Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 3 DE F E B R E R O DE 1967. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 73. TEPES, ODÓN ALONSO Y LA FIESPECTÁCULOS LARMÓNICA, EN EL MONUMENTAL Que el concierto extraordinario organlAdo por la 122 promoción de alumnos de la Escuela de Arquitectura tuvo fuerza seductora, que la organización misma resultó de la mayor eficiencia, se prueba en el hecho de que una sesión solitaria consiguiese colmar el Monumental Cinema. Ün público juvenil, vibrante aplaudió en todo momento con verdadero calor y entusiasmo las obras a sus interpretaciones. En Falla- Amor Brujo -y Beethoven, en páginas capitales de estos músicos, sobre todo al concluir la Séptima sinfonía se multiplicaron las ovaciones para el maestro Odón Alonso y los profesores de su Orquesta Filarmónica, la veterana entidad que tan decisivo impulso tuvo en épocas muy difíciles para el desarrollo de la vida musical madrileña. El interés subió de punto, si cabe, en el Concierto de Cas- LA PERSONA BUENA DE SEZÜAN DE BERTOLT BRECHT, EN EL REINA VICTORIA Narciso Yepes y Odón Alonso, del concierto del miércoles en- el Monumental. telnuevo Tedesco, en el que la guitarra de Narciso Yepes fue vehículo, como siempre, de calidad y pulcritud sumas, fácil la técnica y honda la expresión. Quedaron así cumplidos los propósitos y la doble finalidad- -material y artística- -que presidió este concierto. EL MARQUES DE BOLARQÜE, ACADÉMICO El titular de la crítica musical de ABC quiere sumar la expresión de su contento a los generales que recibieron la designación del marqués de Bolarque para la vacante de la Real Academia de Bellas Artes, en la Sección de Música. Nadie con más calidades para reemplazar al inolvidable don José Eugenio de Baviera y Borbón, el que siempre evocaremos como Infante de los músicos. El marqués de Bolarque, uno de nuestros filarmónicos pro, aficionado desde siempre, cultísimo y fiel asistente a toda clase de manifestaciones musicales; viajero por la música de todos los paisajes; animador de buen número de empresas artísticas, impulsor de su etapa diplomática de presencias musicales españolas en Alemania; generoso en el apoyo de nuevos valores y, durante unos años fundamentales, presidente de los Amigos de la Orquesta de Cámara de Madrid, decisiva en la carrera de Ataúlfo Argenta, llega a la Academia con todo este bagaje, que garantiza su esfuerzo inteligente en el servicio de la causa que lo tendrá desde ahora como un valedor de importancia en el seno de la Corporación. Quede constancia de nuestra más sincera y alegre enhorabuena. -A. F. -C. ORQUESTA NACIONAL. TEATRO REAL. OTTERLOO. LEÓN ARA Fuegos artificiales Haendel; Concertó violín Bruch (León Ara) Vida héroe Strauss. Hoy y mañana, 7,15 tarde. Domingo, 11,30 mañana. Localidades taquillas (calle Carlos III) abiertas de diez mañana a dos y de dos y media a seis y media tarde. -R. JUVENTUDES MUSICALES HOMENAJE A LUIGI RUSSOLO Conferencia- concierto: Tomás Marco. Obras electrónicas de Luc Ferrari, John Cage, Walter Marchetti. Sábado 4, 7,30. Instituto Italiano, Mayor. 86. -R. Víctor Fuentes- Nuria Espert, en dos momentos de su actuación, y Antonio Canal, intérpretes de La persona buena de Sezuan Teatro: Reina Victoria. Título: La persona buena de Sezuan (Der gute Mensch von Sesuan Autor: Bertolt Brecht. Música: Paul Dessau. Versión española: José Monleón y Armando Moreno. Principales intérpretes: Nuria Espert, Víctor Fuentes, Carmen Contreras, Franciseo Merino, Josefina de la Torre, Antonio Canal, Carlos Ibarzábal y Gerardo Malla. Dirección musical del maestro Blancafort. Decorados: Armando Cardona Torrandél. Ricardo Salvat, ejemplar hombre de teatro, apasionado estudioso de la obra de Brecht, tiene la elegancia, poco frecuente en nuestros medios, de confesar que para el montaje de La persona buena de Sezuan ha tomado como modelos, el trabajo personal exquisito de Helene Weigel y el montaje hecho en 1958 por el Ficcolo Teatro de Milán. Dos modelos irrecusables. Sin embargo, es forzoso admitir que Salvat ha aportado a la obra unos elementos expresionistas y ha omitido otros elementos rítmicos que en su conjunto suponen una infidelidad, traicionan, la dramaturgia del autor de Madre coraje Bertolt Brecht, dentro de uno de los ciclos particulares, de su amplio teatro concebido en ciclos que se interpenetran, cuenta, en esta obra una historia china, que es una parábola. Trae a su concepción teatral esos elementos peculiares del teatro chino, que corroboran los efectos de asombro, de sorpresa, de visión de lo habitual bajo un ángulo nuevo y justifican que al mismo tiempo que el personaje descubre algo que le estaba cercano, pero que de pronto se ha distanciado, lo descubra el espectador. Ricardo Salvat tal vez ha querido ser más demostrativo. Tal vez ha unlversalizado e intemporalizado con exceso la parábola. El resultado es que hay en el primer acto amplísimos períodos de flotamiento y de tedio y que, en el segundo, la secuencia del proceso de Shui- Ta se dramatiza, se carga de expresionismo y, rompiendo la línea general, consigue, contra propósito, penetrar en el sentimiento del espectador, traicionando. así el intento del autor. Algo semejante, aunque en mucho menor girado, ocurre en la escena de los tambores de Madre coraje La idea de introducir a los tres dioses entre el público es otro error que quebranta el espíritu brechtiano. Los tres dioses no pueden proceder de ese mundo expectante que es el público. Es necesario que estén fuera, porque en la técnica de Brecht, escenario y sala, son dos mundos separados que sólo pueden comunicarse por la razón. Tal vez por donde más se quiebra el excelente y meritorio esfuerzo de Salvat es por la versión española literalmente empedrada de modismos coloquiales de rigrurosa actualidad. Tengo la impresión de que Monleón y Moreno han debido de tra- EL ESTRENO DE ANOCHE EN EL VALLE- INCLAN En el teatro VaUe- Inclán se estrenó anoche la farsa frivola en dos actos Sólo una noche original de Ángel Monteagudo. Interpretada por Lina Canalejas, María Luisa Arias, Isa Escartín, José Sasaíornil, José Luis Heredia y José Luis Lespe, en un agradable decorado de Luis Lopes Sevilla. El público rió frecuentemente a lo largo de los dos actos y aplaudió al final de cada uno, más insistentemente al terminar la coinedia, obligando a levantarse el telón- muchas veces. Mañana publicará ABC un comentario crítico de este estreno.