Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r DECERO AL INFINITO Por Julián CORTÉS- CAVAMLLAS JULIÁN MAT La fama no se acerca a los que la temen. Y el público sola mente se entrega a los talentos atrevidos e imperiosos... No cree en la modestia y ve en ella sólo un remilgo de la. impotencia. Enrique Federico Araiel INacer en Extremadura es cosa muv seria y muy honrosa. Las grandes epopeyas- -las que dieron al mundo la pro pia conciencia de s ser y de sus límites- -también nacieron allí, polarizando, entre los apellidos de Cortés y de Pizarco, unas huestes de geniales troiMjuistadores sin otro parangón posible que el fabuloso de la mitología clásica. Por tanta reciedumbre y tanta potencia vital t ideal, Luis Chamizo cantó en los bellísimos versos de su Miajón de los castúos el orgullo de ser extremeño con estas palabras enérgicas y delicadas: Porque sernos asina, sernos pardos, del colé de la tierra, ios nietos de los macaos qu otros días triunfaron en América. Y hoy tenemos aquí a uno de eso nietos -un puro extremeño con aire de doncel medieval y rostro de medallón del Renacimiento de los que imprj. men carácter a un tipo moderno bronceado de antiguos oles y de ensueño de conquista, pero más al estilo mental y cordial de Lope de Vega que no al rudo y guerrero de don Francisco de Pizarro. Julián Mateos, actor grande y joven, nacido en Robledillo de Trujillo, a pocos kilómetros de la ciudad de gentiles palacios, y claras genealogías, se hizo bachiller en el esplendor monumental de Cáeeres y balbuce rudimentos filosóficos y literarios en el Alma máter salmantina, seducido por alguna rases doradas de Fray iLuis y de Unamuño, antes de iniciar su aventura farandulera en Barcelona, cuando trabajaba como obrero metalúrgico y experimentaba, en horas alternas, el teatro universitario y las clases del Instituto de Arte Dramático. Después, ya definida su vocación teatral y buscando mayor espacio para el noble aprendizaje de la vida y del arte escénico, escapa a París donde la Villa Lumiére más que deslumhrarle le asfixia. Sin embargo, su eiperiencia francesa es, a la postre, positiva, porque el muchacho estudioso, finaniente observador y con claro talento ínterpretativo, ha volcado sus pocos recursos económicos en comprar libros de interés EL MAS EUROPEO DE LOS ACTORES ESPAÑOLES