Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 11 DE MAYO DE 1985. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 63 EXTRAORDINARIA OLA Treinta y nueve grados en Córdoba y treinta y ocho en Sevilla Desde el sábado el calor h a ido en aumento y la ola de intenso calor que padecemos h a alcanzado el pasado fin de semana caracteres realmente extraordinarios, ya que en estos tres días pasados las máximas se han sostenido en cada punto de la Península entre 10 y 14 grados por encima de las extremas termométricas medías de mayo, pese a encontrarnos aún en la primera decena del mes. En algunos lugares, incluso, se igualaron o superaron las máximas absolutas registradas en los treinta años últimos. Tal en Guadalajara, donde los 36 grados registrados ahora remontan en tres enteros los 33 dados como máxima, más alta de mayo; Cuenca, con 31 frente a 29, y Córdoba, cuyos 39 grados registrados ayer igualan la máxima absoluta del último treintenio (En Valencia y Cádiz, los 33 de ahora quedan tan sólo a un grado por debajo de los 34 considerados como máxima absoluta del mes. Las temperaturas máximas de estos días de 10 a 14 grados por encima de las máximas medias de mayo, como hemos señalado antes- -fueron inferiores, generalmente, en tres a cinco enteros a las máximas absolutas registradas en los treinta años últimos, con excepción de los lugares citados más arriba, donde los superaron en la cuantía indicada. Estas temperaturas de ahora han sido, dentro ás la tónica alta común a todo el país, excepcionalmente elevadas en Córdoba, donde el termómetro de máxima h a señalado hasta 39 grados; en Sevilla, con 38, y en Guadalajara y Badajoz, con 36. Capitales estas cuatro donde la temperatura del aire rebasó considerablemente, o igualó al menos, a la del cuerpo humano, el cual no tuvo otra defensa frente al agobiante calor que abrir los poros de la piel y acentuar la transpiración, bañándolo del sudor que al evaporarse robaba calor al cuerpo y lo refrigeraba. En segundo lugar aparecen Huelva y Jerez de la Frontera, con 35 grados; Pontevedra, Cáceres, Tortosa, Játiva, Murcia y Granada, con 34; Finisterre, Vigo, Ponfe ¡rarta, Zaragoza, Lérida, Valencia, Jaén y Cádiz, c n 33, y Santiago de Compostela, Orense, Burgos, Madrid, Toledo, Ciudad Real, Albacete, Logroño y Alicante, con 32. Por último, debemos citar a León, Zamora, Salamanca, Cuenca y Huesca, con 31 grados de máxima; Valladolid, Soria, Gerona, Málaga y Almería, con 30; Lugo, Segovia y Pamplona, con 29, y Avila con 28. En toda esta amplia relación puede observarse cómo el calor no h a mantenido la distribución gradual acostumbrada y los valores altos los registraron indistintamente las poblaciones tradicionalmente frías de la msseta inferior y las normalmente cálidas del Sur. Esto ha sido debido a que el calor se h a originado in sita sobre las abiertas mesetas calcinadas por el sol y cubiertas por un anticiclón de aire extremadamsníe cálido y seco que gravita sobre la Península, cuyas temperaturas altas están agotando el escaso contenido de humedad del suelo y acentuando el grave problema existente en los campos. Esperemos que esta ola de intenso calor acabe pronto en una situación de tormentas- -el final no puede ser otro- -que generalmente susle presentarse por los días de San Isidro, en cuya semana estamos; tormentas de calor que al principio se r e solverán en vrénto por falta fle humedad. José SANCHE 2 EGEA. CORONACIÓN CANÓNICA DE LA VIRGEN DE LOS DOLORES, EN CÓRDOBA En representación del Jefe del Estado, presidió el ministro secretario general del Movimiento DOÑA CARMEN POLO DE FRANCO VISITA CENTROS RELIGIOSOS, DOCENTES Y SOCIALES DE CÁCERES Córdoba 9. En lo religioso, la fectia del g de mayo de 1965 ha sido para la historia de Córdoba jornada memorable, pites los hijos de esta ciudad, fervorosos devotos mañanes, han visto cumplido un gran anhelo: la coronación canónica de la Santísima Virgen de los Dolores, acto que, dentro de la mayor solemnidad litúrgica y popular, se ha celebrado esta mañana en la gran avenid de Vattellano. A las nueve y media se puso en maicha. en la Catedral, la magna procesión, encabezada por los batidores a caballo de la Policía Municipal. Seguían las cruces catedralicias y parroquiales; órdenes religiosas, curas párrocos, seminaristas; cabildo de la Catedral, presidido por el obispo de la diócesis, monseñor Fernández Conde; ministro secretario gerifral del Movimiento, don José Solís Ruiz, que ostentaba la representación del Jefe del Estado; gobernador civil, don Prudencio Landín Carrasco, e invitados de honor, entre los que figuraba el subsecretario del Ministerio de Información y Turismo, que re, h dentaba al ministro de dicho Departamento, señor Fraga Iribarne; el gobernador civil de Oviedo, don José Manuel Maten de Ros; el director general de Previsión, don Rafael Cabello de Alba, y otras destacadas personalidades. A continuación marcliaba el paso procesional de Nuestra Señora de los Dolores, rebosante de claveles blancos Lucía el nuevo manto azul bordado en oro, y en su mano izquierda, el artístico pañuelo ejecutado y ofrecido por las alumnos de la barriada obrera de Electro Mecánicas. Detrás marchaba la Junta Rectora de Alféreces Provisionales, Juntas de Gobierno del Colegio de Procuradores y de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores (en ella figuraba don Ricardo Zubiría, hermano mayor de la Virgen de la Esperanza (Macarena) de Sevilla) representaciones militares; ConsejoProzincial del Morirme tito, y todos los alcaldes y jefes locales de la provincia, Diputación Provincial; Ayuntamiento... Acompañaban al cardenal de Sevilla, don José María Bueno Monrea el obispo de Jaén, doctor Romero Meuqíbar, y el auxiliar de Sevilla, monseñor Cirarda. La procesión salto por la Puerta del Perdón, de la Catedral, para seguir por Cardenal Herrero, Amador de los Ríos, avenida del Doctor Fleming a la glorieta de los Alféreces Provisionales. Un inmenso gentío llenaba el itinerario, como, asimismo, la amplia calzada de la avenida de Va lelíano, en la que el Municipio había colocado silla para los fieles. La organización del acto fue perfecta. La llegada de la Virgen de los Dolores a la tribuna- altar fue apoteósica. Millares y millares de gargantas la vitorearon v las manos se deshacían en aplausos. A las dics de la mañana comenzó la misa toncelsbrada ante la imagen de Nuestra Señora da los Dolores, que ofició el doctor nuevo onreal. Las explicaciones del Santo Sniriíiao fueron dadas por micrófono por el m ino general de la Diócesis, don Juan Jurado Ruis. Pronunció la homilía el cardenal arzobispo de Sevilla. El alcalde, señoi Gustnán Reina, padrino de la Coronai i n lexó el ofrecimiento. El obispo de Córdoba a continuación, dio lectura a un metua ¡e de Su Santidad Pablo VI. Tras la bendición de la corona, el doctor Bueno Monireal la colocó en las sienes de la Doloroso. En ese momento, las bandas interpretaren el Himno Nacional, y se dio sueña a centenares de palomas, mientras que las campanas de todos los templos cordobeses eran lanzadas al vuelo. Finalmente, el pueblo cantó la Salve y se hizo una ofrenda de flores a la Virgen, que en imponente manifestación popular retornó a la iglesia hospital de San Jacinto. Al paso de la Virgen cor nada se sucedían los vítores y los aplausos, y la lluvia de flores era constante. El prelado cordobés, conjuntamente con el hermano mayor de Nuestra Señora de los Dolores, don Fernando Fernández de Córdova y Martel, siguió a la Virgen hasta la plaza de Capuchinos, que se hallaba abarrotada de fieles. El prelado cordobés, gran devoto de la Dolorosa, antes de retirarse al palacio episcopal, desde el tablado de la iglesia de San Jacinto, rezó una Salve a la Virgen, a la que vitoreó tres veces, mien- CORTACESPEDES FABRICACIÓN SUFCA Eí cortacésped ideal para la conservación de su césped Herramientas cara jardinería DISTRIBUIDOR EXCLUSIVO S M I T O I L A 0 A S. A. Ü i SR S N Paseo San Juan, 12 BARCELOKA- 10 Arrieta, 14- MADRIO- 13 aa 8 m i Maaatmife i 3 g gB ESTANTERÍAS CON modulados, en tubo cu? USZA ki ISSEKCADQ SUS KGDElt, 1965 anaqueles metalices y ahora son pusríss, si üd. ¡o desea. 5 25 61 49 41 pJ. r. cha Tifn 12 76 04 33