Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PENSAMIENTO ESPAÑOL 1965 De Gonzalo FERNANDEZ DE LA MORA Madrid. Bá. Bialp. Por Guillermo DÍAZ- PUJA A DIFÍCIL FRONTERA. -El tema li- píente al racionalista, as, pues, uri aristolas estéticas fronterizas me ha ocu- télico nato, para quien los módulos logipado largamente y en ocasiones di- vistas privan sobremanera. La pura críversas. Un libro entero- Cuestión de li- tica- -nos dice- -es, como el juicio puro, immites -he destinado a la mezclada pre- pávida y apática. En la medida en aue sencia de lo dramático en lo lírico y en lo viene alterada por la voluntad o por el J! r f 5 ro. Es bien cierto, pues, que la pre- sentimiento se eiu- enebrece y prostituye. if: i: íiva simplificaba demasiado las cosas (página 13) Pera vx seguida- -como es necan los famosos- -y excluyentes- géneros cesariamente previsible- -el- pensador adliterarios vierte, en la materia estética, el ingredienY si ello se refiere a la delineactón, antes te emocional: el te quiero y el me gustan enérgica, de los llavtados grandes gé- ta con su carga imprescindible y violen? neros tradicionales, ¿qué ta de patetismo ilógico. no podría decirse de las ¿Necesitaré decir que zonas de fricción que este segundo elemento N AI. t IKHNAMJl tlK! MORA presentan los subgénees, en Fernández de la ros, especialmente los Mora, algo así como una didácticos? carga biológica, como una presencia fatal y Quien lleva el goberJSPAÑOL. i r apeitas tolerada? Aun nalle de este navio atricuando el crítico la esbuyó a esta sección, juntime ineluctable, ¿no es io a la literatura de todo él un esfuerzo por creación el ensayo lisobreponerse a esta esterario No nos han pecie de desfallecimienfaltado- -o Fernández de to del ánimo? la Mora y a mí- -ocasión de perplejidad y aun LOS ESQUEMAS RAmotivo leve para cordiaZONANTES. -Toda la les apercibimientos mugrandeza- -y la servituos Era inevitable dumbre- -del pensamienPuesto que el ingrediento crítico de Fernández te ensayistico es de tan. de la Mora se derivan im pr ecisa catalogación de este radical desequique puede disolverse ya librio. Dicho de otro en el plano de la crea modo: el pensador conción pura- -poesía g notrasta la obra que estuvela- -ya en el de la ridia con unos módulos gurosa ordenación cienpersonales y apriorístitífica. En el primer caso, permitirá haíiat cos y el juicio de valor se produce por la en el entreverado de la obra creada, ingre- distancia que media entre la obra juzgada dientes que permitan definir un sustrato o y aquellos módulos imperturbables. ¿Qué background de pensamiento; en él se- podríamos oponer a ello? El juicio es así, gundo, descubrirá en. el vigoroso plano del justamente, juicio porque trae aparejasistematismo orgánico las chispas de la dos, a la vez, diagnóstico y sentencia. interpretación personal asistemática. AñaEl procedimiento tiene, como ventaja diendo docta pesadumbre en el primer caso; agilizando la expresión en el segun- evidente, la decisión categórica que, en modo, he aquí al género ensayistico a caballo do alguno, oculta al crítico, sino que lo pone vigorosamente en evidencia. Otros de expresiones radicalmente diversas. procedimientos- -la critica impresionista, la LA ORDENACIÓN NECESARIA. -En voluntad de aproximación, el orteguiano cualquier caso, y por razones obvias, re- fervoroso esfuerzo por potenciar la obra clamo para mi el comentario de Pensa- elegida -son ciertamente, no menos límiento Español, 1965 tercero de los vo- citos, y de ellos se deriva una situación lúmenes en los que Gonzalo Fernández de más humilde y ancilar. Pero cada uno es la Mora vierte sus semanales recensiones como es. críticas en ABC. Y no seguiré adelante EL DIFÍCIL PANORAMA. -Más que un sin aplaudir su decisión de ofrecer, conjuntamente, lo que el ejercicio periodísti- filósofo Fernández de la Mora es un culco absorbe y expande al correr del ritmo turista Los índices acumulativos de este hebdomadario de su sección. He dicho mu- volumen nos dan una serie impresionante chas veces que todo pensamiento orgánico, de nombres. Como el Valle de Josafat distendido en publicaciones diversas, reco- d orsiano, centenares de nombres aparecen bra en gran manera su contenido unitario rigurosamente situados hasta procuraral ordenarse en volúmenes. Tanto más nos una sabrosa especie de historia culcuando- -como en el caso de Fernández de tural. la Mora- -el autor adelanta constantemenComo puede suponerse, un análisis de te unas posiciones de principio. miscelánea de evocaciones intelectua ¿ARISTOTÉLICO O PLATÓNICO? -estano es hacedera aquí y ahora. Una sínHay una frase de Coleridge que me costó les mucho trabajo de referenciar en uno de tesis, mucho menos. Sería grato, sin emsus tomos misceláneos, y que ha hecho una bargo, rastrear a lo largo de estas páginas gran fortuna. La frase es se nace aristo- unos valores dé tipo histórico- titerario, más télico o platónico y es una gran verdad. próximos a nuestro menester dé registraHay- -esquematizando mucho las cosas- -dores estéticos. Las páginas dedicadas a un- modo de ser que da predominio a Séneca, a Erasmo, a Feijoo, a Giner de los los valores de tipo racional p otro que pone Ríos, a Ortega, nos permitirían seguramensa acento en los de modo patético. Fer- te trazar el personal esquema que Fernánnández de la Mora se apunta orgullosa- dez de la Mora puede ofrecer del panora- ma deí pensamiento español contemporú n o. De cuya dificultaU no creo necesaria hacer mención alguna. Ni de las condiciones te preparación intelectual que exige este arduo menester. Nada más digo, porque mil razones me aconsejan no incidir en juicios que pudieran parecer adulatorios. La tarea es sobremanera difícil. Ahi está. ¿CUALES SON TUS LECTURAS? Encuesta realizada en la Universidad de Madrid sobre una muestra de 230 el I por 100 de los matriculados en el distrito Por carreras, se distribuyen en: 11 de Agrónomos, o c h o de Telecomunicación, ocho de Aiquitectura, cuatro de Ciencias, 36 de Medicina, 16 de Industriales, 21 de Caminos, nueve de Selectivo, 12 de Derecho, 17 de Políticas y Económicas y 29 de Filosofía. ENSAYO. -El 59 por 100, entre los. de Ciencias, y el 38 por 100, entra los de Letras, no leen libros de ensayo Entre tos hombres de Letras, sin contar las mujeres, la proporción es algo menor: el 24,3 por 100 no lee ensayo REVISTAS. -Previa la distinción entre revistas ideológicas o simples magazines tañemos que, entre los de Ciencia, el 76,7 per 100 no lee revistas ideológicas o culturales que entre los de Letras (hombres y mujeres) la proporción de los que no leen revistas ideológicas o culturales es de un 70,7 por 100, y que, entre los hombres de Letras, la proporción negativa es de un 59,4 por 100. PERIÓDICOS. -Es indiscutible el predominio de ABC. Entre los hombres de Letras, Pueblo está a su misma altura. El tercer lugar lo ocupa Ya Un 28 por 100 de los de Ciecias lee Marca Muchos hombres de Letras leen Le Monde NOVELAS. -Sobre todo en los de Letras se ssñala El Quijote muy por encima de las demás obras preferidas. Le sigue Viento del Este, viento del Oeste que tiene gran aceptación entre las mujeres. ENSAYISTAS PREFERIDOS. -Primero, Ortega; segundo, Marañón, y tercero, Unamuño. NOVELISTAS PREFERIDOS. -Primsro. M. van dar Meersoh; segundo. Cervantes, y tercero, Pearl S. Buck.