Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 3 DE A G O S T O DE 1966. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PA S. 35. RIO A lPERFEeCl s Fiel a sü propósito de ofrecer una orientación a la. coa- Ventajas o inconvenientes del sistema bicaniéral, concreciencia pública, sobre un problema de tan evidente trascendentamente en relación con la tendencia que existe en. alcia como es el- d l funcionamiento y posibles mejoras dé. la organización y représentatividad de las Cortes Españolas, a tragunos Estados actuales hacia lá constitución de una vés de las opiniones de figuras de reconocida experiencia y competencia probada sobre el tenia, A B C trae hoy a s u s páginas Cámara especial de carácter económico- social. el criterio dé don José Luis Zamanillo acerca dé ¡as cuestiones 2. Dada nuestra Ley de Cortes, procedimiento para perqué específicamente plantea nuestra encuesta. El juicio de don José Luis Zamanillo, actual secretario sefeccionar en ella la representación familiar. M gundó de las Cortes, está valorado por el desempeño dé su función y, a la. vez, por su larga permanencia en elvorganismo, 3. Posibles mejoras en él procedimiento de designación de donde ocupó uh escaño, en las filas tradicionalistas, durante la los representantes sindicales, para garantizar; pasada República. Consejero nacional de F. E. 1. t de las J. O. N. S. don José Luis Zamanillo está en posesión de la ticidad representativa. Gran Cruz del Mérito Civil. cha Ley reco. ger y regular una representación pio orgánico, natural y cristiano, del todo orgánica inexistente. Tal es la razón, -a. ira -pa- opuesto al individualista, liberal y pagano imperante en el sislo pasado, se pone más de recer, de qué no se concediera en ella una representación familiar, como se hizo con. la manifiesto en las monawiuías, por su propia sindical y la corporativa. Posteriormente, y naturaleza, pero también existe en las repúcon la lentitud d los movimientos sociáleSi blicas. Llevair, por lo tanto, a las Cortes, en el ma- se ha ido formando el espíritu asociativo famiyor grado posible, la representación; de ese liar. Justo es reconocer los esfuerzos que, en tal sentido y en; estos últimos años, con gran fundamento esencial de la sociedad es aumentar éin el mismo grado la autenticidad represen- eficacia está llevando a cabo el Movimiento, tativa del órgano legislativo. Ya en 1944, y lo por medio de la Delegación Nacional de Asociaciones. j 3 e han. celebrado dos Congresos d ha repetido múltiples. veces, dee á el Caudillo: La Familia, el Ayuntamiento y el Sindicato- la FamiKa española con amplias representatiohan de constituir- los cauces. -por donde ha de nes sociales y se han constituido, en todas las provincias, numerosas asociaciones familiareí recibir el Poder público las- inspiraciones ROautónomas, Ellas serán, en un futuro próximo, pillares, y por donde toda la nación ha de baée espléndida de una autéhtica... representarec 5 Íbir las consignas y las inspiraciones del ción familiar en ias Cortes Estado Tal es la doctíiná que aíórma el Mientras tanto y dentro de la vigente Ley, Fuero dé los Españoles y lo ¿Principios; deí Movimiento, extraída del pensamiento tradicioi. dos cauces indirectos puede, tener dicha representación de las asociaciones familiares. Otro nalista y falangista, basado en el Derecho púpodría ser el. de la elección de procuradores blico cristiano. Por otra parte, los representan representantes de los Municipios de cada protes familiares llevarán á la vida política las virtudes básicas. de esa institución natural, por. vincia, entre sus miembros. Si este miembro municipal elegido para; procure dor en Cortes ellos directa y formalmente, represefitada: el espíritu de sacrificio, de solidaridad y de amor, fuese de los votados por los jbezas de faqué. tanto nos conviene- a los españoles. Repre- milia en el tercio correspondiente, podrían re unirse en la 1 Cortes numerosos procuradores sentación obliga. Cuando, en 1942, se hizo la Loj de Cortes, que habían sido elegidos, originai- mente, por aétaailmeñte vigente, la sociedad española esta- los cabezas de familia de toda España. Reunirían, además, en la misma persona- W dosba, en gran parte; deshepha, Acababa de salir representaciones que mejor casan ente sí: la de una guerra tremenda que había dejado una secuela de destrucciones morales. y materialé r familiar y la niunicipal. No veo, hoy por hoy, de todo género. Con egoísmo humano, muy otro procediiniento para perfeccionar en ¡las explicable, del primum vivere, cada español se Cortés la representación fam ¡r. dedicaba a arreglar sus propios problemas 3. Recientemente, y por voces de la mayo como Dios le daba a entender. Mal podía diautoridad en la materia, sé nos ha anunciado la próxima reforma perfeccionadora de la Organización Sindical. Habrá, jpnes, que i esperar a que se llevé a cabo ya que esa reforma interna de la Organización ha dé reflejarse, necesaTiameñte, en el sistema representativo de la misma. Mientras tantOv seguirán designándose los representantes sindicales, en su mayor parte, como hasta ahora: por Votación libre y espontánea. En varias ocasiones, he ido testí leino. go imparcial y desinteresado de eleccioñéí sindicales, y puedo afirmar con entera verdad que 2. Me parece muy icertado y oportuno el VENDÉ: era. auténtica la libertad, de los electores y Verilanteamiento de este tema. La revalorización daderoií- los resultados de la elección. Basta liele la familia, la primera de las entidades natu. S E A T S 1.5 Ó Ó- Í. 4 QÓ; gné a sentir, alguna vez, envidia retrospectiva, ales de la vida social que junto con el Muhicirecordando las manejos electorales dé caci io y el Sindicato son estructuras básicas de la: CADlLLACSYLIÑCOl- NS, ques republicanos, eso sí, mny demócratas y. lomunidad nacional (Principio VI del Moví- modelo 1. Q 56 muy respetuosos con la voluntad popular, y de mentó) es un hecho evidente en Ja vida pdlos qaé fuimos víctimas propiciatorias Julio lnformoción: Ferraz, 87 ilica de nuestro tiempo, en todos los países, Ruiz de Alda- y yo, unidos en la misma lasta cosas aparentemente de poca impprtanHoras Oficinas: mañanas didatura, allá por febrero de 1936, en mi ia lo prueban así. En naciones, muy deiñocrárida tíerr? montañesa icas e individualistas se da un reciente carácter: familiar a ía representación del Poder püEn elpróxinio otoño se celebrarán eleccioblico; En la. conciencia de los ciudadanos se ha nes sindicales en toda España. Buena ocasión impuesto la vsrda 4- de qué la sociedad eivil para la Prensa española, con so leciéñ estre- ís un conjunto de familias, presidido por una nada libertad, de vigilar la auténtieidad de laiamilia, la primera de la nación. Esté princielección. -7- sé Luis ZAMANILLÓ. 1. El sistema bicameral, tal como se ha practicado en las naciones occidentales, está en decadencia en la mayor parte de los países, sobre todo en los latinos. La rivalidad qué suele producirse entre ambas Cámaras, la complicación del procedimiento legislativo y el innecesario aumento del número de parlamentarios, todo ello contrario a la rapidez y deseada simplicidad de la vida moderna, son las causas principales, a mi juicio, de esa decadencia. La tendencia hacia Ja constitución de una Cámara económico- social, como sústitutivo de una de las del sis- teir- i bicameral, es una confirmación de lo dicho eñ el, párrafo anterior; pero no parece, en principio, que pueda tener gran éxito en la práctica. Las pruebas de Cámaras legislativas exclusivamente de intereses materiales, realizadas antes de aho- ra, no dieron buen resultado. En ellas suele predominar el interés particular de grupo o profesión sobre el interés común de la sociedad. En España, además, tenemos él precedente histórico de nuestras gloriosas Cortes tradicionales, que fueron siempre unicamerales. Cófl las imperfecciones propias de todo Í 6 humano, es éste el sistema que mejor se adapta á nuestro carácter. El individualismo y la insolidaridad, tan ibéricos, se fomentan con ¡a multiplicidad de organismos. Si la variedad de éstos. es buena y fecunda en la base local y regional, debe evitarse a escala nacional, especialmente en; el orden legislativo. Lo que hay que procurar, en la Cámara únita, es dosificar bien las distintas clases dé reiresentación de sus miembros, procurando lompénsar los intereses materiales con los esliritualés. Así se hizo en la vigente Ley consitutiva de las Cortes, que, en estos días, cum le los veinticuatro años de existencia. Está 10 corta experiencia permitirá, sin duda, acóneter las refirmas necesarias para acentuar y ¡segurar el carácter representativo de las misnas, que es principio básico de nuestra insituciones públicas según el Principio VIII lelMovimiento Nacional, Ley Fundamental del