Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cada reloj Omega ha sido creado para ser digno de su porvenir Porque cada una de las piezas que componen un Omega está dotada de una extrema precisión gracias a su acabado impecable. Por ello, el reloj Omega no tiene igual. Sin embargo, Vd. no vé lo más importante, lo que está en su interior: la máquina. Le dará la hora día tras día, durante años, casi a! segundo. La máquina de un reloj Omega es una pequeña maravilla. A continuación le damos una breve descripción. tido no excede de unas centésimas de milímetro. En caso contrario, la transmisión de la energía sería falsa. Cada rubí de un Omega es examinado al microscopio. Las elevadas tolerancias exigidas por Omega implican el rechazo inmediato de las más leves imperfecciones. Diferencia esencial entre un Omega y un reloj corriente. toma normalmente cuando se lleva en la muñeca, bajo temperaturas extremas de calor y frío. En forma similar (pero a través de pruebas más prolongadas) el Constellation adquiere su título oficial de cronómetro. El resorte es el órgano principal de! reloj. Tiene que ser extremamente resistente durante años, sin alteración ni deformación. Omega selecciona para sus resortes una aleación especia! elástica y sólida. La fabricación de esta minúscula pieza necesita 15 operaciones a un precio de costo muy elevado (unas 3 veces más que el de un resorte de calidad normal) Prácticamente irrompible, el resorte Omega es una garantía de aíta y duradera precisión. El rodaje. i ruedas y 4 piñones componen el rodaje de un reloj. Los dientes que aseguran la distribución de la energía, son extremamente finos. Un dibujo preciso es indispensable y cada pieza es verificada severamente durante su fabricación. Los dientes del piñón de un Omega están pulidos al diamante. Esta operación, con sus Consiguientes controles es sumamente costosa. Volante jf espiral constituyen juntos el órgano regulador del reloj. Sus oscilaciones- 19.800 por hora dividen el tiempo en fracciones estrictamente iguales. Los metales y aleaciones que constituyen estas piezas esenciales, son escogidos por Omega con una extremaminuciosidad. El espiral debe ser antimagnético. Omega no admite ninguna de esas economías factores de imperfecciones e imprecisión. La esfera, por su alta calidad, influye igualmente en el precio de un Omega. La mayoría de las esferas Omega llevan los índices horarios de oro, remachados a mano. Examínelos a la Jupa: su belleza y su acabado son de una clase excepcional. Sin exageraciones, sin embargo, ya que la función esencial de la esfera es indicar la hora, día tras día durante decenios con una perfecta legibilidad. Debe ser pues agradable... y duraría mucho tiempo. Inevitablemente, ésto también cuesta un poco más caro. El escape llamado el corazón del reloj es el mecanismo encargado de transmitir la energía a la máquina reguladora (volante y espiral) El especialista reconoce un escape Omega por su pulido perfecto, ya que esta pieza capital debe ser infinitamente precisa. Montaje y regulación. Los mejores técnicos de Omega vigilan el montaje. Su habilidad es asombrosa, incluso en Sutza en donde esta cualidad es cosa corriente. El aceite utilizado para un Omega está tan refinado que un litro cuesta unos 2.000 Fr. s- No hay que sorprenderse si la regulación es una de las operaciones más costosas. Por ejemplo, el cronómetro Constellation es regulado en las 5 posiciones que Rubíes y pivotes son seleccionados por Omega con una minuciosa atención. El pulido de los pivotes tiene que ser perfecto y el juego permi- OMEGA OMEGA SE HA GANADO LA CONFIANZA DEL MUNDO O