Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 16 DE SEPTIEMBRE DE 1965. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 71. ESTRENO DE UN PARAGUAS BAJO LA LLUVIA EN EL TEATRO DE LA COMEDIA operación de centrar una comecüa de este tipo. Junto a Gracifca Morales luce muy bien Mabel Karr. contrafigura de la protagonista, siempre de ingrato texto, siempre condenada al fracaso. Hay una comicidad de factura muy actual y eficientísima: la de Alfredo Landa. Y una pareja de efectos medidos y seguros- -Julia Caba Alba, Antonio Vico- -enmarca la juvenil oleada, con su riguroso e indiscutible oficio. Graciosos los decorados y figurines de Martín Zerolo. Amplio, suelto, claro el movimiento general. El público anduvo entre las lindes de la risa y la sonrisa. Si este era el objetivo de Ruiz Iriarte, su objetivo está alcanzado. -Enrique LLGVET. Autocrítica de La caza de la extranjera Acerca de su obra La casa de la extranjera aue esta noche se estrena en el teatro Arlequín. Alfonso Paso escribe: Antonio Vico, Julia Caba Alba, Gracita Morales, Alfredo Landa y Mabel Karr, intérpretes de Un paraguas. bajo la lluvia Teatro: Comedia. Título: Un pa- ticulación, tonos y emisiones de voz de raguas bajo la lluvia Autor y direc- la actriz están aquí en su sitio. Será ditor: Víctor Ruiz Marte. Decorador fícil, dada la peculiaridad y solidez de y figurinista: Martín Zerolo. Intérestos efectos, que Gracita Morales se ajuspretes: Gracita Morales, Julia Caba te ella a los personajes. Los autores deAlba, Mabel Karr, Alfredo Landa y berán escribir para esta fuerza viva de la Antonio Vico. escena, cuya comicidad- -y, en determina Un paraguas bajo la lluvia es un das circunstancias, patetismo- -es indiscuactriz por encajar sonrosado y juguetón esquema cíe ballet tible. El esfuerzo de lapuede ir más allá personajes no Él tono humorístico, burlón y, en muchas cuatro límites de su personalidad. Ya es ocasiones, tierno convierte a los personajes de los en marionetillas encargadas de represen- un record verla afrontar la dilatada tar los sentimientos habituales a los tipos, de más entidad, de la comedia clásica. Incluso la simetría de las situaciones- -Gracita Morales, Mabel Karr y Alfredo Landa, representan cuatro variantes de las mismas figuras- incluso el efecto de EN TORREJÓN DE ARDOZ paralelismo pertenece al mussetiano tapiz: ligereza en la intriga, ironía en el INDUSTRIALES: En Carretera General, color, destino sonriente, final conocido, inmejorable emplazamiento, 89.000 pies, a 34 pesetas. sentimientos respetados. Este teatro, libre, fácil, juguetón, diri- 260.000 pies, con 325 metros de fachada a Carretera General, a 26 pesetas. gido directamente al espectador, se valora Se podría fraccionar. Facilidades, por su desenfado en la utilización de las normas teatrales y por la calidad de sus Disponemos de muchos más. pequeñas notaciones. Es un teatro en que Visite nuestra exposición. el ritmo es importante. Y, en el caso de Un paraguas bajo la lluvia un teatro ARENAS- Goya, 117 255 28 87 muy escrito en que el efecto humorístico siempre queda frenado por el respeto a las características ctl personaje dibujado. Ruiz Triarte, dentro del área en que ser oye su solo de violan, intenta una visión acuarelada de algunas costumbres casi eternas. Todo lo que se cuenta puede ser verdad. La comedia ligera- -o ligerísima- -puede contemplar verdades comunes aunque las encarne en seres superficiales. Este sistema dramático conviene DOBLE mucho a Ruiz Iriarte. El mecanismo de UTILIDAD los sucesivos sketches el aire casi de farsa de Un paraguas bajo la lluvia la discreta preocupación sicológica, el efecto relojero de la repetición de los comportaEl pequeño transporte... mientos, son unas cuerdas muy flojas y Las vacaciones... de peligrosidad conocida. Pero el buen gusto, la exuberancia verbal y el sonLas excursiones... riente punto de vista disminuyen el riesEl viaje... go, y, en cierta manera, literaturizan el vandevüle Trabajo, pues, para los intérpretes. Si el arte del comediante no se basa en la identificación sino en la representación entonces aciertan los intérpretes de Ruiz Iriarte, a quienes el propio autor. en funciones de director, ha marcado los papeles buscando la claridad da exposición XS- sa y encarnación. Como la obra parece hecha FACILIDADES DE PACO a ía medida de Gracita Morales la ges- ¡SOLARES! La caza de la extranjera es, por encima de otro propósito, una obra para reír. Para reír, por cierto, sin contemplaciones. No diré yo que se queda sólo en eso. Hay una par de sugestiones con cierta entidad dentro de mi pieza. El hombre español tiene una mítica admiración por la mujer extranjera. Piensa erradamente que es fácil, divertida y que no trae complicaciones. No hay tal cosa, claro. Pero desde que se apaciguó la xenofobia de nuestra guerra de independencia el varón ibérico acude a los trucos más increíbles, tragicómicos y aparatosos con tal de tener una aventura con una extranjera. Mas, al propio tiempo, en esa febril pretensión, ¿sabe el hombre detrás de quién va? No hay nada que se oponga a que una extranjera robe, asesine o estafe. El pobrecito varón hispánico, siempre sediento de aventuras, puede verse metido en líos increíbles y terroríficos. Sobre ambos extremos está construida La caza de la extranjiera una de las muchas obras que, sobre tema tan amplio, pueden escribirse. Cada autor tiene arranques de comedia que le atraen singularmente. Desde hace mucho tiempo me atrae y me divierte ese instante en que el hombre pasa de ser López a ser Rodríguez, de ser un casado formal a ser un marido veraniego, que manda a la mujer de vacaciones y se enfrenta con el panorama estival de una ciudad llena de hermosas turistas. No es la primera vez ni será la última que comienzo así una obra. Luego la situación manda y voy por otros caminos. No se enfaden conmigo si estreno con tanta frecuencia. No siempre es por gusto mío. Yo sé que a mucho señor que me quiere bien mis múltiples estrenos le hacen temblar. Este muchacho... va a caer enfermo ¡Inútil prejuicio! ¡Vano a priori Ante una. obra, sólo la obra. El autor es secundario y cuanto hace no viene a cuento. Se ve una obra. Nos gusta más o menos y eso es todo. Lo demás es ganas de exagerar. ¿No les parece? Sin contar con que no me cabe en la cabeza que mi fecundidad produzca alarma o tristeza. Una estupenda interpretación avala mi pieza. Margot Cottens, deliciosa. Alfonso del Real y Valeriano Andrés, graciosos y formidables. Junto a los tres, Pilar Bienert, Nora Romo y Luisa Fernanda Gaona. Y en el bando masculino Eugenio Navarro, Ciurana y José María Navarro. Todos inteligentes, artistas y eficaces. ¡Muchas gracias desde aquí! -Alfonso PASO. ESPAKA EN LA BIENAL DE VENE CÍA La compañía Lope de Vega, de la que es director José Tamayo, va a concurrir por segunda vez al prestigioso festival italiano. La primera vez lo hizo en septiembre de 1962 con Fuenteovejuna en conmemoración del centenario de Lope, y Divinas palabras de Valle- Inclán. En el teatro de La Penice, dentro de la intensidad de las manifestaciones artísticas de la Bienal, el teatro español volverá a tener un sitio preferente con La celestina la famosa tragicomedia de Calixto y Melibea, de Fernando de Rojas, en versión de Alejandro Casona. Las representaciones tendrán lugar en el teatro de La Felinca los días 22 (en función dedicada a la Prensa italiana y corresoonsales extranjeros) 23 y 24 de septiembre para el público. En este Festival participan Japón, con