Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO EDITADO POR PRENSA M A D ESPAÑOLA, R I D SOCIEDAD ANÓNIMA FUNDADO -ABC EN 1906 POR DON TORCUATO LUCA DE Pseudo- Beda: Tres Magi tres partes mundi significant. Asiam, Africam, Europeam. ¿Hasta qué punto puede aducirse el texto de San Mateo contra esta intervención tartesa, es decir, gaditana? Hemos visto su afirmación de que procedían de Oriente. Pero a la vez se con signa que la estrella guiadora la verán en Oriente, y que siguiéndola llegan a Belén. Entonces es claro que ellos tenían que estar situados en Occidente. Como dato iconográfico, el primero que aparece y que lo vemos repetido en todas las representaciones de los Magos desde el siglo IV es su tocado con el gorro típico de los frigios. Y Frigia no está, precisamente, al oriente de F alestina. Tarsis visto desde la Biblia- -que es donde por primera vez se la nombra muy poco después del año mil- -era el país de las riquezas fabulosas, de las naves altivas, de los navios que llegaban con su oro hasta Ofir. Ya hemos insistido en otro lugar, con más datos de los que aquí podemos aportar, en la identificación de Tartesos no con una ciudad, sino con la región casi coincidente con la actual Andalucía. Cierto que sus ciudades principales- -Carteya y Gadir- -recibieron también alguna vez el nombre de Tartesos. Pero las referencias de más rigor histórico lo sitúan en una comarca que abarca desde el Atlántico hasta Mastia de Tarsis (o sea, hacia la actual Cartagena) Desde este país que ve acostarse a Febo y donde le sitúan las Hespérides, que según Aristóteles se llaman así por- R E I A C C I 0 N A D MIN I S! RA CI 0 N Y T A LL E R E A IS ¡o s 61 sERR TENA OR qué no analizar d e s d e un p u n t o de v i s t a español el misterio de los Reyes Magos y de su adoración al Mesías? La noticia pormenorizada de esta visita la proporciona el evangelista San Mateo, cuando nos describe que unos Magos vinieron del Oriente a Jerusalén preguntando: ¿Dónde está el nacido Rey de los judíos? Porque nosotros hemos visto en Oriente su estrella y hemos venido con dones a adorarle Esta estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos hasta que, llegando sobre el sitio en que estaba el Niño, se paró. Y adorando al Niño, que estaba con su Madre, le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra. ¿Cuántos eran estos Magos? ¿Cuál era su nombre y su calidad jerárquica? La iconografía antigua es confusa, pues en las catacumbas de San Pedro y Marcelino son dos los que adoran a María, y en la de Domitila son cuatro, en correspondencia simétrica. Los tres dones parecen indicar tres donadores, y tres eran las reliquias correspondientes a tres cuerpos supuestos de los Magos en San Eustorgio de Milán. (Este santo obispo las trajo de Constantinopla, y en 1164 fueron trasladadas a Colonia. En cuanto a los nombres, la primera vez que aparecen como Gaspar, Melchor y Baltasar, según Reau, es en el Liber Pontificalis de Ravena del año 845. Nada sabemos con exactitud de su tierra de origen. Tertuliano es el primero que la menciona con cierta precisión al decir que procedían de Arabia y de Saba, pero mutilando el texto inspirador. Y es ahora cuando con perfecta legitimidad puede intervenir la voz de España. Hagamos constar que ya nuestro Eugenio Montes había planteado este tema. Aducimos para esta intervención hispana el texto bíblico que inspiró a Tertuliano. Y es en el salmo 72 donde proféticamente dice Salomón: Los reyes de Tarsis y las islas le ofrecerán regalos; traeránle presentes los reyes de Arabia y de Saba. He aquí, pues, la profecía de que un rey de Andalucía ofrecerá dones a la divinidad. Es este Rey Mago andaluz el que pudo encarnar a Europa en esa asignación de los reyes a tres continentes según ei P ¿ERA ANDALUZ UNO DE LOS REYES MAGOS? que cerca de Gades (Cádiz) las estrellas se mueven según una armonía universal pudo partir uno de los Magos, seguramente el que ofreció al Niño Dios metales preciosos. Y ello porque era tal la abundancia de estas riquezas cuando los fenicios partían de las costas tartesas españolas, que hasta las áncoras de las naves las fundían de plata. Jeremías men- ciona Los anchos lingotes de plata que proceden de Tarsis... (X. v. 9) Hablando de las riquezas de Salomón se dice en el libro de los Reyes Por que el Rey tenía la flota que salía a la mar, a Tarsis, con la flota de Hiram; una vez en cada tres años venía la flota de Tarsis y traía oro, plata, marfil, simios y pavos. (Lib. 1, 11, 22) Cierto que este rey Hiram fue rey de Tiro, su fundador, suegro de Salomón y su reinado se extendió del 9 (j 4 al 935. Cuando Jehová enriquece a Sión es con presentes de Tarsis. Ciertamente a mi llegarán las islas y las naves de Tarsis desde el principio para traer tus hijos de lejos, su plata y su oro con ellos. En Isaías la destrucción de las naves de Tarsis va unida a la de Tiro. Aullad naves de Tarsis por que destruida es hasta no perder casa ni entrada... Aullad naves de Tarsis por que destruida es vuestra fortaleza. (Cap. 23- 1) Es Ezequiel el que ya al final del siglo VI precisa la opulencia que debía de originar fábulas, de los presentes que llegaban de Tarsis. Tarsis comerció contigo y con Tiro a causa de la multitud de sus productos. Plata, licores, estaño y plomo trajeron a tu mercado. El mismo nombre del rey de Tarsis (Argantonio) es simbólico que significa el hombre de plata A los fenicios sucedieron Jos griegos comerciando en metaies preciosos y fundiendo grandes trípodes de piata. S nMi, M JMé Antonia, 33 ÁwMmt, IB i 98 meto, T, y SmolliriM 113 GELTRA ¿Cómo es de extrañar que al venir de lejanos países a ofrecer riquezas al Niño Dios uno de los oferentes fuera de esta tierra andaluza tan pródiga en tesoros que se exportaban al Oriente cercano? ¿Por qué no hacer coincidir así en la ofrenda a la divinidad todos los continen- tes entonces conocidos. Y de Europa era Tarsis el país que inflamaba las imaginaciones con la tradición de sus riquezas. José CAMÓN AZNAR