Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EN SAN ISIDRO, TODOS JUNTOS lÁDRID Y LOS QÜEN 0 SON DE MADRID Por luis de ARM 1 ÑAN Don Hermenegildo Moreno Serna. STE es don Hermenegildo Moreno Serna, ¡gran señor manchego f Si por manchego se es señor, el aumentativo le llega por diversas causas. Acá se vino cuando le alboreaba la vida y se nos hizo madrileño sin perder un cabo de su tierra. Madrid los hace y conserva y ellos agradecen la adopción; cuando uno de estos amigos se madrileñiza hasta comprender lo que es una verbena y lo que significa un churro al caer de la tarde, entre dos luces, y una moza que recorta sus palabras y suprime letras para hacerlas más rotundas, ya tenemos un paisano nuevecito que nació hombre y en eso lleva la Villa sus ventajas. Don Hermenegildo es ahora presidente de la Federación de Casas Regionales y de la Casa de la Mancha. De modo que universal en su españolismo, es plural en ciudadanía. Allá donde vaya, vive en su terreno. Hoy es San Isidro. Un pañolón de flecos, un botijo y un pito con tres rosas grandes, de colorines en su papel, y ya tenemos la fecha en mural. A Sevilla la pintan siempre la Giralda y otros pueblos tienen su Cid, su río o su mar; nosotros de humildes pecamos y de orgullosos presumimos. Por eso cuando nos llega San Isidro, calentura llevamos de amor a la tierra. Y el Patrón se nos hizo entre arados y ángeles, con lo que nos dio a la ciudad aire campesino, que Dios guarde, y dulce trasunto de eternidades milagrosas. Hoy en la Casa de la Panadería de la Plaza Mayor, que vuelve a esperar catetos en sus pórticos, a Madrid le hacen homenaje las Casas Regionales, y a las palabritas buenas de don Hermenegildo, irán las palabras de gratitud del alcalde, nuestro señor don Carlos. -Y ¿de cuándo es la Casa de la Mancha, señor presidente? -De 1951, fecha en la que se acordó cobijar en ella a todos los hijos de Albacete, Ciudad- Real, Cuenca y Toledo, y E darles un ambiente que desvaneciera la nostalgia de la patria chica. ¡Vaya asunto el de las cuatro provincias! Se siente uno, a la evocación de su nombre, sobre el rocín y a la sombra- de aspas. En la Mancha de Cuenca, con lagunas saladillas; en la de Ciudad- Real con aire militar; Toledo al sabor del río y la calleja. Y Albacete, y ya está dicho el colmo de la gentileza. Preocupaciones de ustedes. -Dar ayuda a los socios en el aspecto cultural y en el benéfico social. Sí, y para ello, becas, concursos literarios, conferencias, biblioteca circulante, exposiciones, teatro, folklore y viajes. Que hay que conocer toda la Mancha y luego España, para salir al extrajero bien nutridos de españolismo. -Nos ayudan, dice el presidente. Educación y Descanso, el Ministerio de Educación, y lo hacemos público en un Boletín Informativo donde van las noticias importantes de la región, exaltándose, sin exageraciones, los valores manchegos. Y se ayuda dentro de lo posible a los que lo han menester, y se aconseja y orienta a los que vienen a la capital en busca de solución a sus problemas. ¿Hay otras asociaciones manchegas en Madrid? -Adheridas a la Casa de la Mancha: la Psña Taurina de Albacete, la P ña Montillana, la Hermandad de Nuestra Señora de las Cruces de Daimiel, las Hermandades de San Julián, de Cuenca, y la Asociación de Amigos de los Molinos. -Vamos a la Federación de Casas Regionales. -Fundada el 12 de julio de 1959 para fundir en un anhelo a las regiones, difundiendo la cultura, el turismo y las bellezas espirituales y territoriales de todas. En Madrid existen veintiocho Casas Regionales. Las dos últimas que se han creado son las de Cádiz y La Línea. Aquí se nos va la memoria a los locales donde están instaladas. Casonas viejas, grandes, muchas veces inadecuadas. Esos pisos de Sol y sus calles, donde todo es posible y nada cómodo. Y preguntamos cómo podría resolverse este problema de alojamiento de las Casas Regionales, que conjuguen con el amor a la provincia, al pueblo y a la región, esos servicios que hacen sea la vida societaria fácil y grata. -La solución de este problema, contesta el presidente, nos la puede dar el Instituto de Crédito y las Cajas de Ahorro. Y acudimos a ellos por que a diferencia de los Bancos, una buena parte de sus funciones son las de realizar una labor social, cultural y benéfica, como nosotros, y, por lo mismo, sus órganos rectores, comprendiendo nuestras inquietudes, han de sentirse solidarios y ayudarnos. El medio es conceder préstamos que, con todas las garantías, no dejan de ser sociales por el fin que los motiva y por que eúo los tienen encuadrados en sus reglamentos. La modalidad podría ser la concesión de préstamos a largo plazo y módico interés, para adquirir locales que prestigien a las tierras que representamos o llevar al ánimo de las Cajas de Ahorro la necesidad de que realicen una inversión de compra de los propios locales, y que los cedan a las Casas Regionales en alquiler o amortizando la totalidad del coste en plazos y con opción de compra. ¿Otro problema? -La desgravación fiscal, porque nuestros Centros no pueden ser considerados como Casinos o Circuios de Recreo y no debiera clasificarse, además, a las Casas Regionales dentro del Sindicato de Hostelería, raíz y fundamento de los gravámenes que padecemos. Si tenemos un bar para uso de los asociados, ello no es que hagamos negocio del bar, y no hay razón a que entonces queden fuera todos aquellos organismos públicos y autónomos que disponen de su bar. -Pero, hay una declaración de Entidades de Utilidad Pública