Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M A R T E S 20 DE ABRIL BE 1985. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 84. tan curiosa esta revisión da La sirena ra: María Fernanda D Ocon. La actriz es focal- -la enseñanza de Jardiel- -es reñía varada Ligera de pensamiento, delgadi- moderna en sus pudores y moderna en ble, Alonso Millán exaspera hasta el dispana da poesía dramática, pasadilla de poe- su cuadro expresivo. Las exteriorizaciones rate. Como el espectador presiona, Alonso sía lírica, con balbuceos y forzamientos de de un mundo interior constantemente alu- Miíián desbarra. Da pena ver esto en un estructura, despegada de patetismo, esta dido, la forma expeditiva y sólida de esta- hombre joven, con la sensibilidad viva, ue primera comedia es célula viva de toda o blecer su relación con Ricardo, la senci- basca con sinceridad en la mismísima calle, casi toda la posterior encarnadura y ga- lla ejecución de sus relámpagos de emoti- pero cree, posiblemente, qus ese documenrra del autor. Autor sabio que, indudableacongojante, una tal queda mucha mejor pisando el acelemente, contempló su propia obra con ojos vidad, el dolor seco y gran economía de rador, arrepistando el relato y convirtienuna lucidos y rectificó, con un golpe suave, dicciónyimpecable, de registros templadísi- do tres apuntes de la realidad en dos horas el peligro mayor de este teatro: el desasi- gestos una voz de simpática travesura. miento. En toda la obra posterior de Ca- mos, hacen de la joven actriz la heroína Desmayado de texto, rutinario de direcsona se va acentuando la nota patética en de la noche. Tras ella hay que situar a ción y tibio de interpretación es el acto busca de una cierta ejemplaridad. La si- Roberto Font, al sencillo, humilde y emo- primero. El segundo es brillante de autor, rena varada es de una poesía remota, ex- cionante Roberto Font, de rabiosa y estre- vivo de invención interpretativa, cálido de cepcional, casi inhumana. Una poesía que mecedora sinceridad. Y, en un papel muy ritmo. Está dirtsido con maestría y es un ha envejecido en treinta años muchísimo difícil, a Carlos Estrada. Difícil por los testimonio de algo que casi se había olmás que los valores meramente teatra- desgarrones del personaje. Difícil por sus les de la comedia. El autor supo, proba- pocos actos resolutivos. Difícil por la desblemente desde la noche del estreno, que igualdad dramática de sus relaciones con el riesgo técnico de La sirena... era su Sirena o Don Florín. Carlos Estrada lo dedesecación en el duro y soleado varadero fendió bien, y mejor aún en los tonos bajos de los años. que en los altos. Interesante, además, la revisión, por la El público de Casona experiencia de verla encarada por unos ac- por la noche- -tos mutis aplaudió- -el lunes de tores de 1965. Estos actores, curiosamente, da, Font, Porcel y Merino. María FernanAplaudió con forman dos grupos de manera distinta, y ardor al término de la primera parte y eso le va bien a la obra: un grupo tradi- prorrumpió en vítores y bravos al terminar cional -el seguro Dafauce, el directo Porcsl y el tiernísimo Roberto Font- -y un gru- la obra. El autor recibió, entre sus intérprepo moderno la luminosa María Fernan- tes, una larguísima ovación. El fondo de da IfOcon y el sobrio Carlos Estrada. Se- esta gran retrospectiva de la obra teatral gura, Canal y Merino tienen personajes de Alejandro Casona ha tocado a sus más opacos y apenas se les exige algo más leales con la misma fuerza y brillantez Qtie presencia. que en sus producciones más recientes. La sirena tuvo una actriz de bande- E. Ll. Teatro: Reina Victoria. Título: Mayores con reparos Autor: Juan José Alonso Mülán. Decorador: Santiago Ontañón. Director Fernando Fernán Gómez. Intérpretes: Analía Gadé y Fernando Fernán Gómez. Juan José Alonso Millán anda siguiendo los pasos de Miguel Mitrara. Su temática se parece, su diálogo tiene ecos su técnica exploratoria está hecha como la de M. M. primeros planos súbitos hasta descubrir el lado inerme de los personajes y utilización de ese método con un soterrado pero firme cariño. Mayores con reparos no es una comedia unitaria, sino un espectáculo que sirve de pretexto para el lucimiento de Analía Gadé y Fernando Fernán Gómez. De paso, Alonso Millán se permite indagar un poco en el comportamiento de la relación social señor juerguista- señorita de cabaret Con todo esto se pueden hacer estudios castizos o estudios dramáticos Juan José Alonso Millán, dialoguista directo y desembarazado, constructor habilidoso, humorista un poco rudo y facüón, Alonso Millán- -el más brillante de nuestros jóvenes conformistas -prefiere el tono castizo sobre el que proyecta aún cierta mordaci- dad. Aún por la sencilla razón de que sus antiguas farsas esperpéntieas parecen Analía Gadé y Fernando Fernán Gómez, ir difumüiándose y convirtiéndose en pin- intérpretes, y Juan. José Alonso Millán, autoresquismo banal. Su censo de personajes tor de Mayores con reparos estrenada tofiavía se compone de personajes de bueen el teatro Reina Victoria. na acentuación crítica y poética, pero ya el ingenio verbal, la sorpresa del lance, viciado: la estupenda condición de actor el episodismo circunstancial van abru- cómico de Fernán Gómez. El tercer acto mando el vi or y la entereza de las figu- vuelve a perderse un poco en la incertiras. Es lástima. Alonso Millán sigue sien- dumbre del relato. Analía Gadé y Fernando gracioso; lo seguirá siendo, puede, in- do Fernán Gómez batallan con grandísicluso, que cada vez más. Pero su comer- mo encanto y oficio. Apoyan con fuerza cialización en cambio, es entristecedora. en los tornillos humorísticos y hacen reír Como el uso del tópico en el teatro es que la tarde un hallazgo- -la lección de Tono- Alonso más lunessonreír. En la sesión de vivos al del oyeron muy Millán abusa inmoderadamente de ese jue- acabar cada acto. aplausos merecido preEran el go on las palabras. Como la desorbitaclón mio a su honrada artesanía. -E. Ll. Teatro: Cómico. Título: Caminos de Damasco Autor: Emilio Canda. Decorador: Sigfredo Burrnann. Principales intérpretes: Andrés Mej uto y José Luis Pelli. cena. Comedia dramática no es calificación correcta. Caminos de Damasco es un melodrama de lenguaje ampuloso y convencional, actualizado por ciertas referencias imprecisas a las actividades filosóficas de un joven sacerdote- -digo imprecisas porque racionalismo, volterianismo y existeneialismo se envuelven en un solo paquete- cuyas dudas son confrontadas con tres cotorras del más viejo trapío cómico, una joveneita incandescente, un anciano párroco de fe enteriza, una atea que se convierte, dos fallecimientos oportunos, un imberbe y nervioso coadjutor, una monja que regresa al Congo y algunos alicientes más. Como si párroco dice- -y nadie se lo refutará- al fin y al caAndrés M e j u t o 6o tos sacerdotes Ana María Méndez también son hombres. y J o s é Luis Pe- Por lo tanto, el señor llicena Canda somete a cierta presión a su buen y descarriado filósofo, en quien va produciendo erosiones el inesperado te quiero con toda mi alma de la jovencita- -aunque es tarde, habría sido conveniente la lectura de Pepita Jiménez- la genera- CÓMCO: CAMINOS DE DAMASCO lización pasional del villorrio- todas 1 las chicas están enamoradas de don Víctor- la defensa pudorosa del hambre de las de Osorio las ráfagas de locura erótica; la decisión de sor Mariana, que regresa a la Misión, a pesar de que las ha pasado negras con tos negros y otras lindezas por el estilo. No figura director alguno en los programas y, posiblemente, no lo había en el es- j or no poder atenderla, tienda, amplio sótano, poca renta. Horas comercio: Ramos Carrión, 5. para construir en régimen de comunidad, con opción a planta baja. Escribid: Núas. 1535- Fublieitas Apartado 911- MADRID 480 m 2 Lope de Rueda, 17 Venderán sus pisos más ventajosa y cómodamente a t r a v é s de EXCLUSIVAS KAMIBO. i ¡Compruébenlo! Goya, 58. vencimientos hasta 12 meses. Teléfono 2488263. OiPRiEZCO magníficos hoteles primera categoría Madrid, Bsnidorm, Torremolinos, Alicante. TODOS inversiones seguras, remunsrativias, comprobables. Sr. USEKA- Hermosüla, 81- Taráts