Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TRIBUTO Y BRINDIS REAL A DEWAR S Con tos titulares de Tributo Real a Dewar s y Real brindis a Dewar s el Scottish Licensed Trade News diel 12 de agesto, y el The Glasgow Bferald del del día 4 del mismo mes, se hacan eco, en amplia y detallada información, del importantísimo galardón concedido por Su Majestad la Reina de Inglaterra a John Dewar e Hijos, destilerías de whisky de Ferthshire. El calificativo de importantísimo no es nada exagerado si se piensa que el mismo es concedido como premio de la Reina a la industria y que su concesión se debe al perfeccionamiento de la técnica de la exportación llevado a cabo por la firma galardonada, la cual acumula en su lista de méritos el ser la primera, en esta rama de la industria, que consigue tal honor. La materialización de la recompensa estriba en un pergamino y un trofeo da cristal en el que figura grabado el símbolo del premio; a más de ello, la firma Premiada podrá usar el símbolo en sus vehículos, propaganda, etiquetas y en. la insignia o bandera que flota sobre el edificio donde radique la industria. En el mes de agosto, Dewar s vivió las horas más felices de su existencia al recibir la Recompensa de la Reina para la industria; toda la plana mayor de la Empresa estuvo presente en el acto de la entrega que efectuó, en representación de la Reina, el conde Mansfield, lord Ideutenant de Perthsfaire, el cual señaló que este premio era el primero dedicado a la industria del whisky y el primero, también, que existe en Ferthshire. Este premio- -continuó el conde Mansfield- -ha sido instituido hace muy poco tiempo con el objeto ds elevar y reconocer aquellos fines y negocios que contribuyen materialmente al comercio de exportación... l o s Dawar s han estado siempre en Perthshirs; aquí se memorable en la historia de la Compañía, y a continuación resumió esta historia diciendo: En 1864, John Dewar estabfceió an el número 111 de High Straet, en Perth, un pequeño negocio ds vinos y licores; después ds su muerte, ocurrida en 1880 continúa en tal empresa John Alexander Dewar- -primer lord Fbrteviot- al que más tarde se le unió su hermano Thomas Robert Dewar, nombrado posteriorments lord Dswar. Desde High Street se trasladan a Glasgow Road, donde se levantan convenientes edificios que van amellándose de manera progresiva con otros nuevos hasta formar el conjunto que existe hoy an día. Hace unos diez años resultó ewidente que la fábrica de Glasgow Road no era ya la adecuada, gr. Iras mucha deliberación, se trasladó a Javeralmond, donde comenzó a funcionar hace cuatro años. Mi abuelo John Dewar- -siguió en su exposición lord Porteviot- -vivió durante algún tiempo en Pitendynie, cerca del cruce le Moneydie, y es seguro que- riñiendo a Perth, a su negocio, bien en un carrito tirado por un pony o por tren, atravesando el puente de Bogte, debió habar filado su mirada en estos verdes campos; no creo que llegara a pensar entonces que un día la firma, que llevara su nombre establecería en ellos la gran fábrica que hoy existe. Una recompensa de ssta naturaleza no puede ser lograda par el esfuerzo de un hombre; se gana, indudablemente, con el trabajo en equipo de todas y cada uno de los miembros de una organización en la que cada cual tiene una misión importante. Tras estas palabras, John Alex Dswar hizo especial mención a ese equipo ds hombres que, con su padre, primero, y con su tío, después, y, por ultimo, con él, han hecho posible la consolidación de las primitivas bases sobre las que en la actualidad se construyen; equipo integrado tanto por los de casa como también por los agentes y distribuidoras q u e salpican toda la geografía m u n dial, a l o s cuates, con so Momento de la entrega del Queen s Afeará a la industria, concedido por la Reina este año a John Dewar and Sons Ltd. Durante tos cuarenta y cinco años últimos, las exportaciones se han ido incrementando a un ritmo acelerado, salvo durante la segunda guerra mundial. En 1966. el volumen de venta de exportación se había incrementado en un 410 por 100, ello en un período de dieciocho años; sólo ü. S. A. se multiplicaron cerca de once veces durante el mismo período sin contratiempo alguno en el progreso de las ventas. El pasado año, un 90 por 100 de las ventas habían sido exportadas, sin qus ello supusiese que escocés alguno fuese privado de p a l a d e a r un trago de Dewar s. Ante esta magnitud de exoortación, pudiera pensarse que la producción y venta del whisky escocés es trabajo fácil y agradable; ante tal pensamiento conveniente es aclarar que por el hecho de ser. y estar clasificado los productos Dewar s como artículo de lujo, te hace sufrir los efectos de un disturbio económiso y político. 3 recordar estas dificultades, ss con el objeto de intentar, en lo posible, poder reducir los efectos citados. Un mareado perdido no es fácil de recuperar. La promoción, con éxito, de una exportadora de una famosa marca de whisky escocés, depende sobre todo de la existencia de un hábil y entusiasta distribuidor y agente; por ello, la elección de un distribuidor exige un detallado y prolongado estudio de cada mercado y. además, de los atributos y capacidades personales de los supuestos candidatos. Con la misma pulcritud y detenido estudio con que se eligen a los distribuidores y agentes, Dewar s prepara y realiza sus posiciones de productos, así las realizadas en Moscú, Sidney, Melburne, Tokio. Madrid, lima, Lisboa, etc. a ellas hay que añadir la participación en las Semanas británicas efectuadas en Suiza, Italia, Holanda y Noruega, como asimismo las Semanas internacionales inglesas de Lyon, Florencia, Hog- Kong y otras. Como colofón y resumen, se puede decir que Dewar s reúne en sí, no sólo la calidad material de sus productos, sino, al mismo tiempo, la eficacia, ilusión, coordinación y esfuerzo en equipo de su elemento humanó, tanto técnico como administrativo, lo que se traduce y da como lógica consecuencia la fama y apetencia de estos productos en todo el mercado mundial; así lo acredita el otorgamiento de esta recompensa de la Reina para la Industria, de 1966, en cuyo acto se hallaban presentes el mayor D. C. Bowser, Ferth Counto Convener y BaOie A. V. Croas en representación del Ayuntamiento de Perth. Miguel E. RIVERO R. debe en gran parte los logros alcanzados. Es curioso y altamente significativo el ver cómo se conserva en ios libros de la empresa l o s nombres de veinte agentes que l l e v a n prestando sus servicios desde hace cincuenta años, De derecha a izquierda: Lord Fortevkrt, Chainnan de datando el Dewar, el conde de Mansfield y Mr. D. C. Banks, director más veterano general de John Dewar and Sons Ltd. del año 1 S 03. Hay, d e s d e ha (formado este gran negocio, en el que luego, agentes que llevan menos de cincuenlas relaciones con sus trabajadores han ta años, e incluso de treinta, de asociación, sido siempre excelentes. Además, aunque pero sus esfuerzos han sido, en definitiva, ahora ss integran a la gran Compañía de extraordinarios. Todo este trabajo de equiDestiladores, John Dswar continúa bajo la po, tanto del pasado como del presente, ha administración de la familia que lo fundó. culminado en el meritorio reconocimiento Esta recompensa no ha sido ganada por por Su Majestad de la Recompensa a la una, sino por cientos y también miles de Industria para 196 premiándose asi una personas, cuyo esfuerzo reunido dan como labor ds continuo progreso en esta campo resultado la manufactura y distribución de la explotación. de este gran producto en todo el mundo Dswar s lleva bien a gala el tener un Terminada la alocución del conde Mans- mercado que abarca a más de ciento cinfield, lord Porteviot, jefe de la- firma que cuenta países, es decir a todos los meraceptó el premio, dijo, con sencillas y emo- cados del mundo, excepción hecha en Alcionadas palabras, que aquél era un día bania, Arabia Saudita y República China,