Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NFINITO i Por Hfíón CORTÉ CAVANILLAS UN CÓMICO GENIAL En España se condena mocho a las entes a ser crucificada en un s o l o objetivo. Uno es elocuente otro, ingenioso Martines Soria es inevitablemente gracioso Pero la gracia- on minúscula, como sal de la tierra, o con mayúscula, como sal del cielo- -es ana dimensión del espíritu y del arte, que no tiene por qué apocarse en la pora facilidad y el puro kiste. La enfria de Martínez Soria nos hace transitar de la carcajada a la sonrisa, y de la sonrisa a la ternura, y a la emoción. José María Peinan. H OY, sin duda alguna, en la viva raíz de lo clásico, Paco Martínez Soria está a la cabeza del teatro cómico de España. T, al mismo tiempo, es la figura interpretativa más densamente popular de la hora escénica presente. Además, su vocación parte de un cero total que con tenacidad implacable los ha aumentado colocándolos, solemnemente, detrás de las triunfales unidades de los grandes éxitos. Por eso, con títulos más que sobrados, Martínez Soria viene a estas páginas sonrientes y optimistas. Su obra, más que extensa por su repertorio, ha mantenido en los carteles unos cuantos títulos que siempre señalaron cifras record en las representaciones. Los tipos que Paco Martínez Soria encarna imprimen carácter y doble prestigio a la comedia que interpreta. Así hizo con Anacleto ss divorcia El abuelo Curro Mi cocinera La tía fc Carlos La ciudad no es para mí y ahora, en el marco áureo e insigne del teatro Eslava, con Bonaparte quiere vi-