Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 12 DE A B R I L DE 1966. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 87. ESPECTÁCULOS aérea desenvoltura, a través, sobre todo, de Mari Carmen Prendes, que se com- porta con la brillantez habitual, y de Fernanda Hurtado, que marcha vertiginosamente hacia primera dama. El movimien- to, ¡a agilidad de toda esta parte, su efectiva gracia, efectiva, y constante, en la que a veces se abren súbitamente intersticios por los que vemos la honda tragedia que se está viviendo, como ocurre también en los actos anteriores, es un ejemplo de buen teatro. Así, la comedia entera, ue es un discurso acusatorio contra tres pecados a la española, resueltos a la española también. Y aun el epílogo, que aparece de prólogo, envuelto én las no- tas vibrantes del ¡Hala, Madrid! es, asimismo, una patada de Charlot a la española. El público rió lo que quiso y aplaudió atronadoramente a lo largo de la representaeión, y al final, cuando todos salu- daron. Carlos Luis ALVAREZ. JEspañol: La dama duende José SazatornüV Rafaela- Aparicio, Aurora Redondo, Luisa Fernanda Gaona, José Alfayate y Mari Carmen Prendes, intérpretes, y Juan José Alonso Millán, autor, de Pecados conyugales Jnfanta Isabel: Pecados con- Mario Antolín, ha sabido imponerle una plástica gesticulante que caliíicaríaitnos de vaHeinclanesca, está llevada con sabiduría yugales por Rafaela Aparicio, José Sazatornil, José Teatro: Infanta Isabel. Au- Alfayate y Roberto JFont. Este primer petor: Juan José Alonso Millán. cado es sencillamente deslumbrante. La Roberto Font Obra: Pecados conyugales Ac- entrada de de degradaciónen escena inicia de valores protores: Rafaela Aparicio, José Sa- ese proceso del humor satírico. Luego, a través de zaiornü, Aurora Redondo, Eras- piodelicada relación amorosa sostenida por la mo Pascual, Mari Carmen Pren- el personaje que encarna Roberto Font des, José Alfayate, Roberto Font, con la mujer del celoso, va adquiriendo Juan Diego, Luisa Fernanda Gao- esta parte una perfección de contrastes, na, Fernanda Hurtado y Teresa un tan singular dramatismo en su trasGisbert. Bocetos de los decora- fondo, que las continuas carcajadas que dos: Manuel Mampaso. Realiza- subrayan el primer plano de las escenas ción Ros. Dirección: Mario An- se detienen un punto por la fuerza de la tragedia insinuad tolín. El segundo primer acto oscila entre Dice el autor que la obra está dividida Arniches (personajes cómicos en tres pecados que son: los celos, la za trágica) y el humor negro de naturale (personajes ambición y Torremolinos. El triple enunde naturaleza cómica) y ciado descubre de entrada la intención trágicos la beatería absoluta como es más sabido: satírica y. al mismo tiempo, la índole es- da de las ruindades más abyectas. coartaAurotructural de la comedia. Se trata, en rigor, ra Redondo, Erasmo Pascual, Roberto de tres primeros actos, conforme al estilo Font, Teresa Gisbert y José Sazatornil, del autor. Con esto no quiero decir que la comedia conste de tres partes yuxta- llevan el peso del acto. Sazatornil, lechánpuestas. Por el contrario, bajo el sentido dose decididamente durante su breve inlado caricatural, loarquetípico de los tres pecados hay un tervención hacía el reiteración dé gra, medio de la movimiento de flujo y reflujo que organi- se y por gesto, un efecto asombroso. la frael Tanto za la comedia por modo unívoco, a la ma- es así, intervención es el nera de tríptico. La obra, concretamente, históricoque suacto. Alonso Millán centro del introes el abordaje de la sociedad española por duce con buena mano un detalle de vanbabor (los celos) estribor (la ambición) y popa (la amoralidad) El arranque im- guardia: la cuerda con que una anciana comesantos pero, fondo, atea, pone ya un ritmo especialmente caricatu- lleva atada a su hijaen el que, tiras los para resco, un ritmo que en España todavía ojos, no se le vaya hacia los hombres siguen llamando de teatro experimental, otra cosa menos sutil que la mirada. a pesar del antecedente Mihura entre otros antecedentes y consiguientes. La Y llegamos al tercer primer acto parte primera, a la qué un gran director, Ritmo y tempo de alta cómedi Pecado de Torremolinos: corrupción chic El pecado es, concéptualmente. un universal. La Universalización de Torremolinos como pecado la realiza el autor con Teatro: Español. Obra: La dama duende Autor: Calderón de ¡la Barca. Actores principales; Manuel Gallardo, Antonio Ferrandis, María Fernanda D Ocón, Margarita García Ortega, Miguel Ángel, Joaquín: Molina, Enrique Cerro y Montserrat Carulla. Decorados y figurines: Francisco Nieva. Realización fotográfica de los decorados: Juan Gyenes. Di- rector: José Luis Alonso. Él pre- cartesiano, pre- kantiano y hasta pre- goetheano, Calderón íue capaz de com- HISTORIA DE IRKUTSK DE ARBUZOV Ayer por la noche se estrenó en el teatro Arniches la obra de Álexéi Árbúzov titulada Historia en Irkutsk Durante la sesión el publico aplaudió dos veces. Al final los aplausos fueron largos y cálidos. Hacia la mitad de la obra la representación hubo de suspenderse unos instantes por imprevistas complicaciones del montaje. Mañana publicará A. B C la critica del estreno. XHAPARTAMENTOS íz ALFOftSOXII 9 9 E n calle de la Academia. Entre los Jerónimos y Alfonso X I I 1, 2, 3 dormitorios. Garajes. Facilidades de pago. Informes; INRESA- Goya, 47 María Fernanda D Ocón, Antonio Ferrandis, Miguel Ángel y Montserrat Carulla poner, al lado de La vida es sueño y El mágico prodigioso esté relampagueante jugueteo que sigue siendo a la vez culterano y conceptista; es decir, barroco. Podríamos decir parafraseando a Stendhal que en las naturalezas barrocas, lo barroco es lo natural. Así es posible en La dama duende la naturalidad y la gracia, que se escapan, como un delicioso borbollón de vida, por entre los resquicios que deja la costumbre calderoniana del honor, y concretamente a través de una alacena. Para mí es embriagador este punto de la alacena que comunica subrepticiamente dos habitaciones. El pasadizo secretó es un rasgo típico de la estrategia barroca. Antes de casar al teatro y a la novela del siglo XVE operó como restricción mental en los espíritus más agudos y libres Consistió en uña oculta rebeldía. Isa culmi. hacitó del pasadizo secreto la encontra