Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 4 DE J U L I O DE 1967. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 77. TOROS EN MADRID EL TRAJE DE LUCES Plaza de toros de Madrid. Seis toros del señor marqués de Ruchena, de Sevilla, para Joaquín Bernadó, Gregorio Sánchez y Juan Antonio Romero. Peso de los toros: 516, 541, 514. 524. 532 y 535. Cuando Felisa se sentó en el tendido del dos, le dijo a su novio: No sé qué pasa hoy con el sol, que parece más ancho. Su novio, que ya la va conociendo, se sonrió. No, no te rías. Algo le he encontrado de raro, no está como otras tardes... ¡Ah, ya, ahora caigo! Es que hoy, por el dichoso fútbol, empieza la corrida media hora antes y el sol ocupa casi todo el ruedo. Pues mira, me parece bien. Cuanto más sol, mejor. A mí en ánimo. La característica de Bernadó cuando está a gusto con el toro es la finura. Felisa comentaba que es torero de pincel, que pinta los pases con finas pinceladas. Verás ahora con la izquierda. Se equivocó Felisa. Con la izquierda no se acopló Bernadó. Nos tuvimos que contentar con las muy finas pinceladas derechistas que fueron francamente buenas. Mata de una estocada en el rincón de Ordóñez y da la vuelta al ruedo. El primer momento fulgurante había pasado. El segundo resplandeció en unos lances de capa de Gregorio Sánchez a su primero, admirables en verdad. Felisa pregunta a su novio: ¿Me puedes decir por qué los toreros torean así de capa tan pocas veces? Parece muy fácil... Calla, ya sé lo que vas a contestarme, que lo fácil es lo difícil. De acuerdo, pero, ¡vamos! ¿tan difícil es lo fácil de la capa? Por lo visto sí, porque es que no dan una en el clavo los capeadores. ¿Se dice capeadores? Lo mismo da que se diga que no. La capa sólo les sirve de estorbo. Y te voy a decir mi verdad. Cuándo se torea de capa tan requetebién como ha toreado Gregorio Sánchez, casi me gusta más que una buena faena de muleta. Los lances de capa a la salida del toro siempre tienen emoción, la emoción U 1 pujanza del toro, que todavía está intacta. El último momento que disfrutamos fueron algunos naturales de Gregorio Sánchez al segundo. Toda su faena fue con la izquierda. Demasiada izquierda. Era como un juego del sol con las nubes. De pronto se nublaba, de pronto brillaba la luminosidad del pase natural con toda la magnificencia de mando y armonía. Se acabó lo que se daba, de una estocada. Y empezó la srafancia. Los toreros le echaron la culpa a los toros. Los toros hicieron poco, pero los toreros hicieron menos, en especial Juan Antonio Romero, que no hizo absolutamente nada, ni -i. A T EN C 1 O Compañías de Seguros, Agencias de Viaje, Mutuas Aseguradoras, Patronatos, Institutos de belleza y cualquier actividad profesional: abogados, médicos, notarios y gestores SE VENDE MARAVILLOSA PLANTA COMERCIAL de 1.800 metros de superficie, subdividida en despachos independientes desde 60 metros en adelante Completamente acabada para ser utilizada, incluso con Instalación eléctrica, calefacción central y servicios Situada en planta primera de lujoso y moderno edificio con dos accesos independientes y radicada en la zona más comercial de Madrid Un desplante de Bernadó en su primer toro los toros me gusta tomar el sol desde la sombra... Oye, ¡y qué bonito hacen los toreros al sol! ¡Cómo brillan el oro y la plata de sus vestidos! Me dirás que soy una tonta, pero ahora me explico por qué dicen eso del traje de luces; claro, porque relucen al sol. Los toreros se conoce que no van a las piscinas, porque siempre quieren estar a la sombra, pero hoy no tienen más remedio que estar al sol. ¿Te gusta el vestido de Bernadó, negro y plata? A mí sí. Este Bernadó siempre sale muy bien vestido, y Gregorio Sánchez también. No, no te rías. Los toreros tienen que salir bien vestidos. Les pasa lo que a nosotras concias modas, que unas nos sientan bien y con otras estamos para que nos maten. Yo a los toreros los conozco en el pásenlo: al que no le cae bien el traje de luces, ¡malo! ése no es buen torero... Bueno, y me callo, que ya ha salido el primer toro. Esto de callarse era un decir. Siguió hablando durante toda la corrida. ¡Y qué corridita, válgame Dios! Sólo en tres momentos vimos algo. Estos tres momentos fulguraron en los dos primeros toros. Desnués entró la gafancia, como decía Felisa. ¡Y eué terrible gafancia! De esas desesperantes de aburrimiento, de las que no te escapas, te pongas como te pongas. El primer toro embestía bien y Bernadó estuvo mal con la capa. Felisa lo achacó al sol y no tenía razón, porque luego con la muleta toreó muy bien al comenzar la faena con la derecha. Bernadó es un torero que cuando se acopla con los toros torea muy bien. Lo que le sucede es que suele cansarse pronto. Las pausas le son fatales. Cuando vuelve a la carga, vuelve con otro GRANDES FACILIDADES DE PAGO PUEDE VERSER EN: Gregorio Sánchez rematando un quite en su segundo toro Calle Fuencarral, 158- 160 SU PISO SU OFICINA SU LOCAL LUJOSO EXTERIOR Y SOLEADO DE CONSTRUCCIÓN CUIDADÍSIMA EN EL BARRIO MAS RESIDENCIAL EMPLAZAMIENTO VEIAZQUIZ, 89 ESQUINA MALDONADO INFORMES EN EL MISMO EDIFICIO 2501871 y 2592190 siquiera vulgar. Las caras de la gente iban alargándose. Felisa ya no hablaba. El sol se fue retirando poco a poco del ruedo. Ya no despedían destellos los trajes de luces. Fue inútil que Romero cogiera las banderillas en el tercero. Tres pares a cual más anodino. La írafancia nos envolvía. ¿Cómo salir de ella? ¿Largándonos al fútbol? ¡Oh, no! Queda un recurso. El divertido número del cojo. Creí que lo íbamos a tener en el quinto, que suele ser el más indicado, pero no. Se esperó al sexto. Corría que daba gloria el hermoso animal. Sus patas iban ligeras, firmes. ¡Qué pillín! ¡Nos la quiere dar con queso! ¡Fuera! ¡Fuera! ¡Cojo! ¡Cojo! El toro corría que se las pelaba para demostrar el error de la gente. ¿Error? ¡Qué va! A nadie se le pasó por la Imaginación que estuviera cojo. Era el estallido del aburrimiento que no encuentra otro escape para divertirse un poco a su manera. Que es una manera bien extraña y absurda. Y salieron los mansos. ¡Vaya, ya estamos tranquilos! El sobrero era de don Salvador Guardiola. Un toro de una vez. Se le protestó, a ver si se repetía el buen éxito del numerito. Mala suerte. No salieron los mansos. La paliza de una corrida safada es de esas que le dejan a uno baldado. -Antonio DIAZ- CAÑABATE. EN VISTA ALEGRE Plaza de toros de Vista Alegre. Media entrada. Cuatro novillos de José Matías Bernardo, de Sancti Spiritu (Salamanca) uno (el segundo) de Ignacio Sánchez y Sánchez, y otro (el cuarto) de Francisco Galache de Hernandinos. Todos bien presentados y bravos. Miguel Soler Gasolina en el primero,