51 Pavía (Italia) 26. Germano Cagniney. de diecisiete años encabeza la lista de pies grandes organizada para determinar el triunfador de un concurso. El certamen naturalmente, ha sido auspiciado por una fábrica de calzado. Cagniney. que mide casi dos metros, debe llevar zapatos del número 51. Le s i g u e n Mario Scozzi. de Milán, y Giovanni. fe Boma que apenas llegan a calzar él 50. El torneo finalizará el 30 de agosto con la apertura del salón del calzado. En esa ocasión será proclamado oficialmente el m l s t e r pies grandes del año -Efe. televisión en colores, ni aminorar un segundo en los cien metros es asequible a los aficionados. De ahí que sea ineludible una Ley del Teatro que propicie, ayude, sostenga, levante el teatro nrofesional, todo el teatro profesional. -Lorenzo LÓPEZ SANCHO. aficionados será imposible, ya que no existirán escenarios preparados, ni personal experto, pues al no existir el comercial las empresas amortizarán su tramoya por falta de ocupación, etc. En cuanto a los autores, sin teatrti, comerciales nerderían un fuerte estímulo Esto es lo que está pasando. Muchos teatros en provincias están dedicados a exhibiciones- cinematográficas. Ya ni en verano levantan el t Ion porque no pueden competir con los Festivales. Y en invierno, ¿lo alzarían si la Ley del Teatro les otorgara una verdadera protección fiscal, tarifaria en transportes y subvencionadora en lugar de animar grupitos de aficionados? Seguramente. Sugería mi comunicante bilbaíno que los Festivales deberíar. acudir es invierno a revitalizar eso escenarios cerrados. Es curiosa coincidencia, escribía con inocultable amargura, que cuando en provincias tenemos todos los teatros compañías durante las épocas de ferias, con corridas de toros, ónera, verbenas, H e sea precisamente éstas las fechas escogidas por Festivales de España para desarrollar sus espectáculos y en locales que en todo el resto del año solamente íacen cine Estoy seguro de que el claro entendimiento del señor De la Hoz encontrará en estas ideas, expresadas con ecuanimidad y honesta intención, motivos para reflexionar y que también podrán encontrarlos quienes elaboran la Ley del Teatro. Está bien que los organismos oficiales hagan aquellas grandes realizaciones artísticas que superan la capacidad de la iniciativa privada, pero antes hay que darle a ésta facilidades, estímulos, para ver a dónde llega. Esa debe ser la finalidad principal de la Ley del Teatro. H- y que erear el cuma económico necesario para que las empresas puedan arriesgarse, equivocarse, ensayar. No sólo ha de ser el teatro Beatriz el que se dé el lujo de equivocarse. Los autores noveles tendrán oportunidades cuando los empresarios y los primeros actores miedan nermitirse hacer ensayos: no estén condenados al éxito o a la ruina. En esta temporada, por no citar mas que un ejemplo, un primer r tor culto, inteligente, inouieto. hablo de Adolfo Marsillach, se equivocó desde el unto de vista económico al montar La piedad de noviembre del italiano Fraco Brusati. Sus pérdidas le obligaron a embarcarse en una vulgar ñero provechosa aventura de teatro supercomercial y a renunciar a montar una gran nieza extranjera de aran importancia. SI estrenar a Peter Weis le era imposible, ¿cómo esperar que se arriesgara a non r en escena la comedia de un desconocido autor novel? El teatro es el eran espeje, el gran maestro oue imnresc dibíemente necesita toda sociedad culta. Pero nin runa alta empresa, ni llesrár a la Luna, ni inventar la Nuevos profesores de la Orquesta Nacional Se han celebrado nuevas oposiciones para cubrir vacantes en la Orquesta Nacional. En conjunto, los ejercicios alcanzaron un nivel muy brillante y se han podido otorgar la mayoría de las plazas. Muchos de los designados pertenecían ya a la orquesta como suplentes: algunos otros llegan a ella después de probar su clase como titulares prestigiosos de otros conjuntos muy calificados de nuestro país. Hay varios elementos jóvenes que garantizan esa conveniente renovación, ese equilibrio del veterano experto, el valor nuevo que es fórmula puesta en práctica por las más reputadas Corporaciones, en cabeza la Filarmónica berlinesa. Los nombramientos vienen, sin duda, en la mejor época: en periodo de vacaciones y cuando se halla próximo el viajé artístico de la Nacional al pueblo de más tradición filarmónica: Alemania. He aquí la relación de los diecisiete opositores aprobados: Oboe- como inglés: Salvador Tudela. Fagot- contra fagot: Francisco Vialcarret y Natalio Calero. Trompa: Miguel Ángel Colmenero. Percusión: Julio Magro. Piano: Francisco Corostola. Violín: Pedro León, Eduardo H. Ariatn, Javier Goicbechea, Wladimiro Martínez, Gregorio Alvarez. Luis Cañete. Manuel Morillo y Miguel Natividad. Viola: Aurelio Escudero. Violoncello: Pedro Corostola y Antonio Campos. Con nuestra enhorabuena, los más sinceros votos por una continuidad de la Orquesta Nacional en el camino del rango que su historia gloriosa Impone. -Antonio FERNANDEZ- CID. MUEBLES NÓRDICOS Guía de! espectador COMEDIA ALICIA TOMAS ALICIA TOMAS LA CORISTA LA CORISTA ¡GRACIOSA! ¡SUGESTIVA! ¡FINÍSIMA! ALICIA TOMAS ALICIA TOMAS GRANDIOSO ÉXITO COMEDIA LA CORISTA LA CORISTA ¡GRACIOSA! ¡SUGESTIVA! ¡FINÍSIMA! Cea Sermúclez, 29 Osq. Blasco da Garay) ¡NAVES INDUSTRIALES! ZONA JULIÁN CAMABILLO. VTLLAVERDE ALTO. ARENAS- Goya. 117- Teléfono 246 50 00