Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. ESPECTÁCULOS M I É R C O L E S D E J U N I O DE 1966. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 121. ble. Nadie registró un solo fallo. Todos, desplegaron, en sus diversos cometidos, un arte depurado y una eficiente voluntad. El estreno de Corona de amor y muerte concluido después de las dos de la madrugada, constituyó una maravillosa fiesta del espíritu, al pie de la catedral, J en la noche clara y evocadora de Castilla. José BARO QUESADA. Y CASONA, Título: Corona de amor y muerte IDoña Inés de Portugal) Autor: Alejandro Casona. Dirección: José Tamayo. Ilustraciones musicales: maestro Manuel Parada. Decorados: Emilio Burgos. Figurines: Víctor María Cortesa. Principales intérpretes: Marisa de Leza, José María Rodero, Esperanza Grases, Gabriel Llopart. Lugar de representación: Plaza de la Catedral, de Toledo. Organización: Festivales de España. 3 reo que es ésta una de las mejores obras, acaso la más lograda, la más en sazón, de toda la producción ilustre de Alejandro Casona. Hace la versión número cuarenta y cinco del apasionante tema de los trágicos amores de Inés de Castro. Tema de perenne vitalidad romántica, de extenso Y hondo dramatismo, donde lo legendario y lo histórico se entremezclan y confunden en un vertiginoso alarde poético. Casona, con muy pulcro y elevado estilo literario, acomete una difícil y ambiciosa tarea de renovación, y aun de superación en muchos aspectos, en torno al eterno dúo de amor de Pedro e Inés. Objetivo alcanzado plenamente. El inolvidable dramaturgo aborda la cuestión con trazos directos, rectilíneos, vigorosos, limpiamente teatrales, sin rehuir el bulto a nada. Su lenguaje es siempre de gran poeta de la prosa, pero a lo largo de toda la vibrante y conmovedora acción se manifiesta como expertísimo maestro del realismo más valiente y más noble. Diálogos de pasmosa agilidad, de graciosa o emotiva fluidez, con cegadoras y audaces imágenes y con un rico cargamento de sencillas ideas filosóficas que producen impacto en el espectador. Fino andamiaje o carpintería de la trama en la exposición, el nudo y el desenlace, sin la menor vacilación ni desviación de la sólida y progresiva línea argumental. Escenas cinceladas, mejor que escritas, como la del viejo Monarca y su nieto, como la del Príncipe y. la Infanta, como la de Inés y sus asesinos. Reacciones lógicas en cada personaje. Acabado estudio de los caracteres, de las pasiones, de los complejos de unas cuantas atoras torturados que, por distintos caminos, huyen y se centran en una sola y absorbente mujer. Visión aguda de la psicología y el ambiente de una época y un pueblo. Profundidad y altura. Musicalidad en la frase. Armonía en la violencia. Calor de humanidad en el dolor, en la ternura, en el amor, en la muerte. Recreación genial del episodio portugués, y universal, del Medievo, que atesora más trágica belleza. El destino, implacablemente cruel, es aquí el personaje número uno. Alejandro Casona. ¡qué excelso autor! -supo aprehenderle y ponerlo al servicio de su talento en toda su amarga y majestuosa grandiosidad. Ün acierto rotundo que se traduce en un éxito diáfano, definitivo, fuera de serie. La literatura dramática española tiene una joya más en su gloriosa antología. Las nueve composiciones del maestro Manuel Parada realzan el marco ambiental y sentimental de Corona de amor y muerte Suenan bien, se oyen con agrado, son enjundiosas variaciones que tienen viejo sabor y una vena melódica muy notable. Coloristas como la extraordinaria dirección de José Tamayo, cuidadosa al máximo en los menores matices y en las más delicadas y tenues pinceladas. El montaje es encantador. No puede omitirse el más encendido elosrio al escenógrafo Emilio Burgos, ni al figurinista Víctor María Cortezo, ni a los encargados de la luminotecnia, de la maquinaria, de la tramoya. Todo perfectamente sincronizado. Todo encaminado, con admirable y rara conjunción, al esplendido triunfo obtenido. Triunfo al que no es ajena, por so planteamiento y su meticulosa organización. la Sección de Festivales de España, del Ministerio de Información y Turismo, en colaboración con las autoridades provinciales y locales fie Toledo. Rigarosa interpretación a cargo de brillantes y muy aplaudidos actores. Marisa de Leza fue una delicia; un prodigio de dulzura, de cariño, de tristeza, de abne- La batalla de las Ardenas Producción: Sidney HarmonUnited States Pictures (1965) Director: Kenn Annakin. Guión: Philip Yordan, Milton Sperling, JoJinn Melson. Fotografía: JacJs Hilávarú. Tecknicolor y Super- Cinerama. Efectos especiales: Alex Wéldon. Música: Benjamín Frankel. Intérpretes: Henry Fonda, Robert Ryan, Dana Andrews, Ro bert Show, George Montgomery, Ty Hardin, Pier Angelí, Telly Savalas y Hans Christian Blech. Cine: Atbéniz. La carrera de Ken Annakin- -un director especializado en temas de acción- -tiene, a mi juicio, tres títulos, que dan bien claramente la medida dé sus posibilidades: Al otro lado del puente radiografía de la angustia de un hombre que trata de huir de lo irremediable; Aquellos chalados con sus locos cacharros o la conjunción del dinamismo interno y la plástica del color al servicio del esp ciáeulo; y este último film, rodado en España, La batalla de las Ardenas que es una pirámide monumental- -algo des: urado de metraje- donde la materia metálica, la máquina, alcanza la categoría de sujeto m poético. El día que Annakin logre en una sola película aunar los valores que se desprenden de las tres mejores producciones que hay hasta ahora en su carrera habrá conseguido la cumbre. A ésta que acabamos de ver, nacida en nuestros paisajes, le falta un poco de ese calor humano que ha condicionado hasta ahora las guerras. Es como una sinfonía de objetos, de hierre potentes, de chatarra. Un canto amargo sobre el poder de la máquina. Un largo canto donde los sentimientos parecen haber sido borrados- -a pesar de esos leves trazos compuestos con las historas del asistente alemán, el teniente joven americano y las dos mujeres- -por el acero. ¿Fue así la guerra que muchos vimos en los noticiarios? ¿Fue como esa guerra materializada, iría, grotesca, que hace el coronel Hessler a bordo de su Tigre ¿Fue como la del teniente coronel Kiley y la del general Grey, que no nos deja entrever a los hombres que, sin duda, hay en ellos? En cine, La batalla de las Ardenas es la victoria del coloso metálico, con el que los alemanes quisieron cambiar el rumbo de la última guerra. Es un monumento al tanque, realizado formalmente con una pericia increíble. Annakin ha contado con un guión de m tres escritores expertos, uno de ellos el J m famoso Philip Yordan, a la vez coproductor del film. Yordan- -recordarán que es el guionista de Johnny Guitar El hombre de Laramie El Cid y Rey de Reyes -se ha especializado también en los temas de gran espectáculo, en las superproducciones de cierta calidad, ambiciosas de contenido. Es el escritor de cine que ve la película como una mercancía artística; pero como tal mercancía dirigida al público. Toda su carrera está en función de servir a esta idea con la mayor dignidad. Su labor en La batalla de las Ardenas sin perder de vista los condicionamientos de la producción, es la dé un cronista fiel de lo que ha ocurrido en el campo de lucha, pero con los ojos puestos simplemente en las cosas. Al film se le nota Una falta de penetración humana, que es, sin duda, consecuencia de esa frialdad en el tratamiento del argumento. Por tanto, el trabajo del director participa de las tareas de esta visión metalizada de la histórica batalla. Técnicamente es un füm encomlable, en el que el realizador y sus colaboradores han aprovechado bien los medios puestos a su disposición. Sin el recurso espectacular del Marísa de Leza, José M. Rodero, Gabriel Llopart y Esperanza Grases Sraeión, de maternidad, de sacrificio heroico. Esperanza Grases dio una magistral lección de celos y de soberana altivez femenina. José María Rodero encarnó con intensa emoción, con mucho nervio y mucha garra el humanísimo papel del príncipe Pedro de Portugal. Gabriel Llopart desempeñó con augusta dignidad, sobrio y flexible a la vez, su conturbado, desorientado y fatal personaje. El niño Manuel Fernández conmovió e hizo reír a los espectadores, y ello dice mucho en favor de este pequeño y prometeclor artista, ovacionado en un mutis. En cuanto a los demás intérpretes- -María Alvares, María Teresa Padilla, Elsa Diez, Alvaro Fontana, José Sacristán, Víctor Meras, Antonio Puga y Juan de A meza 2 a- debe proclamarse en justicia su naturalidad, su esfuerzo, su buena dicción, su caracterización impeca- 150 PLAZAS BACHILLERE. MAESTROS Convocada oposición para Ingreso en el CUERPO DE SECRETARIOS DE 2. CATEGORÍA DE ADMINISTRACIÓN LOCAL: Ambos sexos. Edad, 21 a 45 años. Título Bachiller superior o Maestro. Retribuciones y condiciones del cargo muy interesantes. Instancias hasta 16 de junio. Solicite información URGENTE, adjuntando CINCO pesetas sellos franqueo, a CENTRO DE ESTUDIOS ADAMS Sagasta, 23. MADRID- 4 DE P 9 REÍ 08O MES Estampadas y sin estampar. Más calidad, más economía. Servicio para toda España. O. C. S. A. Príncipe, 1. Teléfono 221 iZ 3 MADRID- 12 PERITO MECÁNICO se necesita para trabajar en la central nuclear de Zorita (Guadalajara) experiencia en sistemas de tuberías y soldadura. Inspecciones e instalaciones mecánicas. Preferible sabiendo inglés y francés. Enviar curriculum vltae a nuestra dirección. Zachry Internactional. Oí Spain. Concha Espina, 71. Madrid (16) (897.